Laboral
Economía 08/04/2022

La indexación al IPC, la piedra en el zapato de la negociación de los salarios

La CEOE hace una contrapropuesta a los sindicatos y apuesta por un aumento del 8% en tres años y sin cláusulas de garantía salarial

2 min
El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez; el de CCOO, Unai Sordo, y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, esta semana.

MadridEl nulo contacto de los últimos días entre sindicatos y patronales por la revisión de los salarios dejaba entrever que la negociación no pasaba por su mejor momento. El bloqueo se ha vuelto a constatar este viernes después de que la CEOE haya rechazado en una reunión interna la última propuesta de CCOO y la UGT. La patronal apuesta por aumentar un 8% los salarios en los próximos tres años, es decir, repartir el incremento hasta el 2024 y hacerlo según la situación del sector y la empresa, como ha avanzado Expansión y confirman fuentes próximas a los empresarios al ARA.

Pero en su propuesta la patronal no incorpora las cláusulas de salvaguarda, una condición sine qua non para los sindicatos. El objetivo principal de estas cláusulas es facilitar que, si este 2022 se cierra un aumento salarial muy por debajo de la inflación, se pueda reconducir en 2023 y 2024. Para los empresarios esta es la puerta de entrada para los efectos de segunda ronda, es decir, al hecho de que las presiones inflacionistas se trasladen a los sueldos alimentando todavía más la espiral inflacionista.

A su vez, CCOO y la UGT habían puesto encima de la mesa un aumento del 3,4% para este año, del 2,5% para el 2023 y del 2% para el 2024, dejando atrás la propuesta de un aumento del 5% para este año, que, como explicaba este diario, estaban dispuestos a dejar atrás para llegar a un acuerdo. La principal diferencia, sin embargo, es que los sindicatos sí que incluyen las cláusulas, y aquí es donde aparece el no de los empresarios. En concreto, quieren que a los futuros incrementos se les sume la recuperación del poder adquisitivo que se pierda este año, cuando la revisión del sueldo queda por debajo de la inflación –el Banco de España estima un IPC medio del 7,5% este 2022 –. Los sindicatos apuestan por recuperar el 50% de la diferencia entre el 3,4% y la inflación media anual que quede este año: la cifra resultante se repartiría entre el 2023 y el 2024. Con todo, los agentes sociales retomarán las conversaciones después de Semana Santa.

stats