El camino de los indultos
Política 17/06/2021

La patronal española también se manifiesta a favor de los indultos

"Si esto hace que las cosas se normalicen, bienvenido sea", ha subrayado el presidente de la CEOE

ARA
3 min
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

BarcelonaLos indultos a los presos políticos se concederán en las próximas semanas con el aval del empresariado catalán y también del español. El presidente de la CEOE, la principal patronal del Estado, Antonio Garamendi, ha defendido este jueves la concesión de los indultos si esto hace que la situación política se "normalice". "Si esto [la concesión de los indultos] acaba haciendo que las cosas se normalicen, bienvenido sea", ha apuntado en una entrevista a La 2 y Radio 4, en la que también ha pedido "tranquilidad, confianza y estabilidad" para que la economía funcione, y ha subrayado que el diálogo siempre es "bueno".

Garamendi ha recordado que los indultos son una prerrogativa del gobierno español "emparada por el estado de derecho". Su opinión refuerza la que ya se había oído ayer en la inauguración de las jornadas del Cercle d'Economia, durante la cual el presidente de la entidad, Javier Faus, había insistido en situarse de manera nítida junto a los indultos y del diálogo. También lo ha hecho esta mañana el vicepresidente del Cercle, Jordi Gual, que ha asegurado que la medida de gracia es un primer paso para abrir un "diálogo real" entre gobiernos que sirva para resolver el conflicto político catalán.

Unas horas después, el propio Garamendi ha intentado matizar sus palabras en declaraciones a los medios de comunicación desde el Cercle d'Economia, y ha añadido: "La normalización significa que la gente cumpla la Constitución, el Estatut y el estado de derecho". A la pregunta sobre si los indultos contribuirían a esta "normalización", Garamendi no ha querido contestar. Ha recordado que la CEOE no quiere "hablar de política", que hay "opiniones diferentes" dentro de la organización sobre esta cuestión. Garamendi, eso sí, ha insistido en que cualquier diálogo se tiene que hacer "dentro de la legalidad". "Normalidad es estabilidad, y esto significa respeto a la ley", ha añadido.

Sea como sea, la posición del empresariado dista de la que mantiene la derecha, que el presidente del PP, Pablo Casado, se ha encargado de defender ante decenas de empresarios que se han reunido esta mañana en el Hotel W de Barcelona. Con todo, y sabiendo que los partidos de la derecha no piensan moverse, Garamendi ha defendido "mantenir un equilibrio" que lleve a dar "estabilidad" política a Catalunya. Ha reconocido que dentro del empresariado catalán y español hay opiniones de todo tipo: "En el mundo de la empresa catalana lo ven desde un punto de vista y en otros puntos de España se ve desde otros". "La clave de la normalidad es la estabilidad, y la estabilidad política posiblemente es la más importante para que después el mundo real, el del día a día, funcione de manera adecuada", ha remarcado.

La posición del empresariado catalán la ha valorado positivamente la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, desde el Cercle d'Economia. En declaraciones a los medios, Díaz ha defendido "normalitzar las relaciones con Catalunya para pasar página y afrontar grandes retos", y en este sentido ha asegurado que "el diálogo es clave". "Es positivo que los agentes sindicales y económicos entiendan que se tiene que dar una salida dialogada", ha subrayado.

La fotografía del rey junto a Aragonès

Desde que han empezado, las jornadas del Cercle d'Economia de este año han tenido un alto contenido político. En el acto de inauguración de ayer al atardecer ya se produjo una fotografía que hacía años que no se veía: la del monarca español junto a un presidente de la Generalitat. Una imagen que Garamendi ha valorado muy positivamente. "La foto es buena. Todo lo que sea un acercamiento, la palabra diálogo, es bueno. En cambio, las posiciones maximalistas, más radicales, no son buenas ni tienen que estar", ha dicho.

El presidente de la CEOE también lo ha aprovechado para lamentar el impacto negativo que ha tenido el Procés, según ha dicho, en la economía catalana. Ha recordado, por ejemplo, que Catalunya ha pasado de representar el 21% del PIB español antes del 2017 al 19%. Por eso ha dicho que confía en que la "convulsión" de los últimos años "no se repita".

stats