Música
Cultura 22/07/2022

Tres días al raso esperando a Rosalía

Tres fans de la cantante de Sant Esteve Sesrovires acampan para ser los primeros en entrar al Palau Sant Jordi el sábado

3 min
Idoia Garcia, Eric Fernández e Isaac Manero, fans de la Rosalia acampan a las puertas del Palacio Sant Jordi tres días antes de su concierto en Barcelona durante la gira Motomami. Haciendo cola por conseguir las mejores posiciones a pista por el concierto. Menjen productos basura del Mercadona y piden comer de deliveroo a través de glovo. Duermen con un matalas hinchable y esterilles. Los molestan mucho las moscas y el calor. Según explican. Uno trae un tatuaje que pone "saoko", una de las canciones del nuevo disco de la Rosalia. Foto: PAU DE CALLE / Diario ARA

BarcelonaA Rosalía no le hace justicia ningún reconocimiento terrenal: es "una diosa", dicen los tres fans que han acampado en el exterior del Palau Sant Jordi para ser los primeros en entrar el sábado al primero de los dos conciertos que ofrecerá la cantante de Sant Esteve Sesrovires el sábado y el domingo. Pasarán tres días al raso para poder ver a su ídolo. Idoia Garcia e Isaac Manero, dos amigos de Sant Andreu de la Barca, llegaron el miércoles y este jueves por la mañana se ha añadido uno nuevo, Èric Fernández, de Cerdanyola. Tienen dieciocho y diecinueve años. Han pagado las entradas de pista, que valen entre 80 y 108 euros.

Los tres están dispuestos a darlo todo por Rosalía: a dormir por turnos en un colchón hinchable, soportar las altas temperaturas de estos días, las moscas y las picaduras de los mosquitos, a pesar de que los padres los ayudan llevándoles comida y agua, y también piden comida a domicilio. "Llevamos comida y también muchas porquerías", dice Manero, que se ha tatuado hace poco en el brazo izquierdo la palabra saoko, el título de uno de los hits del disco Motomami. “Nuestros padres saben que Rosalía es muy importante para nosotros y lo entienden”, explica. También tiene pensado el outfit : “A mí me gusta mucho verme bien con la ropa y en una ocasión tan especial como el Motomami Tour me pondré una camiseta cortada con el logo de Motomami, unas mangas blancas, unas uñas postizas, unos pantalones negros, blancos y rojos, y unas gafas grandes de motomami”, explica. Idoia y Èric también llevarán una camiseta con el título del disco estampado. “Es lo que nos toca hacer ahora por la edad, disfrutar del momento”, subraya Idoia Garcia.

Hay dos fans que llegaron un día antes que ellos, pero tienen entradas para el concierto del domingo, así que pueden lucir con orgullo los números 1, 2 y 3 que se han pintado en la mano para ratificar su prioridad en la cola. A pesar de que Rosalía llega a Barcelona en plena fiebre porque publique completo el tema Despechá, estos fans quieren escuchar su único tema en catalán, Millonària, y también les gustaría que sonaran otros temas como A palé y Aute cuture. "Tiene tantos hits que no hay tiempo para todos", dice Manero. Otro interrogante que planea encima del paso del Motomami Tour por Barcelona es si Rosalía hará subir al escenario a algún invitado especial, como a su compañero, el también cantante Raw Alejandro, y la dominicana Tokischa, con quien hicieron el tema Linda.

Isaac Manero se ha tatuado la palabra 'saoko', el título de uno de los temas del disco de Rosalía 'Motomami'.
Idoia Garcia, Èric Fernández e Isaac Manero se han escrito en la mano el orden de entrada al Palau Sant Jordi.

Para hacer la espera más soportable, los tres fans escuchan el disco Motomami "en bucle", como dice Garcia, juegan a cartas y hablan. A Idoia e Isaac les llena de orgullo que Rosalía, que viene de un pueblo como ellos, haya conseguido tanta proyección internacional. Para todos es una figura de empoderamiento, porque rompe esquemas y hace lo que quiere en todo momento. “Traspasa unos límites que otros quizás no se atreven a traspasar. No piensa en hacer música comercial, sino que lo que hace se vuelve comercial”, dice Manero. Para Èric, el único de los tres que fue a un concierto de la anterior gira de la cantante, la del disco El mal querer, Rosalía y también la otra "diosa" catalana, Bad Gyal, la imagen de la cual lleva estampada en la camiseta, son figuras de empoderamiento. “A Bad Gyal la vi por primera vez gratis en un casal de jóvenes de Tarragona en 2017. La música de las dos es un lugar donde me siento seguro", concluye Fernández.

stats