Movilidad
Sociedad 28/01/2021

Del patinete al quirófano

Una cuarta parte de los accidentados acaban operados por traumatismos

2 min
Dos conductores de patinetes circulante por la Gran Vía de Barcelona / Marc Rovira

Una de cada cuatro personas que sufrió un accidente de patinete eléctrico ha acabado en un quirófano. El dato se extrae de las atenciones en el Hospital del Mar de Barcelona entre mayo del 2019 y mayo del 2020, cuando se atendió a 397 heridos en las urgencias del centro. El perfil medio de la víctima es un hombre joven, con una edad media de 31 años, residente en Barcelona y que no lleva casco de protección (uno de cada cinco conductores). Uno de cada 10 lesionados eran menores de edad, la gran mayoría de menos de 16 años. 

Gairebé todos los atendidos, concretamente el 95%, eran los conductores de los vehículos eléctricos, que se habían lesionado a consecuencia de una caída (85%) y, en menor medida, tuvieron que ir al hospital para tratarse las heridas debido a un choque (11%) o un atropello (4%). Las fracturas óseas son la principal causa para entrar en urgencias, con casi la mitad de los casos estudiados, seguido de cerca de contusiones y dislocaciones en las extremidades superiores.

Con estos datos los investigadores, en colaboración con especialistas del Hospital Sant Joan de Déu, señalan que hay que reforzar el mensaje de que los patinetes son un transporte que conlleva riesgos y que hacen falta medidas de protección para llevarlos, como el casco, que advierten de que tendría que ser obligatorio para circular. Para Alexandre Coelho, residente en el servicio de cirugía ortopédica y traumatología del Hospital del Mar y el principal autor del informe, el casco tiene capacidad para proteger al conductor de lesiones "neurológicas". Coelho, sin embargo, va más allá, y aconseja sistemas de protección de rodillas y codos "para prevenir lesiones importantes en las extremidades”. En la línea de la nueva normativa de la Dirección general de tráfico, que entró en vigor el 2 de enero, apuestan por prohibir la circulación de los patinetes por la acera como medida para mitigar el número de atropellos. 

Como curiosidad, la mitad de los accidentes se produjeron durante los tres meses de verano, y se concentraron entre las 4 de la tarde y las 11 de la noche, lo que da una pista del uso recreativo que se reserva todavía a los patinetes, según el doctor del mismo servicio, Albert Alie, que también destaca que los conductores de estos vehículos tienen que ser conscientes de los riesgos asociados a ir a 30 km/h.

stats