Seguridad Social
Economía 13/01/2022

Cecot pide que las mutuas controlen las bajas por covid

Foment i Pimec piden más diálogo a la Administración sobre las medidas adoptadas

4 min
Los médicos alertan del colapso de las urgencias

BarcelonaLa gestión del colapso que se está produciendo en la atención primaria por la tramitación de bajas y altas laborales debido al covid, que con la variante ómicron está provocando unos niveles de contagio hasta ahora nunca alcanzados, ha puesto en alerta a las patronales catalanas, que, además, no mantienen una posición unánime. A la vez, la gestión por parte de la Seguridad Social también ha provocado un enfrentamiento entre la Comunidad de Madrid, que preside Isabel Díaz Ayuso, y el ministerio de José Luis Escrivá.

A pesar de las medidas para automatizar las bajas y las altas que se han tomado en Catalunya, el sistema sigue desbordado. Las visitas de pacientes con covid a los ambulatorios, que el lunes batieron el récord de la pandemia, con 100.135, han bajado y ayer fueron 72.035, según los datos de Salud. En Catalunya hay más de 120.000 trabajadores de baja por covid.

De momento, seis comunidades han tomado medidas para agilizar la gestión, entre ellas Catalunya. En el Principat, la baja se puede tramitar a través de las farmacias colaboradoras, la aplicación La Meva Salut y, como último recurso, llamando al centro de atención primaria o el 061. Además, ya se ha establecido que en un mismo acto el enfermo pueda obtener la baja y el alta diferida para al cabo de siete días. Un sistema que la semana pasada ya habían pedido media docena de patronales de la distribución y el comercio, lideradas por Aecoc.

Para la patronal Foment, este medida es "razonable" por el momento excepcional, a pesar de que destaca que se están dando las bajas sin la cobertura jurídica que conlleva una revisión médica. "Dada la mencionada situación excepcional de bajas covid automáticas, es razonable y necesario que las altas sean igualmente automáticas al cabo de los siete días que establecen las autoridades sanitarias para superar el covid, para descongestionar el sistema y evitar un aumento injustificado del periodo de bajas", indica Foment.

Esta patronal, sin embargo, pide diálogo a la administración para consensuar las medidas. También lo pide la patronal Pimec, que "lamenta que, una vez más, decisiones como estas no se lleven a los espacios de concertación y diálogo para poder tomar las medidas de manera consensuada, cosa que genera tensiones innecesarias en estos momentos de crisis e incertidumbre económica y social". Además, Pimec indica que es evidente que las empresas tienen que tener centros de trabajo de muy bajo riesgo de contagio y, por lo tanto, que hay que adoptar todas las medidas necesarias para hacerlo, pero también "que las medidas que se tomen sean de carácter excepcional y durante el tiempo imprescindible".

Críticas de la Cecot

Entre las patronales catalanas, sin embargo, la Cecot es la más crítica con el sistema. La organización vallesana hace hincapié en el coste y las dificultades organizativas para las empresas que conllevan las bajas y altas automáticas, que considera erróneas. Esta patronal recuerda que la ley establece que la incapacidad laboral se produce mientras el trabajador reciba la asistencia de la Seguridad Social y tenga impedimentos para trabajar. "Queda claro que una cosa es que la persona trabajadora, para evitar un contagio, tenga que estar en casa, y otra muy diferente es que esta persona esté incapacitada médicamente para ejercer las funciones de su puesto de trabajo”, argumenta Pep Bosch, asesor laboral de la Cecot.

"Recordemos que las incapacidades transitorias suponen a la empresa tanto un coste económico como organizativo y necesita disponer de información para poder programar y planificar la actividad productiva y el desarrollo de las tareas de los puestos de trabajo", añade Bosch.

La Cecot pide que las empresas puedan comprobar las bajas con diferentes mecanismos, como las mutuas de accidentes, a las que reclaman un papel más activo. Quiere, además, que sean las mutuas las que se hagan cargo de las cotizaciones los primeros días de baja, que ahora pagan las empresas.

Por eso, esta patronal reclama que "la prestación por incapacidad transitoria se realice íntegramente a cargo de la aseguradora, y que se elimine el coste a cargo de la empresa de los primeros días de la baja". También quiere que "la empresa deje de cotizar a la Seguridad Social en estos periodos de suspensión del contrato de trabajo en los que no hay una prestación de servicios por parte de la persona trabajadora de baja".

Desde la vertiente política, mientras Andalucía, Asturias, Catalunya, el País Valenciano, Galicia y Murcia han automatizado las bajas y las altas, Madrid se opone. La comunidad de Díaz Ayuso argumenta que la ley establece que la baja y el alta se tienen que tramitar en dos actos médicos diferentes cuando el tiempo de incapacidad supere los cuatro días.

La Comunidad de Madrid reclama un cambio legislativo, puesto que el tiempo de baja por covid es de siete días. El ministro de Inclusión y Seguridad social, sin embargo, cree que no hace falta, y así lo explicó por Twitter.

El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, ha pedido a la Comunidad de Madrid que no "líe permanentemente" con el tema de las competencias de las bajas y altas laborales por covid y que solucione el problema como están haciendo otras comunidades. La UGT también ha pedido estos jueves al ministerio de Sanidad y a las comunidades que tomen "medidas inmediatas y efectivas" para salvar la atención primaria, que está desbordada. "Los 85.467 médicos y 153.433 enfermeros y enfermeras de atención hospitalaria, así como los 3.390 médicos y 3.508 enfermeros y enfermeras de los servicios de urgencias y emergencias, según los últimos datos del Sistema Nacional de Salud, son claramente insuficientes para dar cobertura sanitaria a los 47.326.687 ciudadanos residentes en España", avisa el sindicato.

Cómo se tramita la baja y el alta en Catalunya
  • ¿Cómo cojo la baja? Se puede tramitar a través de una de las farmacias adheridas al sistema ,con una e-consulta a través de la app La Meva Salut, o llamando al CAP.
  • ¿Cómo se tramita el alta? Una vez recibida la baja, Salud tramita el alta diferida de forma automática para siete días después. Si se continúa enfermo, sin embargo, habrá que ir al CAP para renovar la baja.
  • ¿Es obligatoria la baja si se es positivo? No es obligatorio. Lo tienen que pedir las personas con síntomas que no pueden hacer su actividad laboral o aquellas personas que tengan que estar aisladas para evitar contagios.
stats