Cultura 17/02/2021

El gobierno español admite que la prisión de Hasél "es un problema" para la imagen del Estado

El rapero dice a través de su abogado que está "satisfecho" por la oleada de indignación

ARA
4 min
Pablo Hasél en el momento de ser detenido
Disponible en:

BarcelonaEl encarcelamiento del rapero Pablo Hasél y las manifestaciones multitudinarias en toda Catalunya para reclamar su libertad han generado varias reacciones políticas. Fuentes del ejecutivo español han admitido que el encarcelamiento de Hasél es "un problema" para la imagen del Estado y aseguran que el ejecutivo trabaja para hacer efectiva tan pronto como sea posible la reforma para que el Código Penal deje de castigar con penas de prisión los delitos de expresión. Según estas fuentes, "nadie entiende", ni siquiera las fuerzas más reaccionarias, la situación generada con Hasél, que tiene que cumplir una condena de dos años y nueve meses de prisión por los contenidos de sus raps y tuits.

En paralelo, este miércoles el Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado una proposición de condena al encarcelamiento de Hasél y para pedir cambios en el Código Penal para que los delitos relacionados con la libertad de expresión solo se sancionen si suponen un riesgo para el orden público o incitan a la violencia. El texto lo ha presentado JxCat a la comisión de presidencia y han votado a favor los comunes, ERC y el PSC. La proposición aprobada también pide que se restituya el mural en defensa de Hasél que era crítico con el rey emérito y que se borró en Les Tres Xemeneies. Cs, el PP y Barcelona pel Canvi se han opuesto al texto y han lamentado con dureza los disturbios de esta noche. El concejal de Barcelona en Comú Marc Serra ha dicho que el “verdadero compromiso” con la libertad de expresión se demuestra cuando se defienden ideas contrarias a las propias y ha cargado contra la Audiencia Nacional.

Hasél dice que se ha conseguido "romper la barrera"

Desde la prisión, Pablo Hasél ha explicado que está "satisfecho" porque se ha conseguido "romper la barrera" y poner en discusión qué instituciones son intocables en España y también las "reminiscencias" del franquismo que todavía tienen. Así lo ha asegurado el abogado del rapero, Diego Herchhoren, en una entrevista a la ACN en la que ha valorado las primeras horas del cantante en el Centre Penitenciari de Ponent. Herchhoren ha explicado que Hasél ha hablado con su familia y que está al corriente de todas las movilizaciones que ha habido a raíz de su encarcelamiento. En este sentido, ha recordado que esta era su intención, la de desencadenar una "oleada de indignación" que quizás ha sorprendido a mucha gente pero que "es una realidad".

Herchhoren ha señalado que a lo largo de este miércoles tiene previsto hablar con Hasél para establecer un "canal de comunicación" abierto con todo lo que está pasando en el exterior a raíz de su encarcelamiento. En este sentido, ha remarcado que España está bajo una "situación de excepcionalidad política" en muchos aspectos y que hay un riesgo muy grande de que se reoriente la lucha contra el terrorismo contra cualquier tipo de disidencia "política".

En relación a la petición de indulto anunciada por el grupo de En comú Podem, Herchhoren ha explicado que también lo ha hecho la Acadèmia Catalana de la Música, puesto que así se lo comunicó el abogado de la entidad. Herchhoren considera, sin embargo, que hace falta una "actitud más tenaz" de defensa de la libertad de expresión. En este sentido, ha señalado que si bien la ministra Calvo dijo que quizás la pena que ha recaído sobre Hasél es "desproporcionada" y con una multa se habría resuelto, con esto no basta porque la libertad de expresión "es sagrada, un derecho con mayúsculas". De momento, Hasél está en el Centre Penitenciari Ponent y según Herchhoren lo más probable es que se quede ahí hasta la clasificación a segundo grado. No obstante, ha alertado de que a las penas asociadas con los delitos de terrorismo se les aplica la política de dispersión penitenciaria y por eso existe el "riesgo" de que a Hasél se le aplique y lo trasladen en cualquier momento de prisión.

La Audiencia Nacional condenó en 2018 a Pablo Hasél a prisión y a varias multas económicas por los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias y calumnias contra la Corona y contra las instituciones del Estado por la canción Juan Carlos el Bobón y por el contenido de 64 tuits. La pena de Hasél es de nueve meses y un día de prisión por enaltecimiento del terrorismo. Pero como no ha pagado las multas que también le imponía la condena, estas sanciones se traducirán en más días de prisión. En total, Hasél tendrá que estar privado de libertad durante dos años, cuatro meses y quince días.

Nuevas convocatorias de manifestaciones

Después de una primera noche de disturbios y protestas para reclamar la libertad de Hasél, para esta tarde se han convocado nuevas manifestaciones. En Barcelona la protesta arrancará a las siete en los Jardinets de Gràcia y en Lleida la marcha saldrá a la misma hora de la Plaça Europa y se desplazará hasta el Centre Penitenciari Ponente, donde está encarcelado el rapero.

stats