Galardones
Economía 10/10/2022

Ben Bernanke gana el Nobel de economía por su "investigación en bancos y crisis financieras"

El economista, que presidió la Reserva Federal durante el crac bancario de 2008, comparte el galardón con Diamond y Dybvig

3 min
Bien S. Barnanke, el nuevo Premio Nobel de Economía

BarcelonaEl expresidente de la Reserva Federal –el banco central de los Estados Unidos– Ben Bernanke ha sido galardonado con el premio Nobel de Economía 2022. Bernanke, que presidió la institución durante la crisis económica global de 2008, ha sido premiado junto con dos economistas más, Douglas Diamond y Philip Dybvig, "por su investigación en bancos y crisis financieras", según ha anunciado este lunes la Real Academia Sueca de las Ciencias, que escoge a los ganadores.

Bernanke presidió la Fed entre el 2006 y el 2014, nombrado por el entonces presidente de los EE.UU., George Bush. En 2010 renovó un segundo mandato a propuesta de Barack Obama, que lo elogió por haber actuado con "calma y sabiduría" y haber frenado "la caída libre" en la que se encontraba la economía norteamericana durante la crisis de 2008.

La Academia Sueca, sin embargo, no ha premiado al economista norteamericano (nacido en 1953 en Augusta, en el estado de Georgia) por su labor al frente del banco central, sino por su trabajo como académico. Bernanke fue profesor de la prestigiosa Universidad de Princeton hasta 2005, donde dedicó buena parte de su investigación a estudiar el papel de las quiebras bancarias en el empeoramiento de la Gran Depresión de la década de 1930. Actualmente, trabaja en el think tank Brookings de Washington.

En cuanto a los otros dos ganadores, Diamond, que tiene la misma edad que Bernanke, es profesor de finanzas de la Universidad de Chicago, mientras que Dybvig (nacido en 1955) es catedrático en la Washington University, en la ciudad de Saint Louis. Los dos economistas trabajaron durante años conjuntamente para desarrollar un modelo que permite conocer las causas de los pánicos bancarios.

Los galardonados recibirán el premio este diciembre. El galardón consiste en una medalla de oro, un diploma y un cheque de diez millones de coronas suecas, unos 910.000 euros, que se reparten los tres galardonados.

El peligro de los pánicos bancarios

Un pánico bancario es la situación en la que un banco tiene problemas de liquidez porque una gran parte de sus clientes retiran a la vez el dinero que tienen depositado. Como la operativa de un banco se basa justamente en prestar el dinero de los depositarios a otros clientes, si todos los clientes piden que se les devuelvan los ahorros en el mismo momento, la entidad se queda sin efectivo muy rápidamente y se tiene que declarar en quiebra. Esta situación es la que, por ejemplo, aceleró la caída del Banco Popular en 2017.

El hecho de que un banco quiebre puede provocar rumores sobre la salud financiera de otras entidades, puesto que a menudo los bancos se prestan dinero entre ellos. Así, la quiebra de una entidad puede significar pérdidas para la entidad de al lado, puesto que le dejaría deudas impagadas. Aunque estos rumores no tengan ninguna base real, pueden provocar un efecto de pánico entre ciudadanos y empresas, de forma que se conviertan en una profecía autocumplida: la simple posibilidad de bancarrota del segundo banco lleva a los clientes asustados a retirar su dinero para evitar perderlo, lo cual acerca la entidad en cuestión a una quiebra de verdad. Si el pánico se extiende a muchas entidades, se crea un efecto bola de nieve que lleva a más y más bancos a quebrar.

Miembros de la Academia Sueca anuncian los tres galardonados, este lunes en Estocolmo.

"Esta dinámica peligrosa se puede evitar cuando el gobierno provee un seguro de depósitos y actúa como prestamista de última instancia de los bancos", indica la Academia en un comunicado. De hecho, la investigación de los tres ganadores se basa precisamente en el papel del estado para evitar las crisis financieras, algo que Bernanke puso en práctica durante su etapa en la Reserva Federal.

El papel de Bernanke durante la crisis financiera

Justamente sus conocimientos sobre la función del sistema financiero y el papel que tuvo durante la Depresión iniciada en 1929 con el crac bursátil de Nueva York situaron en su punto de mira a Bernanke en 2008, cuando el sistema financiero norteamericano sufrió un colapso a raíz de la crisis de las hipotecas subprime y de los productos derivados. El punto álgido de la crisis se produjo en septiembre de ese año, cuando el gobierno norteamericano se negó a rescatar a Lehman Brothers, uno de los bancos más importantes de Wall Street, lo cual congeló el crédito entre entidades a escala mundial y estuvo a punto de provocar nuevas quiebras, evitadas en esta ocasión por la intervención de las autoridades.

Bernanke fue el artífice del llamado quantitative easing, es decir, la inyección de grandes cantidades de dinero –mediante compras de deuda– por parte de los bancos centrales para garantizar la liquidez del sector financiero durante la crisis y así asegurar que las entidades tienen fondos suficientes para prestar a empresas y familias, a fin de que la actividad económica no decaiga. Con el mismo objetivo, redujo hasta el 0% el tipo de interés, un hecho hasta entonces sin precedentes en los EE.UU.

stats