Presión estética
Gente 19/08/2022

Linda Evangelista vuelve a la moda después de quedar "desfigurada" por un tratamiento estético

La modelo protagoniza la portada de septiembre del 'Vogue' británico

2 min
Linda Evangelista en una imagen de archivo

BarcelonaEn septiembre de 2021 Linda Evangelista, una de las top models más cotizadas de los años 90, revelaba a través de sus redes sociales que un tratamiento estético (una criolipolisis) la había dejado desfigurada. Las consecuencias brutales del tratamiento obligaron a Evangelista a retirarse de la moda y la publicidad. Después de ocho años escondida de todas las miradas, Evangelista vuelve a la moda protagonizando la portada del mes de septiembre de la edición británica de Vogue, la más importante del año.

La portada de 'Vogue'.

Para el reportaje y la portada de Vogue, la canadiense ha sido fotografiada por Steven Meisel, con quien ha trabajado en numerosas ocasiones y uno de los fotógrafos que mejor la conocen. En todas las imágenes que se han podido ver del reportaje, Evangelista aparece totalmente tapada –vistiendo sombreros y pañuelos– y solo se le ve el rostro, evitando así mostrar los efectos del tratamiento estético que la dejó en el ostracismo profesional. En su momento, la modelo explicó que el tratamiento había aumentado sus células adiposas en vez de disminuirlas y que, por este motivo, había quedado permanentemente deformada, a pesar de haberse sometido a dos cirugías correctoras.

Durante la entrevista, la modelo habla de las consecuencias psicológicas y físicas de la lipoescultura fallada. "Si hubiera sabido que los efectos secundarios podían incluir perder las ganas de vivir, y que acabaría tan deprimida que me odiaría..., no, no habría asumido el riesgo", declara Evangelista entra lágrimas. La modelo relata el infierno que ha sufrido, que la ha destruido psicológicamente y que también ha tenido consecuencias para su hijo Augie, nacido de la relación con François-Henri Pinault (ahora casado con Salma Hayek) y a quien intentó esconder su cara deformada.

"Tengo puntos, he llevado vendas de compresión en la barbilla, he tenido el cuerpo vendado, comprimido, durante ocho semanas... Nada ha ayudado", detalla Evangelista. Durante estos ocho años, la modelo llegó al extremo de no comer, solo consumir agua o simplemente un rama de apio o una manzana. Asegura que su salud mental está todavía muy damnificada, pero que echa mucho de menos su profesión, motivo por el cual ha decidido empezar a trabajar de nuevo con el apoyo de algunos de sus amigos de la industria de la moda. Uno de los que le han echado una mano para volver a primera línea es Kim Jones, director creativo de Fendi, que lo ha fichado como imagen de la nueva campaña de la marca.

Evangelista, que hace veinte años aseguraba que no se levantaba de la cama por menos de 10.000 dólares, explica que todavía está intentando descubrir cómo podrá encajar de nuevo en el mundo de la moda. "No me veréis con bañador, eso seguro. Será difícil encontrar trabajo en cosas que sobresalgan de mí; sin retocar, sin comprimir, enganchar cosas o engañar", asegura.

stats