Energía
Política 30/08/2022

Francia "examinará" el Midcat por la presión de España y Alemania

Sánchez y Scholz coinciden en apostar por el gasoducto del Pirineo y el Elíseo se abre a estudiar la propuesta

4 min
El presidente español, Pedro Sánchez, y el canciller alemán, Olaf Scholz, al palacio de Meseberg

MadridPedro Sánchez y Olaf Scholz han exhibido entendimiento en una solución a largo plazo para dejar de depender del gas ruso: el Midcat, un gasoducto entre la península Ibérica y Francia que permita abastecer Europa y desatarse así del candado de Vladímir Putin. Del "chantaje energético" del líder del Kremlin, en palabras del presidente español. El proyecto del Midcat cuenta con la oposición del gobierno de Emmanuel Macron y los dos dirigentes socialdemócratas han evitado enviar ningún mensaje explícito a Francia, si bien la "visión compartida" que Sánchez ha agradecido a Scholz ya es en sí mismo un elemento de presión. Y el Elíseo se ha sentido interpelado. El ministro francés de Economía, Bruno le Maire, ha aseverado que estudiará la propuesta. "España y Alemania son socios muy próximos de Francia, de forma que cuando hacen una propuesta, la examinamos", ha afirmado.

Este martes el canciller alemán ha querido contar con la presencia del presidente español en el palacio de Meseberg, a 70 kilómetros de Berlín, donde ha reunido a su gabinete para abordar la estrategia de seguridad nacional, marcada por las consecuencias de la guerra en Ucrania. Esta tarde, además, tendrán un encuentro bilateral en el cual profundizarán sobre la situación del mercado eléctrico europeo. Con todo, Sánchez ha querido dejar claro que la escalada de precios y asegurar el suministro energético es hoy por hoy la principal amenaza en materia de seguridad nacional.

"Las interconexiones energéticas de la Península con Europa están por debajo del 3%. Agradezco la visión compartida del canciller para acelerarlas, pero si no se hace con el ritmo adecuado también se traza otra posibilidad que es la interconexión entre la Península e Italia", ha dicho Sánchez. El jefe del ejecutivo español ha subrayado la predisposición de España para colaborar con los países que más necesitan desprenderse de Rusia, como Alemania, y ha lamentado que se estén infrautilizando las capacidades regasificadoras de España a consecuencia del "cuello de botella". Scholz ha coincidido que está "totalmente de acuerdo" con interconexiones como la del Midcat en la red europea y aprovechar todas las "capacidades de producción" posibles.

Lejos de apostar por el Midcat, Macron visitó hace unos días Argelia, tal como había hecho también el italiano Mario Draghi, en busca de alternativas energéticas. España, en cambio, atraviesa un camino tortuoso en sus relaciones con el país norteafricano por culpa de su cambio de posición respecto al Sáhara Occidental para reconducir la crisis diplomática con Marruecos. "Me encantaría ser yo quien visitara Argelia", ha respondido Sánchez cuando le han preguntado a él y a Scholz si tenían previsto algún encuentro con Argel para abordar la crisis energética. Argelia era el principal suministrador de gas en España, pero la tendencia ha dado un giro.

El encuentro entre los dos líderes socialdemócratas llega el día siguiente que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, abriera la puerta a una reforma del mercado eléctrico que el gobierno español hace meses que defiende. "Nos congratulamos de la propuesta", ha celebrado este martes la portavoz de la Moncloa, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros, que ha enaltecido la excepción ibérica del tope del gas . En el gobierno español hay la sensación de que sus propuestas acaban calando en Bruselas, aunque más tarde de lo que querría.

Sánchez acepta el cara a cara con Feijóo

A pesar de que Rodríguez no lo ha vinculado, el anuncio de Von der Leyen ha coincidido con un cambio de opinión de la Moncloa respecto a la invitación que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, hizo a Sánchez: un debate en el Senado sobre la situación económica y social que se espera para el otoño y qué respuesta se da a la crisis energética. En un principio, el PSOE enfrió el lunes este escenario, pero finalmente el gobierno español ha pedido la comparecencia del presidente. Probablemente, será el próximo martes por la tarde. Rodríguez ha asegurado que la intención es que el debate sea "sereno, propositivo y constructivo".

La formación conservadora no se ha mostrado satisfecha con el movimiento de la Moncloa y fuentes del partido han dicho que Sánchez "tiene tiempo de rectificar y comparecer para hablar de las incertidumbres económicas y sociales que afectan el país, y no solo de energía". "Evidencia su falta de interés a debatir con Feijóo de política general", se ha quejado el PP, en una interpretación rápidamente rebatida desde el gobierno español, que subraya que la solicitud de comparecencia incluye un debate sobre el contexto económico y social en que se enmarca el plan de ahorro energético que hay que enviar este mes a Bruselas. Durante la rueda de prensa, Rodríguez ha aprovechado la ocasión para recriminar al líder del PP el "catastrofismo" que ha dibujado en su análisis del momento y le ha pedido que trabaje para trasladar "tranquilidad" a la ciudadanía.

stats