Sociedad 08/04/2021

El principio de precaución es el argumento para no administrar ahora la vacuna de AstraZeneca a menores de 60 años

Los casos muy raros de trombosis que podrían estar relacionados con esta vacuna se han observado sobre todo en población joven

3 min
Una enfermera preparando una dosis de la vacuna de AstraZeneca a la facultad de Geografía e Historia de la UB.

BarcelonaEl miércoles por la tarde el ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas decidieron que la vacuna de AstraZeneca se administraría solo a personas de entre 60 y 65 años. La decisión llega después de que, en España, esta misma vacuna se haya puesto solo a menores de 55 años durante unos meses, porque inicialmente la Agencia Española del Medicamento (EMA) no aprobó su uso en personas de más edad. La razón de este límite era la poca presencia de voluntarios de más de 65 años en los ensayos clínicos, a pesar de que en lugares como el Reino Unido se vacunó a toda la población y se vio que con solo una dosis se reducían las hospitalizaciones por covid-19 de los mayores de 80 años en un 81%.

Los motivos para no vacunar ahora a los menores de 60 años son los casos de trombosis que se han detectado entre algunas personas vacunadas. La EMA ha apuntado que pueden estar relacionados con la vacuna anglo-sueca pero, a pesar de todo, considera que son acontecimientos "muy raros" y que los beneficios de administrarla superan los riesgos. Según Magda Campins, jefa del servicio de medicina preventiva y epidemiología del Hospital de la Vall d'Hebron, la decisión obedece a un "principio de precaución que parece adecuado". "Como los casos de trombosis que se han visto se producen sobre todo en personas jóvenes, poner una limitación de edad minimiza el riesgo, aunque sea muy bajo".

"En Inglaterra se ha puesto el tope a los 30 años , porque las hospitalizaciones y la mortalidad por covid-19 por debajo de esta edad son prácticamente inexistentes, con lo cual se ha decidido no exponer a esta población al posible riesgo de trombosis", explica Silvia de Sanjosé, epidemióloga del Institut Català de Oncología (ICO). "Otros países, como España, han puesto el límite de edad en función de un principio de precaución, y con esto se arriesgan a que haya efectos secundarios por el hecho de no vacunar", añade. "Como tenemos otras vacunas —considera Campins—, este principio de precaución está adaptado para minimizar el riesgo a partir del conocimiento científico actual".

Janssen para los jóvenes

Efectivamente, en Catalunya se esperan 800.000 dosis de la vacuna de Janssen, que es de una sola dosis, a partir de abril. "En los Estados Unidos ya se han puesto 5 millones y se han visto 3 casos de trombosis, que son una incidencia muy baja, de forma que se espera que esta vacuna sustituya la de AstraZeneca en gente joven", explica Sanjosé. De todas maneras, la epidemióloga del ICO asegura que no le parecería una mala práctica administrar la vacuna de AstraZeneca a menores de 60 años. "Entre los 50 y los 60 años —argumenta— ha habido algún caso de trombosis, pero la mortalidad por covid-19 empieza a ser elevada".

Sobre la limitación de no poner la vacuna de AstraZeneca a los mayores de 65 años, Campins considera que "no hay ninguna razón científica que lo avale". Según Sanjosé, "acortar la indicación hasta los 65 años no está fundamentado en el conocimiento que se tiene ahora mismo". "Hay muchos países que las están administrando a personas de más de 65 años", dice. "Los casos de trombosis no se observan tanto en personas mayores y, por lo tanto, en estas edades la vacuna tiene más beneficios que riesgos". Además, añade Sanjosé, "las personas de entre 65 y 70 años se encuentran en el limbo y son un grupo de edad con mucha mortalidad".

Según Campins, "el límite de los 65 años se alargará, pero ahora responde también a una cuestión estratégica, porque AstraZeneca ha librado mal las dosis, con muchos atrasos en el suministro". "En principio —añade—, la vacuna de Janssen también se administrará entre los 65 y los 70 años, mientras que la franja de los 70 a los 80 quedaría cubierta con la de Pfizer".

Sobre la diversidad de políticas de administración de vacunas en Europa , Campins piensa que "generan desconfianza en la población y que se tendría que intentar evitar". Para Sanjosé, "tal como se hizo un pacto a escala europea para comprar vacunas, se podrían haber pactado las intervenciones en una situación de pandemia".

stats