Sociedad 11/01/2021

La incidencia acumulada en el Estado se dispara hasta 435 casos por 100.000 habitantes

Extremadura supera los 1.000 casos en los últimos 14 días y Madrid ya está casi igual que Baleares

M.f.f.
4 min
Una infermera administra la vacuna de Pfizer contra el coronavirus a una companya a l'Hospital de Sant Pau de Barcelona.

MadridLa tercera oleada del coronavirus ya empieza a ser una realidad en el conjunto del Estado. El fin de las fiestas de Navidad dibuja una situación ascendente de contagios en el conjunto del territorio español. A pesar de que el lunes es un día en que no hay grandes sorpresas por el efecto del fin de semana, los datos difundidos por el ministerio de Sanidad aventuran semanas complicadas, como han ido alertando los epidemiólogos debido a la relajación durante las fiestas. "Hemos pasado unas vacaciones mejor de lo que habríamos debido y ahora estamos observando las consecuencias", ha detallado en rueda de prensa el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón.

La primera consecuencia es que se ha disparado en los últimos tres días la incidencia acumulada de contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, uno de los indicadores más fiables, junto con los ingresos hospitalarios, para valorar el avance de la pandemia. Si el pasado viernes era de 350,48 casos, ahora ha aumentado 85 puntos hasta los 435,62 casos. Hay que remontarse a principios de noviembre, en plena segunda oleada, para encontrar cifras similares, puesto que justo después del puente de la Inmaculada España se situaba por debajo de los 200 casos. La situación también es complicada en cuanto a las muertes: desde el viernes se han registrado 401 en el recuento del ministerio de Sanidad. Hay que remontarse justamente a hace un mes para encontrar un registro tan grave. Ahora bien, en cuanto al recuento semanal, la media se mantiene de momento estable alrededor de los 575 muertos.

El peor fin de semana

Se trata del peor fin de semana a nivel de contagios desde el inicio de la pandemia con 61.422 nuevos casos. Hay días con cifras superiores, pero nunca después de un fin de semana, cuando habitualmente se comunican menos positivos. En cuanto a la incidencia acumulada, destaca sobre todo el caso de Extremadura, que se ha disparado por encima de los 1.000 casos. Baleares, que ha prohibido las reuniones sociales en Mallorca e Ibiza, es la segunda comunidad más afectada con 598 casos por cada 100.000 habitantes, pero seguida ya muy de cerca por Madrid, que también se dispara y sube hasta los 595 casos. Ahora bien, la presión en las UCI y en los hospitales, según el ministerio de Sanidad, es inferior en la capital española que en lugares como Catalunya. Hay que destacar que se tienen en cuenta las plazas ampliadas –sacando el espacio de postoperatorios, por ejemplo–. En el conjunto del Estado, la ocupación en las UCI es del 26% (de pacientes de coronavirus) y la de los hospitalizados en planta por covid-19 del 13%.

Simón descarta el confinamiento domiciliario

A pesar de este escenario, Simón ha sido moderadamente optimista y ha confiado que, después de la relajación de las vacaciones de Navidad, los ciudadanos tomen ahora más medidas y podamos ver pronto el pico de esta tercera oleada. Ha descartado, de hecho, el confinamiento domiciliario porque "no estamos en una situación similar a la primera oleada, sino muy por debajo, y se asemeja más al que fue la segunda oleada en septiembre". "La situación actual, si se aplican las normas, la podemos controlar perfectamente sin confinamiento domiciliario", ha asegurado, y ha recordado que durante la segunda oleada no hizo falta confinar para no afectar más a "la economía y la sociedad". De hecho, ha situado en finales de febrero y principios de marzo el momento en el que se empezarán a notar los efectos de la vacuna en el recuento estatal.

La mitad de dosis administradas

La velocidad de vacunación de las dosis de Pfizer empieza a incrementarse, pero España tan solo ha utilizado poco más de la mitad de las dosis que han llegado (54%). De lejos, la comunidad que lleva mayor retraso es la de Madrid, con apenas un 25,2% del total de dosis recibidas administradas. Simón no cree que este retraso en la vacunación en Madrid sea solo por los efectos del temporal. De hecho, el gobierno madrileño asegura que ha retomado la vacunación en residencias –que ha externalizado a la Cruz Roja–. La segunda comunidad que menos ha vacunado son las Baleares con un 36,2%, pero se trata de datos del viernes. Catalunya se sitúa ligeramente por encima de la media con un 56,7%.

En cuanto a la variante británica, Simón niega que la mayor propagación del virus sea por su llegada a España. De momento se han identificado y confirmado 70 casos a fecha de viernes, diez más que el día anterior, pero todavía hay 72 casos más en estudio y desde el ministerio de Sanidad dan por hecho que se acabarán detectando "centenares de estos casos". "El problema no es la variante británica sino nuestro comportamiento", ha señalado el epidemiólogo. Es decir, el hecho de que no se cumplan las normas y se causen más contagios.

stats