Política 07/09/2021

El Kremlin niega los supuestos vínculos con el entorno de Puigdemont: "No es más que una mentira"

El portavoz del gobierno ruso descarta "categóricamente" una posible implicación de Moscú "en los sucesos de Catalunya"

ARA
4 min
El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en una imagen de archivo

BarcelonaAnte el extenso reportaje del New York Times sobre presuntos vínculos con Rúsia de Josep Maria Alay, jefe de la oficina del ex president Carles Puigdemont, y el abogado Gonzalo Boye, el Kremlin ha negado este martes todos los supuestos contactos con el entorno de Puigdemont. Y no solo con el ex president, sino que el gobierno ruso ha desmentido cualquier vínculo con el movimiento independentista. "No es más que una mentira", ha asegurado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en declaraciones a los medios recogidas por la agencia de noticias Sputnik.

La fuente de información del diario norteamericano son informes "de inteligencia europeos" e investigaciones de la Guardia Civil en la causa que está en el juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, pilotado por Joaquín Aguirre, conocida como la operación Volhov, que detuvo a 21 personas el octubre del año pasado, entre las cuales Alay. Las nuevas informaciones detallan que Alay viajó en 2019 en Moscú y se reunió con ex oficiales de inteligencia rusos, un nieto de un espía de la KGB y varios funcionarios del Kremlin. Alay, de hecho, confirma los encuentros, pero tanto en el New York Times como en entrevistas posteriores a la publicación del reportaje las enmarca en el contacto normal con personas en el extranjero.

El Kremlin no ha confirmado ninguna de las reuniones y ha asegurado que no tiene "constancia de estos contactos". "No sabemos hasta qué punto son fidedignas estas publicaciones", ha afirmado el portavoz del gobierno ruso. Sea como sea, el ejecutivo liderado por Vladímir Putin también ha negado "categóricamente" una posible implicación de Moscú en "los sucesos de Catalunya". Concretamente, el New York Times asegura que Alay se reunió con funcionarios que participan en la "guerra híbrida" del Kremlin contra Europa, que consiste en movimientos políticos y una estrategia de propaganda para desestabilizar a la Unión Europea.

No es la primera vez que el Kremlin ha negado que tuviera un papel en el proceso catalán, a pesar de que este martes no ha respondido con ironía. Cuando de la operación Volhov surgió la supuesta predisposición de 10.000 soldados rusos para ir a Catalunya a defender la independencia, el gobierno ruso salió del paso con sarcasmo: "La información aparecida en los medios españoles sobre la llegada de 10.000 soldados rusos a Catalunya es incompleta. Hay que añadir dos ceros más", publicó la cuenta oficial de Twitter de la embajada rusa en España. "Las tropas tendrían que ser transportadas por los aviones Mosca y Chato, acoplados en Catalunya durante la Guerra Civil y escondidos en un lugar seguro hasta recibir la orden cifrada de actuar", seguía el comunicado sin dejar de lado la ironía.

En un principio, sin embargo, la trama rusa a la que respondió con sátira el Kremlin no apuntaba a Alay. Entonces esta parte de la investigación de la operación Volhov se centraba en Víctor Terradellas, ex responsable de internacional de CDC, y el empresario Oriol Soler por haberse visto en Londres con Julian Assange. Es después del análisis del móvil de Alay que la Guardia Civil también lo vincula a la trama rusa.

Este martes el Twitter de la embajada Rusia en España tampoco ha callado ante las informaciones aparecidas en el New York Times y ha compartido las declaraciones del portavoz del Kremlin que trataban "las fake news sobre Catalunya".

Puigdemont, Comín y Ponsatí preguntan a la Comisión Europea por el informe de inteligencia

El New York Times cita como una de sus fuentes de información un "informe de inteligencia europeo", y este martes los eurodiputados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí han preguntado a la Comisión Europea qué sabe de este informe. Concretamente, afirman que la única agencia de inteligencia europea es la EU INTCEN, que según apuntan los parlamentarios catalanes provee informes al jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. Así pues, los eurodiputados preguntan si EU INTCEN es el autor del informe y quien ha dado la orden al organismo para que empiece la investigación. También trasladan a la Comisión Europea cómo un informe de inteligencia puede haber acabado en manos de periodistas.

Boye cree que podría haber un delito de revelación de secretos

Además, la defensa de Alay, liderada por Gonzalo Boye, formalizó este lunes dos escritos al juez de la operación Volhov, Joaquín Aguirre, sobre la información del diario norteamericano. Según ha podido saber Vilaweb y ha confirmado el ARA, en estos escritos el abogado reclama al juez que aclare si ha habido revelación de secretos en la información sobre Rusia. Por eso, Boye pide que se actúe "hasta las últimas consecuencias sea quien sea el responsable de la comisión del delito". En un segundo recurso, la defensa de Alay también pide al juez que facilite los nombres de los miembros del juzgado y los agentes de la Guardia Civil que tenían acceso a la parte separada de la causa que trataba las escuchas al teléfono de Alay.

stats