Barça
Deportes  /  Barça 18/07/2022

El Barça no tiene claro cómo inscribir a Lewandowski

El club prioriza la venta de Frenkie de Jong pero busca un plan B por si el holandés no quiere marcharse

3 min
Robert Lewandowski

BarcelonaEl fútbol es un estado de ánimo y ahora mismo el Barça vive con la moral por las nubes. Después de salvar las cuentas de la temporada anterior y de encarrilar el presupuesto de este curso, el club se veía con los bolsillos llenos. De un día para otro, pasaba de no poder gastar a tener suficiente tesorería para ir al mercado y reforzar el equipo de cara a un curso donde, ahora sí, confían optar a los títulos grandes. En el Camp Nou no se privan de nada. Ya se han hecho cuatro fichajes –Kessie, Christensen, Raphinha y Lewandowski–. Cinco, si se cuenta a Dembélé, que técnicamente estaba sin equipo. Ahora ha empezado la ofensiva para hacer, al menos, tres más. Mientras en la secretaría técnica es época de vacas gordas, en el entorno –y entre los competidores– todo el mundo se pregunta: "¿Y esto, cómo se podrá inscribir?"

Pasadas aquellas semanas de nervios, sobre todo en los meses de mayo y junio, al Barça se respira un ambiente mucho más relajado. Un optimismo prepandémico, a pesar de todos los condicionantes y las incertidumbres de la situación actual. "Este verano más de uno se llevará una sorpresa", apuntaban desde el palco, justo antes de empezar la gira por Estados Unidos. El club ha tomado al toro por los cuernos y se ha lanzado al mercado, a comprar. Por el contrario, son muchos los que señalan la normativa del límite salarial de la Liga y recuerdan que el Barça, ahora mismo, no tiene margen para fichar ni siquiera a los futbolistas que habían llegado a coste cero. La gran diferencia, respecto a días atrás, es que esta vez Javier Tebas, el presidente de la Liga, no ha hecho ninguna declaración incendiaria de las suyas. "Ahora mismo lo único claro es que el Barça no puede inscribir. Pero sería extraño que un club como este se lanzara a la piscina sin tener algo ligado", apunta una de las fuentes consultadas, de la patronal.

Activada la primera palanca, la venta del 10% de los derechos televisivos, el club tiene previsto activar una segunda, que corresponde a la venta de un 15% adicional –el club tiene permiso de los socios para vender hasta el 25% del dinero que reciba por los derechos de la Liga–. En los despachos nobles ya se da por hecho la operación, a pesar de que todavía no se ha firmado el papeleo. Con estas dos ventas y unas plusvalías totales que superan los 650 millones, el club puede revertir el patrimonio neto negativo y, por lo tanto, dejar de estar con números rojos en el famoso cómputo del límite salarial. Pero esto no quiere decir que tenga margen: hay que hacer una venta adicional –sea de activos o sea de jugadores– para tener margen e inscribir todas las nuevas incorporaciones. "La idea es ganar este margen vendiendo futbolistas. Hasta el 14 de agosto tenemos tiempo. Si no, habrá que recurrir a un plan B", apunta una de las fuentes consultadas, próximas al presidente.

Vender Barça Studios, la alternativa por si no quiere marchar De Jong

De todas las ventas posibles, la de Frenkie de Jong es la más esperada. El Barça ha insistido, públicamente, que no se trata de una necesidad imperiosa, sino, únicamente, una vía para conseguir este fair play necesario. Con De Jong se ganaría un margen de 42 millones . Pero, de momento, el futbolista holandés no quiere marcharse y está en la gira norteamericana, con el resto de los compañeros. Así que algunos ya empiezan a pensar "en el plan B". La alternativa que tiene más puntos es la de Barça Studios, tal como ha avanzado Mundo Deportivo y ha podido confirmar el ARA.

La venta de hasta el 49,9% de este negocio ya había sido aprobado por la asamblea de compromisarios en octubre. De hecho, en el presupuesto del curso 2021/22 había una partida de ingresos por valor de 50 millones donde figuraba este concepto. Finalmente, no se llevó a cabo. Más adelante creció el interés por BLM y por los derechos televisivos y Barça Studios quedó en un segundo término. "Que no se hablara no quiere decir que nos olvidáramos de ello", advierten desde el Camp Nou. De todos modos, en el club reconocen que las ofertas eran "inferiores" a lo que deseaban.

Vender Barça Studios sería solo una alternativa, puesto que la prioridad continúa siendo hacer beneficio vaciando el vestuario. En cualquier caso, y como avanzó el portal 2Playbook, el negocio por la venta de este activo podría generar una plusvalía de unos 100 millones de euros. Un margen suficiente para fichar e inscribir sin problemas. Este año, al menos.

stats