Internacional 30/06/2021

Crece la mortalidad en Canadá por la oleada de calor

Las temperaturas han llegado a 49,6°C, más del máximo histórico de 1937

Mar Bermúdez i Jiménez
3 min
Una oleada de calor golpea el oeste del Canadá.

BarcelonaEn la provincia canadiense de Columbia Británica, en el oeste del país, en los últimos cuatro días han muerto 233 personas, más del doble de la media para este periodo de tiempo. Las temperaturas han escalado hasta llegar a récords no experimentados nunca. Se ha vivido una "calor extrema"; se ha llegado a temperaturas de 49,6 °C. Según fuentes oficiales, la cifra de muertes como consecuencia directa o indirecta todavía crecerá más en las próximas horas y los próximos días. La policía de Vancouver ha informado de un aumento de las llamadas relacionadas con muertes repentinas desde el pasado viernes. En concreto, se han atendido 65 cuando en circunstancias normales se gestionan tres o cuatro de este tipo en un día.

"Vancouver nunca ha experimentado un calor como este y, lamentablemente, decenas de personas están muriendo. Nuestros agentes están al límite, pero estamos haciendo todo lo posible para que la gente esté segura", ha dicho Steve Addison, sargento de la policía del municipio. Varias ciudades han habilitado espacios donde la gente puede resguardarse y refrescarse, una iniciativa necesaria porque las temperaturas habitualmente moderadas hacen que muchos establecimientos no tengan aire acondicionado. Desde el ministerio de Medio Ambiente de Canadá se ha pedido a la población que se mantenga hidratada, evite las actividades en el exterior y, en caso de no poder acceder a ningún espacio próximo refrigerado, haga paradas en bibliotecas, centros comerciales u otros lugares con aire acondicionado. El consumo energético en Columbia Británica se ha disparado estos días hasta llegar a máximos históricos.

En un comunicado, desde el servicio de investigación de circunstancias de muertes inusuales, repentinas, inesperadas e inexplicables de la provincia, el British Columbia Coroners Service, se ha anunciado que "desde el inicio de la oleada de calor, a finales de la semana pasada, se ha experimentado un aumento significativo de las muertes registradas y que están recopilando información para determinar su causa", y el posible impacto que el calor extremo haya podido tener.

La exposición ambiental al calor puede provocar consecuencias graves para la salud o, directamente, ser mortal, sobre todo en personas mayores, lactantes, niños pequeños y en personas con enfermedades crónicas, según ha explicado una de las forenses del equipo, Lisa Lapointe.

El calor rompe el récord del 1937

Columbia Británica cerró el lunes escuelas y universidades debido a la subida de las temperaturas. Lytton, una ciudad del centro de la provincia, a unos 200 km al norte de Vancouver, había registrado el día anterior una temperatura de 49,6ºC, una cifra jamás alcanzada en el país. Canadá es ampliamente conocido por su invierno y su nieve y antes de este fin de semana la temperatura máxima histórica en el país era de 45ºC, establecida a Saskatchewan en 1937, según Environment and Climate Change Canada. El mismo servicio ha indicado que "se espera que estas máximas diurnas extremas persistan muy por encima de lo normal hasta el 1 de julio". Otro de los efectos de la oleada de calor es que "las mínimas nocturnas no bajarán lo bastante para proporcionar alivio en las zonas más afectadas".

La oleada de calor al noroeste del Pacífico, una zona donde son habituales los largos periodos de lluvias, es consecuencia de un sistema de altas presiones que ha quedado inmóvil. El ministerio de Medio ambiente ha anunciado que la oleada de calor tendría que empezar a remitir este viernes, pero mientras tanto las altas temperaturas están llegando ya a la provincia de Alberta, y el ministerio ha decretado la alerta en 34 regiones. Según la opinión de muchos especialistas, se espera que el cambio climático incremente la frecuencia de oleadas de temperaturas extremas.

stats