Sociedad 13/01/2022

Educación aclara que no es obligatorio hacer un test de antígenos cuando hay un contagio en el aula

La 'conselleria' admite "incoherencias" en el protocolo y afirma que "no se está sufriendo" para cubrir las bajas laborales por covid

4 min
El patio de una escuela de Barcelona en una imagen de archivo.

Santa Coloma de GramenetLos alumnos de infantil y primaria que sean contacto estrecho de un compañero contagiado por covid no se tienen que hacer obligatoriamente un test de antígenos y pueden ir con normalidad a clase, siempre que no tengan síntomas y los positivos en el aula sean menos de cinco. Esta era una de las principales dudas que tenían tanto los centros como las familias ante el nuevo protocolo covid escolar. Esta nueva estrategia, que se ha empezado a aplicar cuando los niños de menos de 12 años se han empezado a vacunar, cambia radicalmente lo que se hacía hasta ahora: de las PCR obligatorias y las cuarentenas de 10 días se ha pasado a poder ir a clase sin ningún tipo de prueba previa.

Educación ha asegurado que continuará haciendo test de antígenos a los alumnos (a través de los CAP a los de menos de 5 años y al resto en las farmacias) para dotarles "de una capa más de protección" mientras la evolución epidemiológica lo permita, pero hacerse la prueba o tener un negativo no es una condición necesaria (a pesar de que sí recomendable) para ir a la escuela "porque el riesgo es bajo y se tiene que garantizar la máxima presencialidad". "Esta estrategia no forma parte de un estudio de contactos para detectar positivos, porque esto no tiene sentido con una transmisión tan elevada. Por eso es tan importante la colaboración de las familias, para que los niños que sí que tengan síntomas se queden en casa, hayan tenido un contacto o no", ha resumido la responsable de programas de Salud Pública en la infancia y la adolescencia, Laia Asso.

Sobre las quejas de algunas familias por la saturación en las farmacias y la demora a la hora de poder acceder a la prueba, Asso ha admitido que se han producido "incidencias" pero ha pedido paciencia y ha reivindicado que Catalunya es la única comunidad autónoma que ha puesto en marcha este plan. También ha dicho que para que las farmacias puedan hacer la prueba de manera gratuita tienen que recibir una autorización del sistema, que solo llega cuando los positivos en el aula se registran, y este trámite puede tardar un mínimo de dos horas.

En cuanto a las cuarentenas en las etapas de infantil y primaria, que solo se tendrán que hacer si se detectan cinco o más contagios en el periodo de una semana dentro del grupo o cuando la cifra de positivos sea equivalente a un 20% de los alumnos del aula, quedan al margen los alumnos que hayan pasado el covid en los últimos tres meses y los que tengan la pauta completa. De momento, sin embargo, solo un tercio de los niños de 5 a 11 años están vacunados, y con una dosis.

Doble protocolo para los niños

Desde Educación han querido poner en valor “el esfuerzo” de los centros educativos para mantenerse abiertos y con presencialidad y para adaptarse a un cambio de protocolo que tiene "incoherencias", puesto que los niños están sometidos a unas directrices de Salud Pública concretas dentro de la escuela, mientras que en casa o en las extraescolares se rigen por los mismos criterios que el resto de la población. Por ejemplo, los menores no se tienen que aislar si son contacto de uno a cuatro compañeros positivos de clase, pero sí que lo tienen que hacer si alguien de la familia es positivo. 

"Este protocolo no es idea nuestra. Hasta ahora los protocolos que se aplicaban en la escuela iban alineados con el protocolo general, pero en esta ocasión aparece un nuevo documento y un acuerdo exclusivo para los centros desde el ministerio de Sanidad, y los hemos tenido que conjugar", ha admitido Asso, que confía que los desajustes queden solucionados pronto. Desde el departamento aseguran que se está buscando la manera para que "los niños tengan las mismas normas que el resto de la población y para hacer coherente su día a día", pero de momento tiene que prevalecer el protocolo de ámbito estatal.

Una gestión de bajas "histórica"

El regreso presencial en medio de una sexta oleada desbocada ha provocado un alud de bajas laborales a los centros educativos. La secretaria general de Educación, Patrícia Gomà, ha calificado de "histórica" la gestión que está haciendo el departamento. Este jueves hay 7.183 profesionales (profesores, personal de administración y servicios) positivos y aislados, según los datos gubernamentales, y en los últimos cuatro días la conselleria ha hecho 4.375 nombramientos de sustitutos, un 147% más que el año anterior. Pero según la secretaria, en estos momentos "no se está sufriendo" por el reclutamiento en el ámbito público y concertado a pesar del volumen "inmenso" de bajas actual, porque hay 8.000 maestros y 14.000 profesores de secundaria apuntados a la lista y se espera una "alta rotación" de sustitutos, que volverían a estar disponibles en las listas rápidamente, una vez el profesor titular se reincorpore.

Ahora bien, desde este jueves Educación ha abierto las inscripciones a las bolsas de docentes interinos para poder contar con más profesionales en los próximos días. Con esta medida "se espera reclutar a más personas, que tendrán la oportunidad, si se apuntan, de tener un primer contacto laboral" con la docencia, ha dicho Gomà. Sobre la ruptura de especialidades –por ejemplo, que un profesor de biología dé matemáticas–, del cual se quejan los centros, la secretaria ha puntualizado que la prioridad de cubrir bajas de corta duración como las del covid es "tener suficientes manos para reorganizar los grupos", más allá de si se pueden poner al frente especialistas en cada materia.

Solo tres días después de que empezara el segundo trimestre, este jueves se ha celebrado una reunión telemática entre la conselleria de Educación y las direcciones de los centros públicos y concertados del país para "aclarar" las dudas que haya podido generar el nuevo protocolo de gestión de casos de covid. En las últimas 24 horas, Educación ha informado que dos grupos escolares los 72.000 que hay están confinados, uno más que ayer. Además, hay 53.401 personas en cuarentena, 16.231 más. De estas, 46.205 son alumnos, y Gomà ha admitido que es una cifra muy elevada teniendo en cuenta que se han limitado mucho las indicaciones de las cuarentenas. "Ahora podríamos empezar a ver casos que se producen dentro de las aulas, pero todos los que hemos visto hasta ahora han pasado en la comunidad", ha concluido Asso.

stats