Salud
Sociedad  /  Salud 08/04/2022

Así se vigilará el covid a partir de ahora (como una gripe)

Salud refuerza el seguimiento de los virus respiratorios en la atención primaria y los hospitales con 400 muestras semanales

3 min

BarcelonaEl coronavirus pasa a formar parte de la cartera de virus respiratorios que el departamento de Salud vigila de cerca. De una manera menos exhaustiva que hasta ahora, porque no se intentarán buscar todos los casos -como ya hace desde hace más de una década con otros patógenos con una aparición prácticamente estable o estacional, como la gripe o el virus respiratorio sincitial (VRS) causante de las bronquiolitis en niños–. Salud ha presentado este viernes un nuevo sistema de control de infecciones respiratorias que potencia el seguimiento de los principales patógenos que afectan la salud de la población catalana y que da un paso más en la normalización del covid, después de dos años con la red epidemiológica centrada exclusivamente en él. "Este sistema se nutre de las lecciones de los últimos dos años", ha resumido la secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas.

Llamado Sistema de Información para la Vigilancia de Infecciones en Catalunya (SIVIC), esta nueva fuente de información permitirá hacer análisis y predicciones de los virus respiratorios para obtener una mejor fotografía de la diversidad viral que vuelve a circular en la comunidad ahora que el coronavirus ha dejado de eclipsar al resto. Salud propone hacer seguimiento de todos los virus a partir de unas 400 muestras semanales, la mayoría de las cuales (330) provendrán de pacientes que llegan a atención primaria, y el resto, de los hospitales, eminentemente casos de neumonías graves. Se hará tanto una vigilancia sindrómica (en picos de incidencia o cuando no hay que hacer una prueba diagnóstica) como microbiológica (los laboratorios analizarán muestras representativas). Y se hará durante todo el año, a diferencia de lo que se hacía hasta ahora, cuando los esfuerzos se concentraban sobre todo entre octubre y mayo, el periodo con más prevalencia de virus respiratorios.

Catalunya es el primer territorio del Estado que tiene terminado un sistema de vigilancia reforzada, un objetivo fijado por el ministerio de Sanidad para antes de 2023 en todas las comunidades autónomas. "Integra las funciones de vigilancia epidemiológica de la gripe, del covid y otros virus respiratorios con el objetivo de adaptar la vigilancia centinela a la situación epidemiológica actual de la pandemia", ha detallado Cabezas. Y además de disponer de datos en streaming que serán públicos y se enviarán a los registros estatales y europeos, también se tendrán en cuenta variables determinantes y representativas de la población como la región, el sexo, la edad y el nivel de privación económica para comprender la dinámica de los virus. "Con esta nueva vigilancia pasaremos de hacer seguimiento a un 0,9% de la población hasta un 9%, es decir diez veces más", ha afirmado Cabezas.

44 centros sanitarios

La apuesta del departamento también tiene en cuenta la necesidad de superar la voluntariedad de los profesionales sanitarios que hasta ahora sostenían y nutrían los sistemas de información y vigilar desde los propios equipos de atención primaria y las unidades hospitalarias. El subdirector general de vigilancia y respuesta a emergencias de la Agencia de Salud Pública de Catalunya, Jacobo Mendioroz, es optimista con la implantación de este sistema: "El circuito se inició el lunes con un rodaje de 10 equipos de primaria y se han sumado hospitales relevantes. Pronto lo harán más equipos y laboratorios". Concretamente, Salud quiere pasar de los 56 médicos que actualmente reportan datos en el plan de información de las infecciones respiratorias agudas en Catalunya (Pidirac) hasta 33 equipos de primaria, once hospitales y doce laboratorios de todo el país.

A pesar de que Barcelona tendrá un peso muy significativo en los datos (es también la más poblada), todas las demarcaciones contarán con al menos un centre emisor de datos. En este sentido, se han simplificado los procesos de notificación: si hasta ahora la mayoría de datos se recogían manualmente y tenía que ser el profesional quien llenaba todas las variables, ahora el envío de datos será automático. "[Este sistema] nos permitirá caracterizar la evolución de los diversos virus que aparecen a lo largo del año y observar movimientos inesperados fuera de temporada", ha detallado el conseller de Salud, Josep Maria Argimon.

Para hacer este cambio, ha explicado Mendioroz, se han integrado todos los circuitos de notificación que ya hay, hasta ahora muy fragmentados, en uno solo. El sistema se fundamenta en cuatro ejes: la recogida de datos representativos en la atención primaria para monitorizar posibles picos de incidencia o brotes; el seguimiento de enfermos más graves para calibrar la afectación que puede tener en los hospitales; el esfuerzo de detección de carga viral en las aguas residuales y la secuenciación de muestras para saber qué variante circula y vigilar la aparición de nuevas, y la creación de una red de inteligencia epidemiológica para emitir alertas de manera precoz.

stats