Economía 16/04/2021

Los Madoff catalanes y españoles

Miles de inversores se han visto afectados también en España por fraudes y estafas durante los últimos 50 años

5 min
Imagen de archivo de una protesta contra los fraudes en Barcelona.

La muerto el miércoles, mientras cumplía una pena de prisión, de Bernie Madoff, el mayor estafador surgido de Wall Street, hace revivir los grandes fraudes y estafas financieras que se han producido en Catalunya y España, y las penas que han recibido sus protagonistas. Madoff, abandonado por su propia familia, traspasó sin haber salido de la prisión, después de ser condenado a 150 años por haber estafado más de 50.000 millones de euros.

La estafa piramidal de Madoff también se replicó aquí. En 2017 fue condenado por la Audiencia Nacional a trece años de prisión el denominado Madoff español, Germán Cardona Soler, por una macroestafa piramidal de 350 millones de euros que afectó a 180.000 personas de un centenar de países. Seguía el esquema Ponzi, la estafa piramidal de Madoff, de captar dinero y retribuir con las aportaciones de los nuevos inversores a los más antiguos, hasta que el volumen es tan alto que no se puede pagar.

Matesa y Sofico

Cuando el franquismo se acercaba a su fin destacó un caso, Matesa. La falsa venta de telares de exportación por parte de esta empresa para cobrar solo los créditos a la exportación provocó un agujero de casi 10.000 millones de las antiguas pesetas y arrastró al Banco de Crédito Industrial. Joan Vilà Reyes, principal accionista de la empresa, estuvo seis años en prisión preventiva, pero no cumplió la pena de 223 años impuesta, porque fue indultado en diciembre del 1975 por el entonces recién proclamado rey Juan Carlos.

En la misma época se hizo famoso un caballito de mar. Era el símbolo de Sofico, un grupo que captaba dinero de pequeños inversores a los que prometía una rentabilidad del 12%. Sofico tenía en su consejo a importantes figuras del franquismo, pero la dirección ejecutiva la llevaban Eugenio Peydró Salmerón, el director general, y su hijo. Suspendió pagos y dejó un agujero de más de 5.000 millones de pesetas. El juicio, trece años después, acabó con una condena de nueve años para Peydró y de dos años para su hijo, pero el condenado principal murió muy poco después.

Mario Conde, el banquero del 'pelotazo'

Mario Conde es, quizás, el máximo exponente de lo que se denominó la cultura del pelotazo. Su gran negocio, con su socio Juan Abelló, fue la venta de Antibióticos. Unas ganancias que destinó a asaltar Banesto, del que primero fue vicepresidente y después presidente. Pero en 1993, el Día de los Inocentes, el Banco de España, gobernado entonces por Luis Ángel Rojo, intervino la entidad. El agujero se calculó en unos 400.000 millones de pesetas, y Conde fue juzgado por dos casos. En el llamado Argentia Trust fue condenado por apropiación indebida de 600 millones de pesetas y falsedad a poco más de cuatro años de prisión. Por el caso Banesto, fue condenado por la Audiencia Nacional a catorce años por estafa y apropiación indebida y a devolver 7.200 millones de pesetas a Banesto. El Supremo elevó la pena a veinte años y Conde pasó por la prisión, pero no llegó a cumplir la mitad de la pena gracias a los beneficios penitenciarios.

El empresario modelo: Javier de la Rosa

El catalán Javier de la Rosa coincidió con Mario Conde unos días en la prisión. De la Rosa fue el representante de KIO en España y durante los años 80 y principios de los 90 estuvo en el centro de múltiples operaciones, como la compra de las papeleras Inpacsa o Torras o la fusión de ERT y Cros para crear Ercros, empresa que acabó haciendo una enorme suspensión de pagos. Si en los 80 estaba en las páginas económicas de los diarios, a partir del 1994 estuvo en el centro de las de los tribunales. Kuwait lo acusó de apropiarse de sus fondos. El caso fue juzgado en Londres y en la Audiencia Nacional.

El entonces presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, calificó a De la Rosa de empresario modelo cuando salvó el proyecto del parque recreativo de Salou y Vila-seca, ahora Port Aventura. Pero la operación dio nombre a un largo procedimiento judicial, el caso Grand Tibidabo. De la Rosa, en octubre del 1994, entró en prisión preventiva –y se hizo famosa su foto en una celda de la Modelo comiendo un bocadillo–. La sentencia llegó mucho después, en 2008: tres años de prisión por apropiación indebida de 68 millones de euros.

En los procedimientos contra De la Rosa aparecieron otras figuras conocidas, como Manuel Prado y Colón de Carvajal, amigo del rey emérito Juan Carlos. Y el padre de De la Rosa, Antonio, ya protagonizó el primer gran escándalo de la Catalunya postfranquista. Era secretario de la Zona Franca cuando se produjo un desfalco con la compra y venta de terrenos inexistentes. En el juicio se demostró que la apropiación de dinero del erario público rondaba los 1.230 millones de pesetas. Antonio de la Rosa huyó y su hijo dijo que había muerto, pero cuando el caso prescribió volvió a Catalunya, donde vivió hasta que murió realmente.

El escándalo de Afinsa y Fórum Filatélico

Francisco Briones, expresidente de Fórum Filatélico, fue condenado por el Tribunal Supremo a once años de prisión. Fue el primer gran escándalo español del siglo XXI. La intervención de Fórum Filatélico y Afinsa se produjo el 9 de mayo del 2006 y afectó a 460.000 clientes, que habían invertido en las dos empresas unos 6.200 millones de euros, de los que solo podrán recuperar unos 2.300 millones. El Supremo dictaminó, además, que el Estado no tenía responsabilidad patrimonial y, por lo tanto, no tenía que indemnizar a los afectados.

Rato, condenado por las 'black' y absuelto por Bankia

Rodrigo Rato también ha pasado por los juzgados y la prisión. Pero todavía no hace seis meses quedó absuelto –junto con 33 acusados más– por la Audiencia Nacional del caso de la salida a bolsa de Bankia. El banco, sin embargo, tuvo que ser rescatado e hizo un agujero a muchos inversores. Hasta 347.388 particulares compraron títulos de Bankia, por un valor total de 3.300 millones de euros. Esa inversión fue desastrosa: hay que recordar que las acciones empezaron rozando los 180 euros en 2011 y cayeron hasta los pocos más de dos euros. Actualmente, un título de Bankia vale poco más de un euro. Rato, sin embargo, no salió indemne del caso de las tarjetas black, por apropiación indebida, y fue condenado a cuatro años de prisión. Y todavía tiene pendiente un procedimiento judicial por presunto blanqueo de capital y elusión fiscal por el delito de corrupción en los negocios a raíz del presunto cobro de más de 835.000 euros en comisiones irregulares de las campañas publicitarias de Bankia.

El 'Madoff catalán'

Un esquema Ponzi es el sistema que utilizó Antonio Mas, conocido como el Madoff catalán. Él mismo se autodenunció a los Mossos d'Esquadra en 2017 por una presunta estafa de hasta 300 millones de euros a miles de inversores, a los que prometía un 12% de beneficio si invertían en su sociedad, Publiolimpia. Detrás no había nada y, cuando ya no pudo más, confesó y reconoció que se había "tirado a una piscina sin agua".

stats