Internacional 16/01/2022

Austria podrá multar con hasta 2.400 euros a los no vacunados

El gobierno da los detalles de la ley para imponer la vacuna anticovid, que entrará en vigor el 1 de febrero

ARA
3 min
El canciller de Austria, Karl Nehammer.

BarcelonaLos mayores de edad que vivan en Austria estarán obligados a vacunarse contra el covid a partir del 1 de febrero, según ha anunciado este domingo el gobierno del país, que ha dado detalles de la ley para imponer la vacunación contra el coronavirus . Los que no cumplan con la medida podrán ser multados con 600 euros hasta cuatro veces al año.

Una vez la ley entre en vigor habrá un periodo inicial de transición e información, y la policía empezará a hacer controles aleatorios sobre el estado de la vacunación a partir del 16 de marzo, momento a partir del cual podrá empezar a sancionar a los no vacunados.

A mediados de noviembre, Austria fue el primer país de la Unión Europea en apostar por la vacunación obligatoria a la población general, y también fue pionero al imponer un confinamiento para las personas no inmunizadas (que no tengan la pauta completa de vacunación ni hayan pasado la enfermedad en el último medio año), que solo pueden salir de casa para ir a trabajar, al médico o al supermercado. 

El gobierno austríaco, una coalición de conservadores y ecologistas, ha pactado con dos partidos opositores (socialdemócratas y liberales) esta ley, que se votará esta semana en el Parlamento con un amplio apoyo, con cuatro de las cinco formaciones a favor. La intención inicial del ejecutivo liderado por Karl Nehammer era aplicar el mandato obligatorio a todas las personas de más de 14 años, pero lo ha acabado dejando a los 18. Además de los menores de edad, las mujeres embarazadas y las personas con determinadas patologías estarán exentas de vacunarse obligatoriamente.

"Cada cual es responsable de su salud y toma sus decisiones, pero somos una comunidad y, cuando se trata de la seguridad de la comunidad, todos tenemos responsabilidad", ha argumentado el canciller este domingo en rueda de prensa.

En estos momentos, un 72% de la población austríaca se ha vacunado con la pauta completa (dos o tres dosis). El gobierno ha anunciado que, si no se llega a un nivel satisfactorio de vacunación, se aplicará una tercera fase de la ley, con una cita obligatoria para vacunarse. En caso de ignorarla, se aplicará de manera automática una multa, dos veces el año, con un importe máximo de 3.600 euros anuales. "En el mejor de los casos, ni siquiera necesitaremos esta tercera fase", ha dicho Nehammer, que ha enfatizado que hay que evitar un nuevo confinamiento general, como el que se levantó justo antes de Navidad.

Las autoridades austríacas han anunciado este domingo más de 15.000 nuevas infecciones registradas en las últimas 24 horas, el nivel más alto hasta ahora para un domingo. La incidencia de la última semana se sitúa a los 1.135 casos por 100.000 habitantes, el doble que la semana anterior. Con todo, la presión hospitalaria sigue con tendencia a la baja.

Protestas semanales

Tanto la imposición de la vacuna como de las medidas restrictivas para los no inmunizados ha levantado fuertes controversias en Austria. El partido opositor ultranacionalista FPÖ, la tercera fuerza en el Parlamento , representa la principal voz en contra de esta estrategia, y decenas de miles de personas protestan cada sábado en Viena desde hace semanas.

Este sábado, cerca de 30.000 personas, según la policía, se manifestaron otra vez en la capital del país, con gritos de "paz, libertad y soberanía", espoleados por el partido de ultraderecha y su líder , Herbert Kickl, próximo a círculos extremistas, que ha tildado la gestión de la pandemia de "dictadura" en varias ocasiones.

stats