Coronavirus
Sociedad  /  Salud 16/09/2022

Uno de cada tres infectados por covid y no vacunados ya no tiene anticuerpos un año después

Un estudio apunta que el tipo de vacuna, la edad y la salud mental son factores clave para generar una barrera contra la enfermedad

ARA
2 min
La vacunación contra  el covid -19 Dosis adicional y vacunación infantil

BarcelonaUna de cada tres personas (36%) que se infectaron de covid-19 y que decidieron no vacunarse ya no tienen anticuerpos detectables un año después de la infección. Esta falta de defensas contra el virus es todavía más evidente en personas mayores de 60 años y fumadoras. Esta es la conclusión más importante de un estudio coliderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y el Institut Germans Trias i Pujol (IGTP) que se publica hoy en la revista BMC Medicine, y que ha comprobado la seroprevalencia en 1.076 personas de entre 43 y 72 años en Catalunya antes de que la variante ómicron fuera la predominante.

El estudio también revela otras conclusiones nuevas. Por ejemplo, que el tipo de vacuna, la edad y la salud mental son factores fuertemente asociados al nivel de anticuerpos después de la vacunación. También demuestra la necesidad de vacunarse a pesar de haberse infectado. El trabajo confirma, además, que la inmunidad híbrida (vacunación más infección) es más grande y más duradera.

Según ha explicado el investigador del ISGlobal Manolis Kogevinas, "la mayoría de los estudios serológicos hechos después de la vacunación contra el covid se concentraron en grupos específicos, como por ejemplo personal sanitario, y no distinguían entre personas con infección previa o sin, o no tenían datos clínicos e inmunológicas de esta infección". Por eso, en este trabajo han hecho una segunda medición en una cohorte poblacional de Catalunya, seis meses después del inicio de la vacunación, para hacer un seguimiento.

En el caso de las personas con infección previa, la vacunación inducía niveles de anticuerpos considerablemente mayores que en personas sin infección previa, unos niveles fuertemente asociados a la magnitud de la respuesta durante la infección. "Nuestros datos subrayan la importancia de vacunar a las personas, aunque se hayan infectado previamente, y confirman que la inmunidad híbrida es superior y más duradera. Esto significa que las personas vacunadas que no han pasado la infección necesitarían un refuerzo antes que las que sí que lo han pasado", ha resumido la investigadora Marianna Karachaliou.

Moderna, la vacuna más eficaz

La investigación ha revelado que el factor más fuertemente asociado con el nivel de anticuerpos es el tipo de vacuna, y que la Spikevax de Moderna fue la que más anticuerpos generó. Además, según los autores, también parecen influir otros factores: las personas mayores de 60 años o con alguna enfermedad mental tenían menos anticuerpos después de la vacunación.

"La asociación entre salud mental y respuesta de anticuerpos requiere más investigación, pero se sabe que personas con desórdenes como depresión, estrés crónico o esquizofrenia tienen una respuesta a la vacunación en general inferior", ha especificado la investigadora del ISGlobal Carlota Dobaño.

stats