Gente 06/02/2022

La reina Isabel II acepta que Camila sea tratada como "reina consorte" cuando Carlos acceda al trono

La actual duquesa de Cornualles recibirá este tratamiento, lo cual nunca se había aclarado desde palacio, donde hasta ahora solo estaba previsto darle el rango de princesa

3 min
La reina de Inglaterra Elizabeth II

BarcelonaEl príncipe Carlos, heredero al trono británico, ha reconocido este domingo "el honor" que representa el deseo de su madre, Isabel II, que su mujer, Camila, sea conocida como reina consorte cuando él sea rey, en un mensaje difundido con motivo del Jubileo de Platino de la soberana. "En este día histórico, mi mujer y yo nos unimos a todos ustedes para felicitar a Su Majestad la Reina por el notable éxito de servir a esta nación durante setenta años", dice el comunicado firmado por el príncipe y emitido por su residencia oficial, Clarence House. "Somos profundamente conscientes del honor que representa el deseo de mi madre", señala Carles en la nota, en la que afirma también que "la devoción de la reina por el bienestar de todo su pueblo inspira una admiración más grande cada año que pasa". “A medida que buscamos juntos servir y apoyar a Su Majestad y a la gente de nuestras comunidades, mi estimada esposa ha sido mi propio apoyo constante en todo momento”, confiesa sobre Camila, con la cual se casó en 2005 después de una relación sentimental informal de décadas.

El comunciat de Clarence House

Primera vez que se aclara esta situación

El príncipe concluye el comunicado diciendo que este año de conmemoración del Jubileo brinda “una oportunidad” para unirse a “celebrar el servicio de la reina", el ejemplo de la cual les "seguirá guiando en los próximos años”. En su propio mensaje, Isabel II, de 95 años, expresó su deseo de que Camila, duquesa de Cornualles, "sea conocida como reina consorte" cuando su primogénito se convierta en rey, lo cual aclara este punto por primera vez, puesto que hasta ahora se especulaba que la segunda esposa del heredero al trono podría ser solo princesa. En su personal carta a la nación, que firma como "vuestra servidora", la monarca abre la puerta a su sucesión, al pedir a la gente del Reino Unido y de todo el mundo que extienda su apoyo a Carlos, de 73 años, y a Camila, de 74.

"Cuando, en la plenitud de los tiempos, mi hijo Carlos se convierta en rey, sé que le daréis a él y a su mujer, Camila, el mismo apoyo que me han dado a mí, y es mi sincero deseo que, llegado aquel momento, Camila sea conocida como reina consorte, mientras continúa con su propio servicio leal", escribe la monarca.

70 años esperando su turno, récord mundial

La reina también alude al "firme apoyo" que ha recibido de su familia y en especial de su difunto esposo, el príncipe Felipe de Edimburgo, del cual dice que fue un compañero "dispuesto a ejercer el papel de consorte y a hacerlo de manera desinteresada, con los sacrificios que acompañan" a este papel. El príncipe de Gales ha batido el récord en la historia británica de espera por acceder al trono, después de convertirse en heredero a los 3 años.

El mensaje de hoy de Isabel II se considera la alusión más clara hasta ahora a su futuro como rey, y los comentaristas sobre la realeza no descartan incluso que se tenga que convertir antes en regente si la madre estuviera un día incapacitada para dedicarse a ello. En 2018 la soberana ya pidió a los dirigentes de los países de la Commonwealth que aceptaran a su hijo como su jefe de estado. Poco dada a las demostraciones públicas de sentimientos, la reina ofreció, además, un mensaje cariñoso a su hijo aquel mismo año en su 70º aniversario, describiéndolo como "un heredero dedicado y respetado comparable con cualquiera en la historia y un padre maravilloso". A diferencia de su madre, admirada por el sentido del deber de y la discreción, Carlos es una figura más controvertida, puesto que a menudo expresa sus opiniones en público y a veces ha intentado influir en el gobierno, un extremo al cual en 70 años en el trono la reina nunca ha llegado.

stats