Automoción
Economía 01/12/2021

Las administraciones mejoran la oferta para que la china GWM se quede Nissan

Torrent apela a la responsabilidad de la empresa japonesa

2 min
La fábrica de Nissan en la Zona franca cerrará las puertas este diciembre y dejará sin trabajo unos 2.000 trabajadores.

Las administraciones de la comisión de reindustrialización de Nissan —Estado y Generalitat— han presentado una contrapropuesta a Great Wall Motors (GWM) que eleva las ayudas públicas y mejora las condiciones bisiestas de los activos y del alquiler de los terrenos de Zona Franca en un último intento para que el gigante chino de la automoción reindustrialice la planta de Nissan de Barcelona.

La nueva oferta se ha presentado ya a GWM y dependerá de su respuesta que se acabe materializando el proyecto que hasta ahora se consideraba preferido para sustituir a Nissan en la Zona Franca de Barcelona, puesto que la multinacional japonesa tiene previsto cerrar sus plantas catalanas el 31 de diciembre. Según las fuentes consultadas, la contrapropuesta para convencer a GWM consiste en ofrecer más ayudas públicas sobre las previstas inicialmente, que eran unos 100 millones de euros, y una rebaja del precio del alquiler de los terrenos de la Zona Franca. La oferta iría acompañada de otras propuestas sobre el precio de los activos de Nissan y de un compromiso con el comité de empresa para negociar la incorporación de la plantilla a la nueva empresa.

GWM, que se perfilaba como principal candidata a la reindustrialización de Nissan después de un proceso de un año para buscar candidatos, cuestionó el pasado miércoles la viabilidad del proyecto en una reunión extraordinaria de la mesa de reindustrialización y reclamó más ayudas de las inicialmente acordadas por parte de las administraciones. Según la empresa china, la planta de Barcelona quizás quedaba pequeña para cumplir sus expectativas de crecimiento en Europa.

Movilización de los trabajadores

Hoy hay prevista una nueva reunión de la mesa de reindustrialización para estudiar esta contrapropuesta de las administraciones y la empresa. Paralelamente, los sindicatos de Nissan han convocado una parada de la producción a partir de las 11.30 horas para poder ir en manifestación desde su fábrica hasta las oficinas del Consorcio de la Zona Franca y celebrar posteriormente una asamblea para que los representantes sindicales puedan informar a la plantilla sobre la reunión.

La Generalitat ha mantenido que, en caso de que falle GWM, hay otras opciones para reindustrializar Nissan y los sindicatos de la empresa han reclamado que si fracasan las conversaciones con la compañía china, se abren negociaciones inmediatas con otros candidatos. El conseller de empresa y Trabajo, Roger Torrent, se ha mostrado convencido de que el proceso acabará bien, pero ha pedido responsabilidad a la marca japonesa. "Nissan, ahora más que nunca, tiene que estar a la altura de los trabajadores y sus familias", ha dicho Torrent en el Parlament. El conseller ha dicho que la administración, los trabajadores y los sindicatos hace tiempo que trabajan para ello, pero que la compañía también tiene que ejercer "su cuota de responsabilidad". "Un proceso de reindustrialización no es fácil", ha dicho Torrent, y ha añadido: "Nissan tiene que entender que estamos en un proceso de reindustrialización y transición de un sector clave para nuestro país".

stats