27/07/2021

Los propietarios de las lenguas

3 min
Pablo Casado en una imagen de archivo

El comienzo de El Principito (Er Prinzipito, en lengua andaluza) traducido por Juan Porras dice así: "Le pío perdón a loh niñoh por mo d’abel-le dedikao ehte libro a una perzona mayó. Tengo una ehkuza zeria: ehta perzona mayó eh er mehón amigo ke tengo en er mundo. Tengo otra ehkuza: ehta perzona mayó eh ehkapá’e komprendel-lo to, inkluzo loh libroh pa niñoh. Tengo una terzera ehkuza: ehta perzona mayó bibe en Franzia, enonde bibe ehmayaíta i arrezía. En berdá ke nehita de zè konzolá. Zi to lah ehkuzah ehtah no zirbieran, tambié pueo dedikal-le ehte libro ar niño k’er delante abía zío ehta perzona mayó. To loh mayoreh an zío mah anteh niñoh (anke pokiyoh d’eyoh z’akuerdan). Azín ke bia korrehì mi dedikatoria: ar Léon Werth d’en kuando era un zagaliyo".

Si también quieren ensanchar sus conocimientos en lengua murciana: "A too correr turbio vi’a ponel aquí mesmico unos señalos (enlaces) e sitios der Interner ande se puean jipar obricas lliterarias ascrebías en llengua murciana u en panocho, u en habla murciana curta, que tamién l’ai. Punchen, si se pué, en lo ascribío en debajo, u copien las lletras pa pegallas".

Nota dell utor: s’intentará artualizar tuisco lo que sea mester esta paginica, poniéndole munchas más añadiuras. No vi’a dar denguna repalandoria cabe lo que tién aentro las ojas mentás, poique si lo aciera las ejaría sin su ese; avrígüenlo ostés mijor".

Un bonito texto costumbrista en idioma extremeño: "Poj mira Ludia ci te baga ala tarde badamicada, polque mandicho ca 1a tarde ay bayle en el cadino, y a mi no me jade gracia que baya aezoj baylej la mi Anicacia pol que ezoj baylej dagarroj paece que loj mozoj laj Ileban abrazaj alasj mozaj y no jaden maj que illaj contando tuytaj laj zartaj del ejpinado, y mira ami no mejido farta il aloj cadino pa cadalme con un buen mozo, y rico, poj noce cijuera la mi muchacha menuo zarmorejo me la jadian, aciej que badami cada ici ella quiere il no la dejej tu que baja. Mijte que demonio de baylej!"

Un bello ejemplo del idioma canario: "Pues si jase cuenta bien, con las que cobran de la guagua que son unas cuarenta o cincuenta diarias... Jaga usté cuenta. Poco le falta, ¿o no? Por eso le digo que usté me ha cogío como una ganga, pa lo cara que están, porque yo soy una mujé trabajadora y buena, y honrá de manos, eso sí. Dinguna me gana en mi trabajo porque jablo poco, ¿sabe? Y no como yo conosco a una que dise que se pega a la radio tóo el día y no jase sino media hora de limpiesa, ¡sinvergüensa!, como engañan a las señoras, pero jay gente pa tóo."

El año 1955 Cela publicó La catira, gracias a una subvención astronómica del general Pérez Jiménez. Está escrita en idioma venezolano: "¡A besototes te he e reventá, negra, pa que te recuerdes del santarriteño pa tóa la vía...! A besototes te he e comé, negra, pa que cargues mi jierro en mitá e la cara, ¿sabes?, que ya no tas cachilapa, negra...!" Al sud de Veneçuela es parla l'idioma argentí, tan conegut gràcies a tangos com Margot: "Desde lejos se te juna, pelandruna abacanada / Que naciste en la miseria de un cuartucho de arrabal..."

Pablo Casado tiene razón. En las Baleares se habla el ibicenco, el menorquín, etc. En España se habla el andaluz, el extremeño, el burgalés, etc. De acuerdo con su lógica, el castellano no existe: es el invento de un tal Nebrija. El alemán tampoco: se lo sacó de la manga Lutero al traducir la Biblia. El catalán menos: sale de la obsesión de un ingeniero muy enjuto que se llamaba Pompeu. La ciencia solo es un conjunto de prejuicios de hombres blancos heterosexuales cisgénero con el cabello blanco. Las lenguas también: esto lo sabemos todes, y entre todes las podemos cambiar cuando y como nos apetezca. Es el efecto L'Oréal: porque yo lo valgo. Me parece muy bien, pero una vez abierta esta puerta entonces todo es posible, incluso las teorías del irrisorio filólogo analfabeto Casado. Si yo me invento una palabra o estigmatizo el uso de otra porque no me gusta, tarde o temprano alguien hará lo mismo en sentido contrario. Se referirá al idioma formenterano, por ejemplo. Como todo es relativo y performativo, si yo sostengo que no hablo catalán sino kutulú, ¿quién me lo puede impedir? ¡Me sentiría ofendido y lo denunciaría! Qué lo sepan todes y tomen notes.

Creerse el propietario de un idioma, sea el que sea, tiene consecuencias inesperadas, ya lo ven. Y esto solo es el comienzo: esta condescendencia derivada de la pereza, pero también de un cierto temor a la delación, hará el resto. En kutulú, a los hipopótamos los llamamos palanganas. ¿Algún problema?

stats