Economía 11/07/2021

El G-20 también da luz verde al impuesto sobre sociedades global del 15%

Los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales han calificado el acuerdo de "histórico"

2 min
Olaf Scholz, candidato del SPD a la cancillería

Primero fue el grupo de las economías más desarrolladas del mundo, el G-7; después, la OCDE anunciando un acuerdo mundial entre 130 países y, este sábado, el G-20 que avalaba la reforma fiscal internacional que incluye un mínimo del 15% para el impuesto sobre sociedades a escala global. El encargado de hacer el anuncio del G-20 ha sido el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, en Venecia. “Los países del G-20 se han puesto aquí de acuerdo que quieren abordar un nuevo orden tributario internacional”, ha dicho Scholz. Los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales del G-20 llevan dos días reunidos en la ciudad italiana donde han llegado a un acuerdo político que han calificado de "histórico" para secundar este sistema, que tratará de evitar que las multinacionales evadan impuestos o desvíen sus beneficios a paraísos fiscales. "El acuerdo hará más justo y estable el marco impositivo internacional de las empresas", ha apuntado la Comisión Europea a través de un comunicado.

Este sistema se basa en dos pilares. Por un lado, la manera de asignar un porcentaje de los beneficios de las empresas, en particular de las digitales, a ciertas jurisdicciones para que paguen impuestos donde operan aunque no tengan presencia física y, del otro, en la aplicación de un tipo de impuesto sobre sociedades de un mínimo del 15% a las empresas con una facturación mínima de 750 millones de euros. Scholz ha calificado de “gran momento histórico” el acuerdo en el marco del G-20 y ha explicado que cuando se ha logrado el consenso “ha habido un aplauso” en la sala, porque “todo el mundo entiende que algo grande estaba sucediendo”. Cuando le han preguntado sobre si será posible que se sumen al acuerdo otros países reticentes de la Unión Europea (UE), como Irlanda, Hungría o Estonia, que han atraído durante años inversión privada por sus tipos tributarios bajos, ha asegurado que confía que, finalmente, le apoyen. “Estoy absolutamente seguro de que habrá un acuerdo en octubre”, ha afirmado el ministro alemán, convencido del poder de arrastre que tiene el G-20, que representa “el 90% del PIB global”.

La letra pequeña se conocerá en octubre

El acuerdo del G-20 llega diez días después de que 130 países firmaran el acuerdo para esta reforma fiscal, según comunicó en su momento la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Solo nueve jurisdicciones se negaron a añadirse al pacto (entre las que están las de Irlanda, Hungría y Estonia), que los signatarios se han comprometido a tener terminado a nivel técnico en octubre y que tendrá una implementación efectiva en 2023.

stats