Libertad de expresión
Cultura 23/11/2021

La justicia belga decidirá sobre la extradición de Valtònyc el 28 de diciembre

La fiscalía belga en nombre de la española mantiene la petición de extradición por el delito de amenazas

3 min
El rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, alias Valtònyc, llegando este martes al Tribunal de Apelación de Gante, en Bélgica. Imagen del 23 de noviembre del 2021

GantNuevo aplazamiento en el caso de la extradición de Valtònyc en Bélgica. La justicia del país ha decidido esperar hasta el 28 de diciembre para sentenciar definitivamente sobre la petición de detención después de haber sido condenado en España por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas. A pesar de la sentencia Tribunal Constitucional belga, que tumbó la ley de injurias a la Corona del país que hubiera podido permitir la extradición del rapero y la del Tribunal de Justicia de la UE, que determinó que la euroorden por enaltecimiento del terrorismo se había emitido incorrectamente, la fiscalía belga en representación de la española mantiene la petición de extradición por el tercer delito, el de amenazas, y por eso el juez ha fijado la fecha del 28 de diciembre para decidirlo definitivamente.

"No conozco ningún estado democrático de Europa donde alguien haya ido a prisión por insultar o amenazar a nadie. Creo que el tribunal belga, a diferencia del español, no tiene ninguna influencia política y dirá que no hay que ir a prisión por eso", ha dicho el rapero Josep Miquel Arenas a la salida de la vista. El abogado de la defensa, Simon Beckaert, ha explicado que confían en un 90% en que la resolución del 28 de diciembre será favorable, pero en caso de que se accediera a la extradición por amenazas, el rapero ha pedido preventivamente cumplir la pena en Bélgica, donde solo le correspondería una pena de prisión de seis meses que no tendría que cumplir. Beckaert tampoco descarta recurrir al Tribunal de Casación posteriormente si es necesario: "Estaremos preparados para todos los escenarios", ha dicho el abogado después de insistir en que están muy convencidos de que el juez de Gante denegará la extradición.

Valtònyc ha explicado que prefiere cumplir condena en Bélgica, un escenario que según los abogados no es inédito, porque prefiere quedarse en Bélgica "por seguridad, porque España tiene sentencias del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos por torturas en prisiones". "He visto también que el estado español no tiene ningún problema en encarcelar a un rapero y, por lo tanto, prefiero quedarme aquí", ha espetado el músico.

Valtònyc se exilió en 2018

El caso del rapero mallorquín en Bélgica ya hace más de tres años que se alarga. Valtònyc se exilió en 2018 después de ser condenado a tres años y medio de prisión por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas por las letras de algunas de sus canciones en las que hacía afirmaciones como por ejemplo: "Quiero transmitir a los españoles un mensaje, ETA es una gran nación", "A ver si ETA pone una bomba y explota" o "Que explote un autobús del PP cargado con nitroglicerina", por ejemplo.

Desde que llegó, su caso ha ido pasando por los varios peldaños de la justicia belga, durante los cuales ha ido siempre recogiendo victorias. El primero fue en el tribunal de primera instancia de Gante, que rechazó la euroorden de entrada, considerando que los delitos por los cuales se reclamaba el rapero no tenían tipificación en Bélgica. Pero la fiscalía española a través de la belga recorrió y el caso acabó en el Tribunal de Apelación de Gante, que es quien ha decidido este martes. Pero en este caso el juez ha sido minucioso y primero preguntó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) si era pertinente extraditar por la vía rápida al rapero a través del delito de enaltecimiento del terrorismo teniendo en cuenta que se le reclamaba de acuerdo con la pena que se fijó en 2015, cuando se modificó el delito y se estableció una pena máxima de tres años, puesto que la legislación europea solo permite la extradición por la vía rápida por delitos castigados con al menos tres años de prisión.

El TJUE dio la razón al rapero y consideró que España había emitido incorrectamente la euroorden. Así pues, se descartaba la vía de extradición por el delito de enaltecimiento del terrorismo y quedaba pendiente la de injurias a la Corona. Pero la decisión del Constitucional belga de declarar contrario a la libertad de expresión este delito dejaba muy difícil esta vía. Por eso, tanto el rapero como su entorno en Bruselas celebraron abiertamente la decisión del TC belga.

stats