Italia
Internacional 31/07/2022

El asesinato de un vendedor nigeriano en la calle a la luz del día conmociona a Italia

Alika Ogorchukwu, de 39 años, muere a manos de Filippo Claudio Ferlazzo en el centro de la localidad italiana de Civitanova Marche

ARA
2 min
Imagen de la víctima, Alika Ogorchukwu

BarcelonaLa muerte del vendedor ambulante nigeriano Alika Ogorchukwu, de 39 años, que fue agredido el viernes a la luz del día en el centro de la localidad de Civitanova Marche, en la región de Marche, fue captada en un vídeo. El suceso ha desatado durante el fin de semana un gran alboroto en el país, que se encuentra en plena campaña electoral. Principalmente, se ha criticado con dureza los testigos del acto que no intervinieron en ningún momento para detener al agresor, el italiano Filippo Claudio Ferlazzo, de 32 años.

Alika Ogorchukwu estaba casado y tenía un hijo de 8 años. Su mujer, Charity Oriachi, no pudo contener las lágrimas mientras explicaba a los medios de comunicación cómo se le había mostrado el cuerpo de su marido extendido en el suelo. El sábado centenares de personas de la comunidad nigeriana local salieron a las calles de Civitanova Marche para exigir justicia. Según señalan los medios locales, el presunto asesino tiene antecedentes penaltis. Ha ingresado en la prisión acusado de homicidio voluntario y robo, porque además se llevó el teléfono de la víctima.

Las circunstancias en las que se produjeron el incidente no están claras. Algunos testigos dicen que Ogorchukwu había pedido limosna Ferlazzo, otras que "piropeó" a su novia.

Varios líderes políticos han expresado su horror ante el incidente y han enviado el pésame a la familia de la víctima. “El asesinato de Alika Ogorchukwu sobrecoge. Por la ferocidad inaudita y la indiferencia extendida. No puede haber justificaciones ni basta con el silencio. El último ultraje a Alika sería pasar página y olvidarlo”, ha denunciado el líder del Partido Demócrata, Enrico Letta.

La líder del partido ultraderechista Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, a menudo muy dura con la inmigración, ha destacado que "no hay justificación para tal brutalidad" y ha pedido que el "asesino pague caro este horrible homicidio". También ha reaccionado del mismo modo el dirigente de La Liga, Matteo Salvini, que ha pedido una oración por el muerto y ha enviado un abrazo a la familia. "Para el asesino, un castigo seguro y hasta el final. Ciudad de desorden. Violencia de día y de noche. No aguantamos más. La seguridad no tiene color. La seguridad tiene que volver a ser un derecho", ha argumentado.

Por su parte, la asociación de Santo'Egidio, que entre otras misiones se ocupa de la acogida de refugiados en Italia, lamentó ayer los hechos e hizo un llamamiento a "detener la violencia, y también la violencia que abre el camino". "Es un episodio que ha pasado en una calle normalmente llena de gente, en el pleno centro de Civitanova Marche. Hay incluso quien lo ha grabado, otros han gritado al agresor, pero nadie ha intervenido", denunció la organización.

El ministro de Sanidad en funciones, Roberto Speranza, ha asegurado que “la indiferencia es tan grave e injustificable como la violencia”. Antonio Tajani, coordinador nacional de Fuerza Italia (FIN), el partido de Silvio Berlusconi, se ha mostrado “entristecido” por los hechos ocurridos en Civitanova Marche, que ha calificado como una ciudad que “siempre ha sido abierta, pacífica y acogedora”. También ha señalado que el ayuntamiento, gobernado por una coalición de partidos de derechas, entre ellos FIN, estudiará la posibilidad de constituirse como acusación en el juicio “contra el monstruo” que ha cometido este “asesinato demencial”.

stats