Internacional 26/08/2021

48 horas para evacuar a los civiles de Kabul

Los aliados europeos aceleran los traslados antes de que los soldados de los Estados Unidos abandonen el aeropuerto

4 min
Un avión evacua ciudadanos de Kabul

LondresEl aeropuerto de Kabul vivirá ente este jueves y el viernes, o a lo sumo en las primeras horas del sábado, la última fase efectiva de la evacuación de civiles afganos y expatriados o cooperantes extranjeros, a pesar de que el último soldado norteamericano se marchará el 31 de agosto. Las principales potencias europeas, con tropas desplegadas en el país, han alertado de que mucha gente, una cifra a estas alturas incalculable, quedará atrás contra su voluntad, con un gran riesgo para sus vidas.

La razón básica es que las tropas occidentales, 5.400 norteamericanos más los otros contingentes –británico, alemán, francés, canadiense, italiano y español (110 militares y 17 agentes del Grupo Especial de Operaciones y de la Unidad de Intervención Policial)–, necesitan entre 48 y 72 horas para salir y llevarse todo el material con el que han asegurado el perímetro de la instalación.

Si bien el presidente Biden ha pedido al Pentágono un plan alternativo por si hubiera que atrasar la fecha tope de la retirada, según aseguró en la alocución hecha el martes al atardecer desde la Casa Blanca, lo cierto es que la decisión está tomada y es irreal pensar en una extensión.

Uno de los primeros países que ha finalizado la operación de salida, este mismo miércoles, ha sido Polonia, según ha informado el secretario de estado de Exteriores, Marcin Przydacz. En una docena de vuelos, el número de evacuados supera el medio millar. El último en elevarse se encuentra ya en Uzbekistán. Przydacz ha asegurado que la decisión de su gobierno se ha tomado después de consultarlo con los norteamericanos y con los británicos.

Por su parte, el ministro francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, ha confirmado a la cadena CNews que la operación de evacuación que París puso en marxa el 16 de agosto, y que hasta ahora ha conseguido rescatar a 2.000 ciudadanos afganos y a un centenar de franceses, "muy [probablemente]" finalizará el jueves. La cancillera alemana, Angela Merkel, ha dicho en declaraciones más voluntaristas que reales que intentará seguir las evacuaciones más allá de la fecha tope.

Y el ex máximo responsable del Estado Mayor de la defensa del Reino Unido, lord David Richards, ha asegurado también este miércoles, en declaraciones a la BBC, que si el país quiere "cumplir el plazo del 31 de agosto", la línea roja fijada por los talibanes para que haya tropas extranjeras en territorio afgano, es "bastante seguro" que el ejército británico solo tenga dos días más para continuar sus esfuerzos de rescate humanitario.

Hasta ahora, Londres informa de que desde el inicio de la actuación, en este caso el sábado 14 de agosto, más de 10.000 personas han salido en aviones de la RAF y que el ritmo actual, desde el martes, es de 2.000 más cada día. El ministerio de Defensa del Reino Unido ha informado también este mediodía de que 2.000 intérpretes y otros colaboradores de las tropas británicas durante la ocupación esperan todavía cerca del aeropuerto para ser trasladados.

Italia, por su parte, ha conseguido evacuar en 44 vuelos y hasta este mismo miércoles a 3.741 afganos, de los cuales 2.659 ya están en Roma y en otras ciudades del país, ha informado el ministro de Defensa, Lorenzo Guerini, en las comisiones de Exteriores y Defensa del Parlamento y del Senado, informa la agencia ANSA.

España, a su vez, ha recibido hasta mediodía también de este miércoles a 1.254 personas, de las cuales 975 se quedarán, 146 irán a otros países de la Unión Europea (UE), 131 a los Estados Unidos y dos están todavía pendientes de recibir un destino final.

Los primeros americanos ya se han marchado

Quien está haciendo el mayor esfuerzo de evacuación es, sin duda, el Pentágono, que desde el 14 de agosto hasta este mediodía ha conseguido hacer salir del país a 82.300 personas, 4.400 de las cuales con nacionalidad estadounidense. De hecho, en las últimas 24 horas, tanto los Estados Unidos como el resto de países occidentales han conseguido rescatar a 19.200, a las que han conseguido sacar en 90 vuelos. Algunos miles de norteamericanos, no cuantificados a estas alturas por la Casa Blanca, permanecen en el país.

En total, la administración Biden calcula que todavía hay 10.000 personas que esperan en el aeropuerto para marcharse de Afganistán.

Mientras tanto, el secretario de prensa norteamericano, John Kirby, ha afirmado esta mañana a primera hora de Washington que "varios centenares" de tropas norteamericanas abandonaron el martes el aeropuerto de Kabul porque el comandante jefe "creia que ya no los necesitaba".

Kirby ha querido desmentir que todo ello esté siendo un caos y ha asegurado que la idea de que los EE.UU. han "pulsado un botón" para empezar a retirarse ahora es errónea. Ha señalado que el proceso se está llevando a cabo desde 14 de abril y que quedan unos 5.400 efectivos en Kabul.

Futuro control de la instalación

El régimen talibán ha asegurado que una vez se marchen todas las tropas occidentales el aeropuerto se reabrirá y se permitirán los vuelos civiles, aunque solo se autorizará la salida a los extranjeros. El control de la infraestructura, y sobre todo el funcionamiento, no puede quedar en manos del grupo, que aparece técnicamente incapacitado para hacerlo. Así, según han revelado fuentes gubernamentales turcas a la agencia Reuters, los talibanes han pedido a Ankara que sean controladores de vuelo turcos quienes dirijan las operaciones de despegue y aterrizaje una vez se hayan marchado los americanos.

Turquía había ofrecido ayuda al nuevo régimen de Kabul para proporcionar asistencia técnica y de seguridad al aeropuerto cuando los talibanes tomaron el control de Afganistán, pero duda ahora de la ayuda si no se les permite una mínima presencia de tropas para garantizar la seguridad de sus efectivos. Los talibanes no quieren, pero es vital para la pervivencia de su régimen que el aeropuerto siga operativo para recibir toda la ayuda humanitaria que haga falta.

stats