Europa
Internacional 29/04/2021

Borrell avisa a Kosovo que no entrará en la UE sin un acuerdo con Serbia

El primer ministro del país balcánico, no reconocido por España pero sí por la mayor parte de estados de la UE, se ha reunido con el alto representante

3 min
El primer ministro de Kosovo, Albin Kurti (a la izquierda), y la cabeza de la diplomacia europea, Josep Borrell, durante la rueda de prensa posterior a la reunión que han mantenido este jueves

SabadellEl alto representante de la Unión Europea para Asuntos exteriores, Josep Borrell, ha advertido este jueves al primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, que su país no podrá formar parte de la Unión Europea mientras no llegue a un acuerdo con Serbia, el país del cual se independizó unilateralmente en 2008. Lo ha dicho después de reunirse en Bruselas con el líder del país balcánico, un encuentro incómodo para la cabeza de la diplomacia europea porque España no ha reconocido nunca la existencia de Kosovo como sí que han hecho la mayoría de estados de la Unión Europea. Actualmente, Kosovo tiene la condición de "potencial candidato" a entrar en la UE, mientras que Serbia ya ha logrado el estatus de país candidato.

"El camino europeo de Kosovo está ligado a este diálogo [con Serbia]. No hay alternativa", ha dicho Borrell, que ha añadido: "Es evidente que sin un estatus internacional ampliamente reconocido, el camino europeo de Kosovo no tiene futuro". Actualmente, 98 de los 193 estados que forman parte de la ONU reconocen la existencia de Kosovo, así como 22 de los 27 países de la UE. Además de España, los estados miembros que se niegan a reconocer Kosovo son Rumanía, Eslovaquia, Chipre y Grecia. Tampoco lo han reconocido Rusia y China.

Reanudación del diálogo

"Puede contar con mi buena voluntad", le ha respondido Kurti durante la rueda de prensa. Aun así, el líder kosovar ha rechazado, tal como ya había anunciado previamente, la propuesta que Borrell lanzó el lunes, después de reunirse con el primer ministro serbio, Aleksandar Vučyć, de celebrar un encuentro entre los dos el 11 de mayo. "El futuro diálogo con Serbia se tiene que preparar bien antes y se tiene que basar en principios claros", había argumentado Kurti este miércoles. Después de la reunión con Borrell, los dos han situado a finales de junio la reanudación del diálogo entre Belgrado y Pristina.

Antes, Kurti sí que asistirá al encuentro, organizado también por Borrell, con los líderes de los seis países balcánicos que hacen cola para entrar en la UE (Kosovo, Serbia, Montenegro, Macedonia del Norte, Albania y Bosnia y Herzegovina), que tendrá lugar el 18 de mayo. "Para poner encima de la mesa todas las cuestiones referentes en los Balcanes occidentales tenemos que estar los seis países, y no hay mejor lugar que Bruselas para la reunión", ha dicho el líder kosovar.

Las negociaciones entre Belgrado y Pristina, patrocinadas por la UE, empezaron en 2011, tres años después de la declaración de independencia de Kosovo, y culminaron en un primer acuerdo en 2013 que permitió una cierta normalización de las relaciones. Desde entonces, el diálogo se ha mantenido abierto pero con muchas interrupciones. Después de dos años de pausa, las conversaciones se retomaron en septiembre del año pasado con un acuerdo económico impulsado por Estados Unidos y un nuevo encuentro bajo el patrocinio de la UE, pero desde entonces las negociaciones volvieron a quedar interrumpidas.

En la reunión de lunes, Borrell había animado Vučyć a retomar el contacto con Kosovo de cara "a lograr un acuerdo completo y jurídicamente vinculante sobre la normalización de las relaciones" entre los dos países. "Necesitamos que el proceso continúe y que produzca resultados", dijo el alto representante.

Acercamiento a la UE

Albin Kurti, que llegó al frente del gobierno de Kosovo el mes pasado después de una contundente victoria electoral, se ha reunido con Borrell en el marco de una visita institucional de dos días a Bruselas, durante la cual también ha tenido ocasión de reunirse con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; con varios comisarios; con el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, y con el primer ministro belga, Alexander de Croo.

En un tuit, el líder kosovar ha querido hacer explícito su acercamiento a las instituciones comunitarias remarcando que "el proyecto de paz, democracia y bienestar de la Unión Europea no se puede dar por hecho", sino que "se tiene que defender".

Albin Kurti, primer ministro de Kosovo

En este sentido, durante la rueda de prensa conjunta con Borrell Kurti ha señalado que Kosovo "mira a la UE" y no a Rusia y China a la hora de obtener vacunas contra el covid-19. Borrell ha anunciado que el país balcánico recibirá 95.000 vacunas enviadas desde Bruselas y financiadas con presupuesto comunitario.

stats