Economía 27/10/2020

Los expertos deshacen el lío del Govern: el teletrabajo no es obligatorio

Trabajo defiende que sí lo es y choca con Empresa y Budó, que aseguran que solo se tiene que promover

Paula Solanas Alfaro
3 min
El 40% dels treballadors han fet teletreball  durant la pandèmia del covid-19.

Barcelona"El teletrabajo no es obligatorio". Así de tajantes se han mostrado los abogados laboralistas consultados por el ARA después del nuevo lío que protagonizaron este martes varias conselleries del Govern. Trabajo (ERC) ha reiterado que es obligatorio el trabajo a distancia desde el decreto publicado el 16 de octubre, mientras que la portavoz del Govern, Meritxell Budó, y el departamento de empresa (JxCat) insistían en que las compañías "solo tienen el deber de promover" esta modalidad.

"No es obligatorio porque es competencia del gobierno español y tanto la nueva ley del teletrabajo como el Estatuto de los Trabajadores como el propio plan Me Cuida dejan claro que esta modalidad es voluntaria", aseguran tanto el abogado laboralista

De hecho, el secretario general de Trabajo, Josep Ginesta, ha reconocido que la Generalitat no tiene competencias en materia laboral para obligar a las empresas a hacer trabajo a distancia. Ahora bien, se ha escudado en el hecho de que sí tiene para que las compañías adopten medidas para prevenir el riesgo de contagio del covid-19 y, en este sentido, ha asegurado que entre estas medidas incluidas en el decreto del 16 de octubre ya estaba la obligatoriedad del teletrabajo. Pero, además, ha añadido que el incumplimiento de la medida puede comportar sanciones, a pesar de que no ha especificado cuáles son.

"Si se lee el texto en cuestión, sin embargo, en ningún caso se habla de obligatoriedad", dejan claro los abogados. Concretamente el decreto dice: "Las personas titulares de centros de trabajo, públicos y privados, tienen que adoptar, entre otras, las medidas siguientes: promover medidas organizativas y técnicas que permitan limitar al máximo la movilidad de personas trabajadoras, priorizando el trabajo a distancia, el teletrabajo o las reuniones telemáticas [...]". "Aunque sí incluyera la palabra obligatoriedad, también sería muy discutible, porque las competencias son de Madrid", añaden los dos abogados.

De hecho, según Parra, solo hay dos excepciones en las que sí se puede imponer el teletrabajo y que recoge el plan Me Cuida: "Si el trabajador forma parte del grupo de riesgo y si hay problemas de conciliación porque por ejemplo un menor ha sido confinado", detalla el abogado. Este plan es el que permite flexibilizar la jornada laboral durante la pandemia y está prorrogado hasta el 31 de enero.

La polémica en el seno del Govern estalló a primera hora del martes cuando el conseller de Trabajo, Chakir El Homrani, aseguraba en una entrevista a RAC1 que las empresas tienen la obligación de hacer teletrabajo. Poco después, fuentes de Presidencia matizaban esta afirmación e indicaban que la obligación es "promover" esta modalidad. Y a mediodía la portavoz del gobierno dejaba claro que no se puede regular este ámbito a las empresas privadas porque la Generalitat no "dispone de las competencias". También ha hecho autocrítica por si los ciudadanos consideran que algunos mensajes del Govern han generado dudas: "Si ha sido así, es importante ciertamente evitar generar confusión a la población".

Document no vinculante

El lío entre conselleries llegaba el día siguiente de que el Consell de Relacions Laborals (formado por la Generalitat, los sindicatos CCOO y UGT y las patronales Foment y Pimec) insistiera en un comunicado en que todas las empresas que pudieran hacer teletrabajo tendrían que adaptarse.

"Las empresas tienen la obligación de limitar la movilidad de las personas trabajadoras adoptando sistemas de trabajo a distancia y teletrabajo, así como reuniones telemáticas, de acuerdo con las medidas decretadas por la autoridad sanitaria, durante su periodo de vigencia, y recordamos que solo cuando por el tipo de actividad el trabajo presencial es imprescindible se permite la movilidad", recordaba el organismo, que no tiene obligatoriedad jurídica, en un comunicado.

Este martes, sin embargo, tanto la patronal Foment del Treball como el sindicato UGT han emitido un comunicado instando a las empresas a promover y priorizar el teletrabajo, pero en ningún caso han hablado de obligatoriedad. La UGT, además, ha pedido al Govern que no añada más desconcierto a los trabajadores en el actual contexto.

stats