Política monetaria
Economía 05/07/2022

El euro, a mínimos de los últimos 20 años

El freno de la actividad y el precio de la energía pasan factura a la moneda única

2 min
La sede del Banco Central Europeo, en Frankfurt.

BarcelonaEl encarecimiento de la energía, la inflación y el debilitamiento del crecimiento económico ya pasan factura a la moneda única europea, el euro, que este martes ha caído a mínimos de los últimos 20 años en relación con el dólar estadounidense. Este martes por la mañana la moneda europea se ha depreciado hasta un cambio de 1,03 dólares –cuando el lunes había cerrado a 1,043–, un valor de cambio que no se producía desde noviembre del 2002.

La caída muestra como los inversores buscan refugio en la divisa norteamericana, tanto porque ya han subido los tipos de interés como por la debilidad que está mostrando la economía europea.

Este retardo económico lo refleja el índice de actividad de S&P Global Market Intelligence (antes IHS Markit): la actividad en la eurozona ha bajado a mínimos de los últimos 16 meses. El índice ha pasado de 54,8 puntos en mayo a 52 puntos en junio. "El sector manufacturero está en contracción por primera vez en dos años y el sector servicios ha sufrido una marcada pérdida del impulso del crecimiento en medio de la crisis del coste de la vida", indica S&P Global Market Intelligence.

"Seguirá siendo muy difícil que el euro repunte de una manera significativa con el empeoramiento del panorama energético y los riesgos para el crecimiento económico aumentando notablemente", dijo Derek Halpenny, analista de MUFG, en Reuters. "El fuerte deterioro en el ritmo de crecimiento de la actividad empresarial de la zona euro aumenta el riesgo de que la región caiga en un declive económico el tercer trimestre", ha indicado Chris Williamson, economista en jefe de S&P Global Market Intelligence. 

Subidas de tipos

Según el catedrático de economía de la UPF José García Montalvo, la ralentización de la economía europea pesa en la pérdida de valor del euro, pero ve como un factor clave las "subidas de tipos de interés más elevadas y más rápidas en los Estados Unidos", que es el factor que explica que los inversores se refugien en el billete verde. García Montalvo recuerda que mientras la Fed ya ha subido los tipos, en Europa aún no se ha hecho, solo hay un compromiso. Pero, además, cree que los mercados descuentan que los tipos de los Estados Unidos en un futuro "subirán más rápidamente y de forma más intensa" que en el Viejo Continente.

Además, este catedrático indica que las palabras de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, avisando de que intentarán evitar una fragmentación del mercado de deuda –es decir, que no se dispare la prima de riesgo de España e Italia– debilitan todavía más la divisa europea.

stats