Successos
Sociedad 06/07/2021

Arrestan a un menor que ha arrancado los ojos a un trabajador de un hotel de Cambrils

La víctima, con heridas en toda la cara, está en el hospital en estado grave

M.R.
2 min
Un coche de los Mossos d'Esquadra, en una imagen de archivo

BarcelonaEl Hotel El Dorado de Cambrils, uno de los establecimientos más populares de la Costa Daurada, ha sido el escenario de un episodio dantesco esta noche. Los Mossos d'Esquadra han tenido que reducir y arrestar a un menor de 17 años que había atacado con violencia a uno de los trabajadores del establecimiento, hasta el punto de arrancarle los ojos. La víctima, de 62 años, está en el hospital en estado grave con heridas en toda la cara. Los agentes de los Mossos y de la Policía Local tuvieron que reducir al agresor con contundencia, y actualmente está bajo custodia policial en un centro hospitalario barcelonés.

La agresión tuvo lugar pocos minutos después de medianoche. El chico era cliente del hotel y se alojaba con su madre, que, según ha avanzado La Vanguardia y ha podido confirmar esta redacción, habría pedido ayuda al personal del establecimiento y a la policía porque el chico tenía un brote psicótico y su conducta era muy violenta. Cuando el trabajador del hotel –de 62 años– ha respondido a la petición de ayuda el chico ha reaccionado atacándolo con puñetazos y patadas. El agresor se ha ensañado, sobre todo en la zona de la cabeza y de la cara, y le ha acabado arrancando los ojos.

Intento de agresión a los policías

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Local se han presentado inmediatamente al establecimiento y lo han reducido. Fuentes consultadas explican que los agentes han tenido que utilizar maniobras contundentes debido al estado del chico, que seguía alterado y agresivo y ha agredido a uno de los policías, al que le ha propinado un cabezazo en la nariz y le ha intentado quitar el arma. Finalmente los Mossos han conseguido contenerlo y se lo han llevado primero al Hospital Sant Joan de Reus y después a un centro hospitalario de Barcelona para estabilizarlo.

Ahora está ingresado en el hospital barcelonés bajo custodia policial, a la espera de que la Fiscalía de Menores –que es la autoridad judicial que se hace cargo de los menores de edad que cometen delitos– asuma el caso. Según fuentes consultadas, el arrestado –que es vecino de l'Hospitalet de Llobregat– habría sufrido cuatro episodios violentos más desde marzo, a pesar de que no consta que esté diagnosticado de ninguna enfermedad mental.

Los Mossos d'Esquadra responsabilizan al chico de un delito de intento de homicidio y otro de atentado contra los agentes de la autoridad, y mantienen abierta la investigación.

stats