Política 18/05/2021

Aragonès se despide del consejo ejecutivo antes de ser investido 'president'

Budó da su última rueda de prensa como portavoz y desea "suerte y aciertos" al líder de Esquerra

4 min
Pere Aragonès en el último consejo ejecutivo como vicepresidente

Pere Aragonès ha presidido este martes por última vez el consejo ejecutivo de la Generalitat desde el cargo de vicepresidente. A partir de la semana que viene, cuando vuelva a entrar en una reunión del Govern, lo hará probablemente como 132º president de la Generalitat a raíz del acuerdo escenificado ayer entre ERC y JxCat. En el último encuentro del ejecutivo en funciones, Aragonès se ha despedido de los consellers de la anterior legislatura y les ha agradecido el trabajo hecho, a pesar de las turbulencias que han acompañado todo el mandato.

Ha sido una legislatura "compleja", según ha reconocido la propia portavoz, Meritxell Budó, en rueda de prensa. "Ha habido desde incendios, explosiones en plantas químicas, nevadas, inundaciones [...] hasta una pandemia, una sentencia por el 1-O en octubre de 2019, una inhabilitación del president, la gobernabilidad, etc.", ha relatado.

No ha explicitado, sin embargo, si Aragonès ha hecho referencia dentro del consejo ejecutivo a las tensiones entre los socios de gobierno y si aspira a desvanecerlas durante su mandato como president. En el acuerdo entre Esquerra y Junts, tal como avanzó el ARA, se incorporan mecanismos de coordinación para evitar crisis de gobierno. La idea es hacer un seguimiento exhaustivo del acuerdo de coalición y establecer mecanismos para garantizar el contacto permanente entre los miembros del Govern, los partidos y el Parlament para resolver los problemas. Y también hay un compromiso para mantener un relato comunicativo común, que no ha existido en el anterior mandato.

La última legislatura ha estado, sin duda, llena de turbulencias no solo por lo que ha pasado sino también por las diferentes estrategias que han defendido Junts y Esquerra. No solo en términos del Procés, sino que también han trascendido las diferencias en la gestión de la pandemia a lo largo del último año.

El 'conseller' Miquel Sàmper y la portavoz, Meritxell Budó, a la entrada del consejo ejecutivo.

Si Aragonès se ha despedido de los consellers, Budó lo ha hecho de los medios de comunicación de la sala de prensa del Palau de la Generalitat. Ha dicho adiós al atril después del acuerdo por el reparto del Govern al que llegaron el fin de semana Aragonès y el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, puesto que la figura de portavoz del ejecutivo corresponderá a partir de ahora a Esquerra.

"Agradezco el seguimiento exhaustivo que han hecho del Govern [...]. Siempre han estado a punto para poder trasladar a la ciudadanía la información" del ejecutivo, ha dicho, y ha deseado "suerte y aciertos" al futuro president Aragonès. "Nos volveremos a encontrar en otras circunstancias, pero seguro que no en este atril", ha confesado Budó, a pesar de que ha dicho que está "a disposición de su partido" para seguir en algún lugar del consejo ejecutivo.

Los 'consellers' de Esquerra Ester Capella, Teresa Jordà y Josep Bargalló a la entrada del consejo ejecutivo.

Investidura el jueves o el viernes

Budó ha dicho que "el jueves o el viernes" habrá debate de investidura en el Parlament y que cinco días después se prevé la toma de posesión del nuevo president de la Generalitat. No ha concretado, sin embargo, si la oficialización de Pere Aragonès como nuevo jefe del ejecutivo se producirá el fin de semana o no será hasta el lunes o el martes cuando se hará el acto en el Palau de la Generalitat.

"Es lo que nos pedía la ciudadanía", ha dicho sobre el pacto entre Esquerra y Junts, poniendo énfasis en que se han evitado elecciones y en que los dos socios se han acabado "entendiendo" como "mandaban las urnas". No ha entrado, sin embargo, en más valoraciones porque ha dicho que considera que no le corresponde a ella, como portavoz del ejecutivo en funciones, opinar sobre el entendimiento del futuro Govern.

Imagen del último consejo ejecutivo antes de la investidura de Pere Aragonès.

Uso de mascarillas

Sobre las medidas que tienen que ver con la pandemia, la portavoz del Govern ha enfriado la posibilidad de que caiga la obligatoriedad de llevar mascarilla al aire libre, como insinuó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Budó ha recordado que Catalunya fue la primera autonomía del Estado en hacerla obligatoria y que serán las autoridades sanitarias catalanas las que dirán si se tiene que relajar el uso de este instrumento de protección.

Acuerdos de gobierno

En cuanto a los acuerdos a los que ha llegado el consejo ejecutivo, Budó ha anunciado un nuevo aplazamiento del incremento de tarifas del impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos –una manera de incentivar la recuperación económica– y la asignación de 3,6 millones de euros a hacer efectivo el acuerdo con Endesa para condonar la deuda histórica de pobreza energética. Tal como se estableció en el acuerdo del 29 de marzo, Endesa se hace cargo de toda la deuda entre 2015 y 2018 de familias vulnerables, mientras que la Generalitat se hace cargo del 50% del pasivo contraído entre 2019 y 2020.

En el ámbito de infraestructuras también ha habido varios acuerdos: se destinarán unos 37,6 millones a la ampliación de la red tranviaria entre Glòries y Verdaguer, y se ha comprometido una inversión de 55 millones de euros para la conservación de las vías con más tráfico en el área de Barcelona, el Penedès y la Cataluña Central.

stats