Política 11/01/2022

La oposición denuncia una "purga" en los Mossos y exige explicaciones al Govern

Los partidos impulsan varias iniciativas en el Parlament contra supuestas "injerencias políticas" en la policía

4 min
El mayor Josep Lluís Trapero el Dia de les Esquadres

BarcelonaOfensiva de la oposición contra el Govern a raíz de la remodelación de la cúpula de los Mossos. La destitución hace tres semanas del mayor Josep Lluís Trapero, que arrastraba meses de tensión con el ejecutivo, ya había generado críticas entre los partidos que veían motivaciones políticas. Pero la treintena de relevos en los mandos anunciados el lunes y, sobre todo, las recientes informaciones publicadas sobre supuestas presiones para entorpecer investigaciones de presunta corrupción han acabado de echar leña al fuego. “Todo parece una purga [...] y apunta a una politización e interferencia política en la dirección del cuerpo de Mossos d'Esquadra”, afirmaba este martes el líder del PSC, Salvador Illa, a La 2 y Radio 4. “Y por aquí no se puede pasar”, ha avisado. Su denuncia, con los mismos términos o muy parecidos, es la que posteriormente han formulado portavoces de los comuns, Ciutadans, el PP y Vox, que han exigido explicaciones al Govern y ya trabajan en varias iniciativas en el Parlament para fiscalizar los cambios impulsados por Interior. El ejecutivo, mientras tanto, cierra filas con las decisiones del conseller del ramo, Joan Ignasi Elena, y mantiene que la única voluntad es iniciar una “nueva etapa” y feminizar la policía catalana.

La versión defendida desde el Palau no es “convincente” para los socialistas, que ya hace tiempos que han tomado la bandera de la defensa de los Mossos ante los encontronazos con ERC y JxCat. “No se explica por qué hay estos cambios”, ha lamentado Illa, y ha puesto como principal ejemplo el traslado a una comisaría de Rubí del hasta ahora responsable de investigación de la policía, Toni Rodríguez. El líder de la oposición ha ampliado sus argumentos con las informaciones publicadas en los últimos días en medios como eldiario.es, donde se explica que Rodríguez se habría encontrado con dificultades para investigar casos que afectaban a dirigentes de la antigua Convergència y de Junts. “Dicen que se han borrado correos electrónicos y que hay una interferencia política en investigaciones en curso. Es muy grave”, ha alertado el socialista.

El PSC ya pidió el lunes la comparecencia en el Parlament del vicepresidente, Jordi Puigneró, y del conseller Elena, mientras que los comuns han pedido al titular de Interior que lo haga a petición propia para explicar unos cambios en los Mossos que parecen un “castigo”, en palabras del diputado Lucas Ferro. La petición de explicaciones a Elena, pero también al director general de la policía, Pere Ferrer, ha llegado igualmente desde Cs y PP. Los naranjas, que han acusado al Govern de querer crear una “policía patriótica”, han reclamado la una comisión de investigación sobre la “purga” que, como el PSC, ven en los Mossos. Una iniciativa que han subscrito los populares y que tampoco descartan secundar los socialistas. “Iniciaremos todo un trabajo parlamentario para llegar al fondo del asunto”, ha garantizado Illa. La CUP, por su lado, se ha limitado a calificar de “lógico” que el conseller de Interior comparezca “por transparencia y responsabilidad política” pero, según ha destacado el diputado Carles Riera, lo que les preocupa a los anticapitalistas no son los nombres sino “las políticas que hacen”.

El cuerpo ha decidido el "100%" de los cambios

A la espera de ver el recorrido de las acciones de la oposición en el Parlament, la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha negado motivos ocultos en los cambios en la policía y ha reivindicado, por el contrario, la mayor presencia de mujeres en los ámbitos de “la toma de decisiones”. “Con los datos en la mano, la nueva organización de la jefatura, con un tercio de mujeres, es la más paritaria de la historia”, ha dicho en la rueda de prensa posterior al consejo ejecutivo. Fuentes de la nueva Jefatura de los Mossos –la dirección policial– consultadas por el ARA aseguran que ha sido el cuerpo, sin interferencia política, quien ha decidido “el 100%” de los cambios en los mandos. Desvinculan el relevo de Rodríguez de “ningún cambio de timón” y dejan claro que, aparte de Rodríguez, no se ha sustituido al resto del equipo de investigación criminal, “que es muy numeroso”. Las mismas fuentes añaden, en este sentido, que mantendrán “la máxima colaboración y lealtad” a las instituciones judiciales. “No nos menearemos ni un centímetro”, sostienen, y explican que así lo han comunicado también a los responsables del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya y de la Fiscalía .

Los relevos al frente de los Mossos son, en todo caso, la última de las polémicas que ha tenido que recoger el Govern en siete meses de legislatura. Los cambios en materia de orden público acordados con la CUP, canalizados a través de la comisión de revisión del modelo policial, ya generaron malestar dentro y fuera del cuerpo, así como también el traslado de la defensa de los agentes al Gabinete Jurídico Central, que depende de Presidencia, o la promesa de retirarse de las acusaciones de manifestantes si no hay lesiones o no se puede acreditar quiénes son los autores. El PSC, además, denunció que Interior no ha tramitado cerca de 800 actas levantadas en manifestaciones desde el 2020. "En conjunto configura un cuadro muy preocupante en uno de los pilares del autogobierno de Catalunya", ha advertido Illa, que ha acabado dando por válida la "posibilidad" de que haya una voluntad real de controlar políticamente los Mossos.

stats