Educación
Sociedad  /  Educación 27/08/2022

“¡Fuera el covid y bienvenida la nueva era de la educación!”

Seis miembros de la comunidad educativa explican cómo encaran el nuevo inicio de curso

4 min
Mensaje de bienvenida a una pizarra escolar durante el regreso en las aulas el mes de septiembre.
Dosier La incertidumbre del nuevo curso Desplega
1
Más incertidumbre después de la pandemia: las incógnitas del nuevo curso
2
“¡Fuera el covid y bienvenida la nueva era de la educación!”
3
La inflación desbocada encarece la vuelta a la escuela
4
Euskadi ultima un nuevo pacto educativo que se ha hecho esperar 25 años
5
Las Baleares empiezan curso estrenando ley educativa
6
“Los maestros necesitan estabilidad y reconocimiento a su trabajo”

GironaA los nervios y la ilusión que cada año marcan el inicio de un nuevo curso, este año se suman ciertas desazones por cómo funcionarán los cambios que el departamento de Educación ha aplicado en el currículum escolar. Aun así, las seis personas entrevistadas, de seis escuelas diferentes, celebran el fin de las restricciones anticovid y esperan no tener que volver nunca más a ellas. 

Erola, alumna

Erola Clavera: “Tengo muchas ganas de volver”

Alumna del Instituto Antoni Pous de Manlleu, Erola Clavera comienza su último año de la etapa escolar: 2.º de bachillerato. “Espero que me siga gustando tanto como me ha gustado primero de bachillerato, para seguir ampliando conocimientos y seguir aprendiendo”, señala. La joven es consciente de que los próximos meses tendrá varios retos sobre la mesa, como entregar el trabajo de investigación y tenerse que preparar para la selectividad. “Espero que el ritmo sea parecido a primero. Obviamente, ampliaré los contenidos y la dificultad subirá, pero espero que el nivel de estrés no suba, a pesar de que creo que con la selectividad se complicarán las cosas un poco”, admite riendo. De hecho, tiene muy claro que este año será más importante que nunca perder el hilo en las clases: “Todo lo que hacemos entrará en la selectividad, por lo tanto, tendré que estar superatenta en clase. No puedo perderme ni un minuto, porque será todo superimportante. Pero tengo muchas ganas de volver a clase, ¡para aprender y pasármelo bien!”.

Laia Tubella, vetlladora

Laia Tubella: “Es un curso incierto”

Todos los cambios aplicados por el departamento de Educación también preocupan a Laia Tubella. Es veladora de la cooperativa Quàlia y trabaja en la Escola Alba de Tàrrega: “Es un curso un poco incierto por el hecho de haber avanzado el inicio”, reconoce. Si antes dedicaban el mes de junio al cierre y septiembre para preparar el nuevo año, este año han tenido que hacer “una conclusión más exprés” para empezar a enfocar el nuevo curso ya en junio. Por eso, la veladora siente un punto de sufrimiento: “Es una cosa nueva que no conocemos y que es un poco experimental”. Aun así, cree que lo acabarán consiguiendo: “Al final siempre hay trabas, pero las tenemos que afrontar con ganas y con el máximo de materiales y recursos para hacerlo lo mejor posible”. 

Anna Gai, directora

Anna Gai: “Tenemos que ir todos a una”

“Espero que sea tranquilo, con armonía, y que podamos hacer las cosas con calma”. Es el deseo de Anna Gai, la directora de la escuela rural de Sant Esteve de Guiables, en Vilademuls (Pla de l‘Estany). La también maestra recuerda que desde el curso 2017-18 el colectivo docente está sufriendo “un estrés extremo”. “Deseo que volvamos a la normalidad y que en los claustros tengamos tiempos de poder hacer discusiones pedagógicas, para llegar a acuerdos que sean beneficiosos para el conjunto de la sociedad y de la comunidad educativa”, afirma. Pero, para conseguirlo, Gai considera que hace falta que haya más apoyo y confianza de la sociedad hacia su colectivo. “No hablo de nuestra escuela, sino a nivel general. Y necesitamos que haya un entendimiento absoluto entre el departamento de Educación, los profesionales y los sindicatos, porque la crispación que se ha vivido este último curso no ayuda”, subraya. A pesar de las dificultades y los retos que tienen que afrontar, la directora se muestra optimista: “Todo irá bien si todos ponemos nuestro granito de arena, pero necesitamos ir todos a una, que es lo importante”, insiste la directora. 

Arnau, professor

Arnau Montón: “Tengo muchas ganas de empezar”

Nuevo inicio de curso y nuevo currículum escolar. “Ni los docentes ni los alumnos estamos acostumbrados, pero espero que nos podamos adaptar lo mejor posible”, dice esperanzado el profesor del Vedruna de Palamós Arnau Montón. El joven docente admite que está “un poco inquieto” con las nuevas dinámicas y materias, pero solo anhela que el covid no les vuelva a hacer la pascua. “Hemos sufrido muchos confinamientos y muchas faltas de niños en las aulas, y lo último que desearíamos es que volviera a pasar”, dice. Además, personalmente este curso se enfrentará a un nuevo reto: por primera vez será tutor de un ciclo superior. “Me desvivo por mi trabajo y me encanta hacerlo, tengo muchas ganas de empezar”, afirma con una sonrisa. 

Noemí Dolcet, mestra

Noemí Dolcet: “Un curso con normalidad”

“Septiembre es un mes de inicios –en cuanto a rutinas, objetivos y proyectos– y siempre me ha gustado. Tengo muchas ganas de reencontrarme con los alumnos y sus familias”, dice la maestra y monitora de los Maristes de Lleida Noemí Dolcet. La joven, cada año, se marca como propósitos continuar formándose y mejorar como maestra y monitora. “La educación está en un cambio constante y un reto que tenemos es seguir este cambio y no quedarnos atrasados”. Pero, sobre todo, lo que desea es que los contagios no vuelvan a las aulas. “Después de vivir los últimos cursos rodeados de protocolos por la pandemia, que en mi opinión muchos no estaban adecuados a los niños, espero vivir un curso con total normalidad, en el cual lo único importante sean los niños y niñas y su educación”, subraya. 

Susanna, mare

Susanna Gimenez: “Que aprendan mucho” 

Como el resto de los entrevistados, también Susanna Gimenez desea que vuelva la normalidad, después de dos años marcados por el covid. La vecina de Terrassa es madre de dos niños: Roger, que hará 2.º de primaria, y Oriol, que se estrena con el primero de bachillerato. “Espero que vayan ilusionados, que se adapten bien y que aprendan mucho”, dice. Ahora bien, solo tiene una petición para la clase política: “Que se pongan de acuerdo con las instrucciones que dan en las escuelas”. “Cada año van cambiando cosas y, cuando preguntas a la escuela el porqué, ellos al final tienen directrices marcadas desde arriba y esto hace que a veces no se entiendan”. Aun así, afronta el nuevo curso con mucha ilusión: “¡Fuera el covid y bienvenida la nueva era de la educación!”, exclama. 

Dosier La incertidumbre del nuevo curso
Volver al índice
stats