Sociedad 28/02/2022

"Mi corazón está con Ucrania, pero no quiero volver"

El albergue de Vic acoge a una quincena de ucranianos atrapados en Catalunya por la guerra desde domingo

Ara
3 min
La consejera de Derechos Sociales, Violant Cervera, y la alcaldesa de Vic, Anna Erra, se reúne con la quincena de ucranianos que acoge el Albergue de Vic desde domingo

Yaroslav Barakhov vino con su pareja a pasar unos días de vacaciones en Barcelona y desde aquí han visto cómo estallaba la guerra en su país. Tenían previsto volver a Ucrania este martes, 1 de marzo, después de diez días de turismo por Catalunya que se han convertido en una pesadilla. "Mi corazón está con Ucrania, pero no quiero volver", explica con pena. Ahora pasarán unos días en el albergue de Vic, junto a una quincena de compatriotas a los que, como ellos, la guerra les ha cogido de vacaciones. "Quiero llorar y no puedo volver a casa", relata. No sabe cuándo podrá volver a Ucrania ni cómo será el país cuando vuelva.

"La situación no es buena", admite Barakhov a la ACN tras conocer que los rusos han entrado en su ciudad, Zaporiyia, al sur del país, y su familia ha tenido que huir lejos. Las comunicaciones con el país de origen son continuadas y han podido hablar con sus familiares, pero temen lo que les pueda ocurrir según avance la guerra. Uno de los hermanos vive en Kiev y le ha explicado que él y su familia tienen que dormir en un párquing bajo tierra. "A veces se escapa a su piso y cocina algo de comida, pero vuelve al párquing donde viven porque la situación es muy complicada", explica. Quien también le preocupa es su madre, que todavía vive en Zaporiyia. Él le dice que debe salir de la ciudad, pero ella le responde que aquello es su casa. "¿Dónde quieres que vaya? Tengo que quedarme aquí", le responde su madre. Sus amigos le han dicho que están aprendiendo a hacer cócteles molotov en sus párquings. "Nuestro gobierno está dando armas a la gente con pasaporte ucraniano, porque no quieren que los rusos entren en la ciudad", ha alertado.

Otra de las ucranianas del albergue es Anastasia, una joven que también se encontraba de vacaciones en Catalunya y que ya debería haber regresado a su país, pero les cancelaron el vuelo. "Nos hemos quedado atascados aquí", ha explicado. Dice que lo único que pueden hacer desde aquí es apoyar a sus parientes de Ucrania y apoyar a los soldados para que los protejan. "Aquí todo el mundo entiende lo doloroso de estar aquí mientras la familia está en Ucrania, sin protección", ha destacado. Anastasia de momento no piensa volver. "No estoy segura de que pudiéramos ser útiles allí", ha dicho, y asegura que intentará hacer lo mejor posible para ser útil desde Catalunya apoyando a su gente.

134 ucranianos en los albergues catalanes

En total, los albergues catalanes tienen previsto acoger a 134 personas, de las cuales 96 en Coma-ruga, 32 en el albergue de Vic y 6 en Esplugues de Francolí, aunque, de momento, han acogido a 55 en el albergue de Coma-ruga y 14 en Vic. La consellera de Derechos Sociales, Violant Cervera, ha explicado que se han puesto a disposición de estos ciudadanos para atender sus necesidades en estos primeros momentos. Si el conflicto se alarga, habrá otros frentes, como las necesidades educativas de los niños que están aquí, que habrá que cubrir.

Desde la ONG Osona amb els Nens, que trabaja para que los niños afectados por las radiaciones de la explosión de Chernobyl puedan venir a Catalunya, explican que también se han puesto en marcha. Su portavoz, Pep Pujol, ha explicado que su trabajo ahora es de coordinación para poner en contacto a las familias que se abren a acoger con personas que en caso de que salgan del país necesitarán un lugar donde refugiarse.

stats