Cambio Climático
Sociedad  /  Cambio Climático 26/07/2022

Las olas de calor causan muertes masivas en 50 especies marinas del Mediterráneo

Un estudio del ICM asegura que el cambio climático supone "una amenaza sin precedentes"

Mar Bermúdez i Jiménez
3 min
Una imagen de varias especies del Mediterráneo

BarcelonaQuien haya ido a la playa este verano quizás ya ha notado que el agua está menos fría que otros años, porque las olas de calor también afectan gravemente al mar. Un estudio liderado por el Institut de Ciències del Mar (ICM-CSIC) asegura que las "repetidas, extensas e intensas oleadas de calor marinas que sufrió el Mediterráneo entre 2015 y 2019 provocaron muertes masivas en unas 50 especies. Algunas de las más afectadas tienen roles clave para el mantenimiento y la biodiversidad de los hábitats costeros, como las praderas de posidonia o los corales, emblemáticos del Mediterráneo. También las esponjas y las macroalgas se han visto muy afectadas. Los impactos se encadenan y llegan a los pescados y otros animales marinos, y el ICM alerta de que los humanos también sufriremos las consecuencias.

Los efectos de las mortalidades "se observaron entre la superficie y los 45 metros de profundidad, donde las olas de calor registradas fueron excepcionales, afectaron más de un 90% del Mediterráneo y se lograron temperaturas de más de 26 °C en algunas áreas", detalla Joaquim Garrabou, investigador del ICM-CSIC y uno de los autores del estudio. Los resultados evidencian la aceleración de las consecuencias del cambio climático. "Es una amenaza sin precedentes para la salud y el funcionamiento de los ecosistemas", valoran Cristina Linares y Bernat Hereu, de la Facultad de Biología y del Institut de Recerca de la Biodiversitat (IRBio) de la UB. Los autores aseguran que se podría producir una reconfiguración de los principales hábitats porque "estos episodios extremos son ya la norma más que la excepción", tal como afirma el profesor de la Universitat d'Alacant (UA) Alfonso Ramos.

La decoloración de los corales

Este es el primer estudio que evalúa los efectos de las mortalidades masivas en el Mediterráneo durante cinco años seguidos. Más de 30 grupos de investigación de 11 países diferentes han colaborado en la investigación y han podido obtener la imagen más completa hasta ahora del impacto del calentamiento extremo en el Mediterráneo. El estudio, sin embargo, no ha podido concretar cómo afecta cada especie, ni los motivos específicos de la mortalidad. El ICM remarca que cada caso es diferente y la cantidad de especies que habitan este mar es inmensa y muy variada.

Con todo, uno de los casos más representativos del impacto de la crisis climática es la degradación de los corales en el Mediterráneo. El aumento de la temperatura desplaza a las microalgas y deja el coral únicamente con el esqueleto, y por este motivo lo vemos blanquecino. La muerte de los corales amenaza las funcionalidades ecológicas básicas de los arrecifes. En un estudio anterior, el ICM-CSIC calculó una reducción de hasta el 90% de la masa de los arrecifes coralinos, un signo evidente de la amenaza a la biodiversidad marina. La situación tiende al "colapso", como alertó el ICM al analizar los datos. En términos humanos, el impacto se puede traducir en una disminución drástica de la pesca.

Ante esta situación, los científicos piden que el estudio sirva de ejemplo para reforzar la coordinación y la cooperación a gran escala –también a escala internacional– para tomar decisiones de gestión más efectivas que hagan frente a la emergencia climática.

Un coral blanqueado por el impacto de las oleadas de calor en el Mediterráneo.
stats