Curso escolar
Economía 27/08/2022

La inflación desbocada encarece la vuelta a la escuela

El incremento de los precios también llega al material necesario para preparar el nuevo curso

4 min
Venta de libro y material escolar al Abacus
Dosier La inflación desbocada encarece la vuelta a la escuela

BarcelonaCuando faltan pocos días para el 5 de septiembre, la mochila ya se empieza a llenar con libros de texto forrados, carpetas todavía vacías y libretas en blanco. Las familias catalanas hace semanas que afrontan el gasto económico que supone cada año el inicio del curso, pero esta vez con una complicación añadida. La inflación desbocada de los últimos meses también se ha trasladado a los precios de muchos de los productos esenciales para la vuelta a la escuela o el instituto, según se desprende tanto de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) como de algunos de los sectores implicados.

Categorías del índice de precios de consumo (IPC) como los artículos de papelería se han encarecido más de un 23% en el último año (ved gráfico) si tenemos en cuenta las últimas cifras de julio. El aumento de precios en el calzado para niños roza el 9%, mientras que el material escolar cuesta cerca de un 5% más que en el arranque del curso pasado.

"Sabemos que tanto el inicio de curso como el año escolar en general se encarecerán", sentencia Lidón Gasull, directora de las Asociaciones Federadas de Familias de Alumnos de Catalunya (aFFaC). Desde la entidad tienen claro que no hay suficientes mecanismos para hacer frente a este contexto inflacionista. El curso 2022-2023 también empieza con un encarecimiento del precio máximo del comedor escolar, que pasa de 6,33 euros a 6,54 euros diarios, en aquellos centros públicos en los que el espacio del mediodía dura dos horas y media. La justificación de Educación es, precisamente, el incremento generalizado de los precios y las revisiones de los convenios colectivos de este servicio, que han hecho crecer los costes de personal.

La reutilización de libros de texto, una de las fórmulas habituales para ahorrar en el inicio del curso, no será una opción para todas las familias este año, explica Gasull. Con los cambios en el currículum para adaptarse a la nueva ley estatal de educación, algunos centros los cambiarán respecto al curso anterior y, por lo tanto, el gasto será inevitable. El departamento, sin embargo, ha dejado tres años de margen para aplicar los nuevos contenidos. Por otro lado, la aFFaC tiene constancia de que algunas escuelas tienen sobre la mesa la posibilidad de subir la cuota que cobran a las familias por el material de clase, como reflejo de la elevada inflación.

Desde Educación recuerdan que la principal medida para "acompañar económicamente a las familias" es la mejora de la detección del alumnado vulnerable, que ha pasado de un 7% a un 17% en el último proceso de preinscripción. Los centros recibirán una financiación específica por estos alumnos, de 384 euros los centros públicos y de 988 euros los concertados.

Precio del papel disparado

"Ha habido un impacto de la inflación en esta campaña, pero no tan grande como en la alimentación, porque se prepara con mucha antelación", explica Oriol Soler, director general de la cooperativa Abacus. A pesar del fuerte aumento de precio del papel, buena parte de los pedidos ya hace meses que están cerrados. Por eso, asegura que de media los artículos de sus tiendas se han encarecido un 6%, por debajo del repunte interanual del 10,3% del IPC en Catalunya de julio. La cadena se ha marcado como objetivo que en cada categoría de su surtido haya productos al mismo precio o más baratos que el año pasado, para mitigar el impacto de la inflación en los bolsillos de los clientes. Aun así, Soler tampoco vaticina ningún impacto en las ventas. "No notamos absolutamente nada, ninguna parada de mercado", dice.

Trabajar con margen de tiempo también ha sido la tabla de salvación de los editores de libros de texto, confirma Antonio Garrido, presidente de la comisión de contenidos educativos del Gremio de Editores y director general del grupo Edebé. "Con los problemas de aprovisionamiento ya hicimos compras anticipadas", explica. El papel no es el único quebradero de cabeza, porque las imprentas también han aumentado precios para compensar el encarecimiento de la electricidad. Garrido admite que la subida de coste de los libros nuevos se sitúa de media en el 6% y que el porcentaje es menor en los viejos. "Hemos preferido no ser inflacionarios y moderar el incremento sacrificando márgenes", asegura.

En su último informe –el del curso pasado– la organización de consumidores OCU cifraba en cerca de 500 euros el gasto para equipar un niño con todo lo que es necesario para el inicio de las clases, desde la ropa y el calzado hasta los libros de texto y el material. "Para este año todavía estamos en fase de estudio y no hemos publicado los datos, pero es evidente que subirá", afirma Esther Lorente, delegada en Catalunya de la entidad. Para intentar ahorrar en la factura de la vuelta al aula, la organización recomienda revisar lo que ya se tiene en casa y se puede reciclar, hacer una lista con las necesidades más urgentes y comparar precios.

Dosier La inflación desbocada encarece la vuelta a la escuela
Volver al índice
stats