Automoción
Economía 02/10/2021

La apuesta para sustituir a Nissan: GWM en Barcelona y Silence en Montcada

La mesa de reindustrialización también negociará con el 'hub' de electromovilidad liderado por QEV Technologies

3 min
La planta de Nissan situada en la Zona franca.

BarcelonaTal como avanzó el ARA el miércoles, la empresa china de coches eléctricos Great Wall Motor (GWM) es la gran favorita para ocupar la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona. La mesa de reindustrialización, que tiene que decidir qué compañías ocuparán las tres fábricas que la marca japonesa tiene en Catalunya y que dejará a partir del 31 de diciembre, se ha reunido este viernes y ha anunciado que empezará las negociaciones finales con la multinacional china.

A la lista, como también explicaba este diario, se suman el fabricante de motos eléctricas catalán Silence, que según fuentes próximas a las negociaciones se instalaría en la fábrica de Montcada i Reixac, y el hub de electromovilidad formado por varias empresas y encabezado por la catalana QEV Technologies. Este centro se podría situar en la planta de Sant Andreu de la Barca u ocupar alguna de las otras fábricas, si las negociaciones finales con las otras empresas no llegan a buen puerto. La mesa, en cambio, ha decidido dejar en lista de espera a la belga Punch, especializada en componentes de la automoción.

La china Great Wall Motor quiere producir 100.000 coches al año en la fábrica barcelonesa y daría trabajo a toda la plantilla actual. La compañía, que es el fabricante de SUVs y camionetas más importantes de China, ha desembarcado este septiembre en Europa anunciando en el Salón del Automóvil en Múnich el lanzamiento de sus dos primeros modelos en el Viejo Continente.

En cuanto al proyecto de Silence, prevé una inversión de 30 millones de euros, mientras que QEV Technologies quiere poner en marcha una inyección de 1.000 millones de euros en los próximos cinco años y crear más de 4.000 puestos de trabajo directos, además de 10.000 indirectos a través de proveedores y colaboradores. Sus aliados son BTECH, que se dedica al desarrollo de vehículos y la industrialización para producciones en serie, y la estadounidense Ronn Motor Group (RMG), que fabrica automóviles de hidrógeno.

"Se está trabajando de manera seria y consensuada dentro del calendario previsto. Hay proyectos industriales y opciones de futuro para las plantas de Nissan. Somos optimistas", ha señalado el secretario general de Industria del gobierno español, Raül Blanco, después de la reunión. Por su parte, la directora general de Industria de la Generalitat, Natàlia Mas, ha destacado que se abre una nueva fase de negociación "preferente con GMW y buscando complementarlo con los proyectos del hub y Silence". El responsable de las operaciones industriales de Nissan en España, Frank Torres, ha asegurado que la compañía está del todo abierta a la negociación: "Estamos convencidos de que podremos encontrar soluciones beneficiosas para todas las partes".

La próxima reunión, en noviembre

A partir de ahora, según ha especificado la mesa en un comunicado, se establecerán las bases del marco de la negociación, que tendrá que estar terminado a finales de octubre. La próxima reunión será a principios de noviembre.

Teniendo en cuenta que solo quedan tres meses para acabar el año, los más de 2.000 trabajadores de Nissan tendrán que ir unos meses al paro, puesto que la empresa o empresas que finalmente se instalen en las fábricas necesitarán un tiempo para hacer obras y adecuarla a su producción. La mesa de negociación está formada por el gobierno español, la Generalitat, los sindicatos y la propia Nissan.

stats