Sociedad 12/05/2021

España, contraria a las PCR gratuitas para viajar este verano

El ministerio de Turismo confía en recuperar al turismo británico a partir del 20 de mayo y sin PCR

4 min
Uno de los restaurantes que hay a la Rambla vacío de turistas durante la pandemia, en una imagen de archivo.
Disponible en:

Bruselas / MadridEspaña forma parte de la mayoría de países de la Unión Europea que rechaza que las pruebas PCR para viajar sean gratuitas este verano. Lo ha explicado este martes desde Bruselas el secretario de estado para la UE, Juan González-Barba Pera, después de reunirse con sus homólogos por primera vez de manera presencial desde octubre. González-Barba ha esgrimido principalmente motivos económicos para rechazar lo que justamente reclama la Eurocámara. Actualmente, los miembros del Parlamento Europeo y los veintisiete gobiernos de la UE están negociando cuestiones como esta con el objetivo de llegar a un acuerdo que permita activar el certificado de vacunación europeo en junio.

González-Barba ha explicado que "tres cuartas partes" de los gobiernos europeos no ven claro que las PCR puedan ser gratuitas, por "la carga financiera" que implicaría sobre todo para aquellos países con más recepción de turistas, como por ejemplo España, teniendo en cuenta que este verano todavía serían muchas las pruebas PCR que se tendrían que hacer porque no está vacunada toda la población. Aún así, como la posición de la Eurocámara en este sentido es firme, el secretario de estado para la UE ha explicado que se están explorando alternativas, que podrían pasar por establecer un tope en los precios o financiarlas parcialmente en función del poder adquisitivo de cada país, por ejemplo. 

"Por supuesto que España está abierta a buscar fórmulas flexibles que permitan la entrada en vigor de un instrumento fundamental para garantizar una campaña turística de verano que sea muy satisfactoria", ha dicho el secretario de estado español después de asegurar que el certificado digital estará en vigor este junio. No es la primera vez que el gobierno de Pedro Sánchez se pronuncia en contra de la gratuidad absoluta de las pruebas PCR, pero en este caso hace referencia únicamente a aquellas que formarían parte del certificado de vacunación para facilitar la movilidad. La Eurocámara argumenta que tienen que tener un coste cero para no discriminar de manera económica a las personas que han podido ser vacunadas de aquellas que como no han tenido la oportunidad tienen que pagar una prueba que en países como España cuesta más de 100 euros. 

El otro gran punto de disputa es que el certificado de vacunación exima o no de cuarentenas de manera automática. La Eurocámara así lo reclama pero los gobiernos europeos se oponen porque quieren poder controlar sus fronteras. La opción que gana bastante es la de activar una especie de "freno de emergencia" que permita exigir cuarentenas a las personas vacunadas, por ejemplo en caso de un repunte de contagios. 

Recuperar el turismo británico

Mientras tanto, el gobierno español tiene concentradas las energías en intentar recuperar el turismo británico este verano, después del golpe que representó que España quedara excluida del listado de países seguros elaborado por el Reino Unido, entre los cuales está Portugal. A partir del 17 de mayo los británicos ya tendrán libertad para salir del país, pero si viajan a España tienen la obligación de hacer cuarentena durante 10 días y tienen que hacer una doble PCR para confirmar que son negativos de coronavirus. Ahora bien, la ministra de Industria, Comercio y Turismo se ha mostrado convencida de que la temporada no está perdida y de que a partir del 20 de mayo los británicos ya podrán viajar al Estado incluso sin PCR. Es decir, la Moncloa tiene intención de ponerles alfombra roja para intentar remontar la economía del sector.

España lo fía todo a la decisión de abrir las fronteras externas de la Unión Europea a través del listado de actualización de países seguros, prevista para el 20 de mayo, a pesar de que en el caso del Reino Unido podría alargarse al junio porque Bruselas quiere reciprocidad en las medidas. Pero, además, es necesario que el Reino Unido cambie la clasificación de España en su semáforo naranja a verde, de forma que garantice que no haga falta cuarentena al volver del viaje. "Con la baja incidencia que tenemos ahora somos bastante optimistas con la revisión del tax core, que pronto esté verde y ya podamos recibir a turistas británicos, que es nuestro principal mercado emisor", ha dicho la ministra cuando le han preguntado por el asunto durante la rueda de prensa posterior al consejo de ministros.

Para intentar forzar el calendario, España y el Reino Unido han multiplicado las negociaciones bilaterales con el objetivo de que se territorialice el semáforo de acceso a España. Es decir, que si las Baleares, las Canarias o Valencia tienen unos buenos datos epidemiológicos, se permita a los británicos viajar sin restricciones.

Sánchez descarta un nuevo estado de alarma

El turismo es uno de los factores que ha llevado al gobierno español a acelerar la desescalada. El presidente español, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes "que el estado de alarma es el pasado" y que ahora lo que toca es "mirar al futuro". Ha cerrado la puerta así a nuevas medidas legales si el Tribunal Supremo no avala las restricciones de las comunidades autónomas, como el toque de queda. Desde la Moncloa sostienen que es vital que cualquier medida tenga el aval de al menos dos poderes, en este caso el autonómico y el judicial, igual que el estado de alarma tenía el del poder ejecutivo y el legislativo, e instan a las comunidades a buscar medidas que no restrinjan los derechos fundamentales.

stats