Salud pública
Sociedad  /  Salud 01/12/2022

Hay menos casos de VIH, pero la mitad se diagnostican con retraso

Catalunya detecta 344 infecciones nuevas, un 20% menos que en 2020

3 min
Un laboratorio, en una imagen de archivo

BarcelonaCuarenta años después de las primeras infecciones por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la ciencia ha proporcionado antirretrovirales que hacen indetectable e intransmisible el patógeno y, por lo tanto, que permiten cronificar la enfermedad y que el afectado haga vida completamente normal. También se han diseñado fármacos que se toman diariamente para prevenir el riesgo de infección, la profilaxis preexposición (PrEP), o que se pueden administrar en las primeras 72 horas desde la exposición al virus para evitar que se produzca la infección (en este caso, profilaxis postexposición). Todas estas estrategias de prevención y tratamiento han provocado la caída en general de la cifra de casos de VIH, y Catalunya no es una excepción: en 2021 se detectaron 344 diagnósticos, un 20% menos que en el mismo periodo del 2020, según datos del Centro de Estudios Epidemiológicos sobre las ITS y SIDA de Catalunya (CEEISCAT).

Se calcula que en Catalunya hay 33.365 personas con VIH, es decir, unos 4 casos por cada 100.000 habitantes. Hace solo una década casi se triplicaba esta tasa de incidencia, con 11 casos por cada 100.000 habitantes. "Estamos contentos porque cada año vamos bajando la cifra", afirma el secretario general de Adicciones, VIH, Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y Hepatitis Víricas, Joan Colom. Aun así, un 7% de los afectados desconocen que están infectados y el 49% de los casos todavía se diagnostican con retraso, según datos publicados este jueves por el departamento de Salud con motivo del Día Mundial del Sida.

Clínicamente, un diagnóstico de VIH se considera tardío cuando la persona diagnosticada tiene un recuento de linfocitos (las células que defienden al cuerpo de una infección) en sangre por debajo de 350 células/ml o si presenta una enfermedad compatible o causada por la evolución del VIH al sida (tuberculosis, neumonía por Pneumocystis jirovecii o toxoplasmosis, por ejemplo). "Hemos mejorado mucho en el diagnóstico del VIH, pero todavía hay margen de maniobra", admite Colom.

Sin embargo, lo cierto es que cada vez es más fácil acceder a una prueba de VIH, incluso fuera de la red sanitaria. Se trata de tiras reactivas, como las de la glucosa, que permiten detectar la presencia de anticuerpos contra el VIH en la sangre o en secreciones bucales en menos de 30 minutos (si bien el resultado acostumbra a ser fiable si han pasado al menos dos semanas desde el contacto). "En Catalunya hay una gran accesibilidad: solo el año pasado se hicieron 15.366 pruebas en 14 entidades comunitarias y ONGs, 786 en 125 farmacias y cerca de 400.000 pruebas en centros de atención primaria y hospitales", afirma Colom. En este sentido, el médico admite que se detectan más casos en los entornos comunitarios: "Un 1% de las pruebas que hacen las asociaciones y las entidades dan positivo, ante el 0,5% de los hechos en la sanidad".

Colom atribuye la progresiva y continuada bajada de diagnósticos de VIH a la expansión del tratamiento antirretroviral, que desde el 2015 es universal y permite hacer el virus indetectable y, por lo tanto, intransmisible, y al aumento del uso de la PrEP. Esta terapia preventiva se proporciona a 21 equipos sanitarios y comunitarios de Catalunya. "La PrEP es un elemento muy importante: en Catalunya tenemos unas 7.000 personas beneficiándose de este fármaco, el 50% de los usuarios de toda España", defiende el director general. El médico también destaca que Salud distribuye anualmente de forma gratuita cerca de 2 millones de preservativos en entidades comunitarias, centros de atención primaria, programas formativos y preventivos en escuelas y centros de servicios sociales.

Los hombres representan el 81% de los casos de VIH y la media de edad es de 37 años. La principal vía de transmisión ha sido la sexual, un 72% de los nuevos diagnósticos se han producido en hombres que tienen sexo con otros hombres y un 14% fueron en hombres y mújeres heterosexuales. Actualmente, el 93% de las personas infectadas por el VIH en Catalunya lo saben, el 90% de estas están en tratamiento y el 97% de estas últimas tienen la carga viral indetectable, asegura Salud en un comunicado.

Las niñas tienen más probabilidades de infectarse durante la gestación

La terapia antirretroviral impide la transmisión del VIH a los bebés durante la gestación y ha propiciado que en 2020 no se registraran casos de transmisión vertical en España, pero no pasa lo mismo en otros puntos del planeta sin acceso a los medicamentos. Globalmente, las infecciones en niños y niñas han bajado un 52 % en los últimos diez años, pero 1,7 millones de criaturas viven con VIH en el mundo y hay zonas, como Oriente Medio o el norte de África, donde solo un 21% de las mujeres embarazadas tienen acceso al tratamiento antirretroviral. La probabilidad de que una niña se infecte durante la gestación es entre 1,5 y 2 veces más alta que en el caso de un niño. Así lo destaca un estudio con participación de la IrsiCaixa y que revela que hay diferencias por sexo. El trabajo se ha hecho con una muestra de 170 niños de Sudáfrica y concluye en que en el caso de los niños el reservorio es menor y más fácil de eliminar, puesto que los virus son más sensibles al interferón, una molécula del sistema inmunitario que funciona como alarma para desplegar toda una respuesta inmunitaria contra el VIH.

stats