Catalangate
Política 10/06/2022

El juez del Catalangate insiste en que no ve "ninguna base" para investigar a NSO

El magistrado rechaza acumular todas las querellas por el espionaje a políticos, activistas y abogados que quedan fragmentadas en los juzgados

3 min
Los afectados por el espionaje masivo de Pegasus en una concentración en Barcelona

BarcelonaParecía que el juzgado de instrucción 32 de Barcelona estaba llamado a ser el centro neurálgico de la investigación por el presunto espionaje masivo a políticos, abogados y activistas independentistas del Catalangate. Y más porque el juez ya había abierto hace un año y medio otra investigación por el presunto pirateo en los móviles del expresidente del Parlament y ahora conseller de Empresa, Roger Torrent, y del líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall. Pero el juzgado ya archivó esta causa provisionalmente hace unos días. Ahora también ha rechazado acumular las querellas presentadas por los miembros de la CUP y de Òmnium Cultural afectados, que han acabado fragmentadas en otros juzgados, con el riesgo de que acaben diluyéndose en el tiempo.

El magistrado argumenta que ahora mismo no hay "ninguna base fáctica o jurídica" para investigar a la empresa NSO Group, propietaria del sistema Pegasus. En su último escrito, avanzado por eldiario.es y al que también ha tenido acceso el ARA, el juez admite que hay una relación "innegable" entre el presunto espionaje a Torrent y Maragall, y el ahora denunciado por los miembros de la CUP y de Òmnium, por el hecho de que se usara el mismo sistema espía israelí para infectar sus móviles. Aun así, el magistrado considera que esta coincidencia no tiene por qué implicar que detrás del espionaje esté "la misma persona".

La resolución del juez se coge a los argumentos de la Fiscalía, que también es partidaria de no acumular todas las querellas en una misma investigación. Los dos consideran que a estas alturas no hay suficientes indicios para investigar a la empresa NSO Group por espionaje. Durante el año y medio que el magistrado ha sido investigando, el presunto pirateo a los teléfonos de Maragall y Torrent únicamente ha practicado dos pruebas: por un lado, pidió información en varios países sobre la empresa, en unas comisiones rogatorias que todavía esperan respuesta. Y, por otro, pidió los terminales de Torrent y Maragall para analizarlos, a pesar de que los dos políticos ya no los pudieron entregar porque se trataba de móviles corporativos que habían devuelto a la institución una vez acabada su etapa en el cargo y que fueron formateados.

Piden impulsar la causa

El ritmo con el que el juzgado barcelonés ha llevado la investigación -con tan solo dos diligencias ordenadas en un año y medio- contrasta con la velocidad de crucero que ha imprimido la Audiencia Nacional en la investigación por el presunto espionaje al presidente español, Pedro Sánchez, y a otros miembros de su ejecutivo. En pocas semanas, el magistrado ha enviado comisiones rogatorias, las ha ampliado, ha analizado los móviles de los afectados y ha citado a declarar a varios testigos. A la vista de esta diferencia de velocidad, los abogados de los querellados de Òmnium, la CUP y ERC han enviado escritos a los juzgados donde ahora ha acabado recayendo su querella pidiendo a los diferentes jueces que impulsen la investigación de las causas, aunque sea por separado.

En sus escritos ante los juzgados 21 y 22 de Barcelona, que ahora se encargarán de investigar por separado las querellas de Òmnium y la CUP por el Catalangate respectivamente, el abogado Benet Salellas subraya la "diferencia" de trato que se está dando a los afectados por el espionaje en los juzgados barceloneses respecto a los de Madrid. "No nos consta que nuestra ley de enjuiciamiento criminal establezca gradación entre las víctimas, ni que la tutela por un ataque tan grave a la intimidad de unos ciudadanos reciba diferente protección en función del cargo que ostente la víctima en cuestión; por lo tanto, esta diferencia de trato se encuentra en este momento totalmente injustificada", dice el abogado, que recuerda que las querellas de Òmnium y la CUP hace más de un mes que están presentadas y en este tiempo no se ha hecho nada por parte de ninguno de los juzgados que las han analizado, más allá de admitirlas a trámite.

En este sentido, tanto el abogado de Òmnium y la CUP como el de Esquerra, Andreu Van den Eynde, han pedido que los juzgados 21, 22 y 24 de Barcelona -este último es el que se encarga de la querella de los republicanos- se sumen a la expedición que el juez de la Audiencia Nacional se plantea hacer en Israel para obtener respuesta de su petición de información sobre la empresa que hay detrás de Pegasus o al menos incorpore el resultado de esta prueba a su investigación.

stats