Violencia machista
Sociedad 21/08/2022

En Catalunya ya se denuncia una violación cada 12 horas

Las denuncias por agresiones sexuales se doblan a seis años y no paran de crecer ni siquiera durante la pandemia

4 min
Des de el octubre ha habido un “goteo” de denuncias de delitos contra las mujeres.

Barcelona3 de agosto: una joven pide ayuda después de ser agredida por un grupo de jóvenes en el barrio de Sant Martí de Barcelona. 30 de julio: una mujer es agredida sexualmente cerca del Estadio Olímpico de Montjuic, después del concierto de Iron Maiden. 11 de julio: un juez envía a prisión un vigilante de seguridad de un chiringuito de Mataró por haber agredido sexualmente a una menor. 9 de julio: los Mossos detienen a seis hombres por una presunta violación en grupo en la Barceloneta. Aquel mismo día por la noche se denuncia otra agresión sexual en una discoteca de Sant Quirze del Vallès. Son solo algunos de los casos de violaciones que han trascendido en Catalunya este verano. Pero hay muchos más: según los últimos datos recogidos en el balance de la criminalidad del ministerio del Interior –que incluye las cifras de los Mossos d'Esquadra, las policías locales y el resto de los cuerpos y fuerzas de seguridad en el Estado–, en Catalunya se denuncia una agresión sexual cada 12 horas.

En los últimos seis años el número de denuncias se ha doblado. Y esto hablando únicamente de violaciones. Más allá del tipo más grave de agresiones, cada día se denuncian siete delitos sexuales más. De hecho, en cuanto a las agresiones sexuales, son de los pocos tipos de denuncias que no bajaron ni siquiera durante los años de pandemia: respecto al primer semestre de 2019 han crecido un 40% y en el último año han aumentado un 31%. Ahora bien, ¿hay más denuncias o es que ha crecido la violencia sexual? La psicóloga y profesora de la Universitat de Girona Alba Alfageme recuerda que las cifras de casos policiales y judiciales se tienen que relacionar con los datos de las encuestas de victimización. "Sabemos que es uno de los hechos delictivos con un nivel de denuncias más bajo y, a pesar de que ha ido incrementando, todavía estamos solo a un 10% o un 15% de denuncias. Por lo tanto, hay un 85% de casos que no se denuncian", subraya.

Barcelona registra un incremento del 73%

El mayor número de denuncias se concentra en el área metropolitana de Barcelona, que supone cerca de tres cuartas partes de las denuncias tramitadas por delitos sexuales y un 60% de las presentadas por violaciones. En la capital catalana se denuncia un de estos ataques cada dos días y el número de casos ha crecido un 73% desde 2017. "No sabemos cuál es el grado de incremento y cuál lo de afloramiento", reconocía el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, después de la reunión de la última junta de seguridad del municipio. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, subrayaba que el incremento de medidas y de campañas de sensibilización, concienciación y prevención había "animado a muchas mujeres que antes no se atrevían a denunciar", pero admitía que la salida de la pandemia había provocado "un incremento de las conductas machistas" que preocupa al consistorio.

En el primer semestre de 2020 en la ciudad se denunciaron más violaciones que durante el mismo periodo del año anterior, y desde entonces el número de denuncias por este tipo de ataques ha crecido un 41%. Alfageme subraya que todavía hay que ser "prudentes" a la hora de analizar si el crecimiento de las denuncias durante la pandemia y con el fin de las restricciones "tiene que ver con una tendencia al alza de la visibilización y la concienciación del delito" o con el regreso de actividades en entornos que se consideran propicios para este tipo de delitos, como por ejemplo el ocio nocturno. En este sentido, la psicóloga subraya que las agresiones en estos espacios son solo "una pequeña parte de los contextos de violencia sexual" y recuerda que "la realidad tira por tierra este mito", porque en más del 80% de los casos, el agresor es una persona conocida por la víctima.

Alfageme considera que el trabajo de las instituciones por "visibilizar" este tipo de delitos y la toma de "conciencia social" ha ayudado, por un lado, a incrementar la "formación" de los profesionales que trabajan en estos ámbitos para "detectar" más casos y, por el otro, también ha hecho que "el entorno" de las víctimas sea más consciente de ello. A pesar de todo, advierte que se está "visibilizando un problema estructural que ya existía hace mucho tiempo".

Itinerarios seguros y puntos lila

Como en otras ciudades, en Barcelona el consistorio ha diseñado cuatro itinerarios seguros en las áreas del Frente Marítimo, el Poblenou, el Paral·lel y Gràcia/Sarrià-Sant Gervasi, que tienen mucha vida nocturna. Son recorridos que se han dibujado de acuerdo con el camino natural que sigue la gente cuando sale de los establecimientos de ocio nocturno hasta las paradas de transporte público más cercanas y que cuentan con una patrulla de la Guardia Urbana que pone especial atención en detectar situaciones sexistas y de posibles agresiones sexuales.

En el barrio de Gràcia, que durante esta última semana ha celebrado su fiesta mayor, también se han incorporado más puntos lilas para ofrecer información, hacer pedagogía y sensibilizar a la población sobre las violencias sexuales y para atender a posibles víctimas. A principios de mes también se abrió un punto lila en la playa del Somorrostro de la ciudad. Alfageme considera positivas todas las iniciativas, así como las campañas de sensibilización e información que se llevan a cabo, pero subraya que todavía hacen falta más esfuerzos para poner a la víctima en el centro y "acabar con la presión social" y con "la mirada de una sociedad patriarcal" que hace que las víctimas a menudo todavía carguen con la culpa de lo que les ha pasado y sientan vergüenza. "Todas las mujeres tienen derecho a recuperarse y hace falta un acompañamiento para que puedan hacerlo".

stats