Internacional 09/01/2022

Decenas de miles de franceses salen a la calle contra la presión de Macron a los no vacunados

Las manifestaciones reclaman "libertad" y critican "la dictadura sanitaria" del gobierno

ARA
2 min
Manifestación en Francia

BarcelonaUna parte de los franceses siguen enfurecidos por las palabras que, el martes, pronunció el presidente Emmanuel Macron contra la población que no se ha querido vacunar. "Los joderé hasta el final", dijo el mandatario. Este sábado, y como respuesta a estas declaraciones, decenas de miles de personas han salido a la calle en varias ciudades de Francia para clamar contra la presión que el Elíseo está haciendo contra los contrarios a ponerse la vacuna por el covid-19. El ministerio del Interior los ha cifrado en 105.200, en localidades como París, Montpellier, Estrasburgo, Marsella, Lyon o Toulouse.

En la capital francesa –también en Montpellier– se han registrado disturbios que han llevado a la policía a lanzar gases lacrimógenos. El gobierno ha comunicado 34 detenciones en todo el país y una decena de agentes heridos leves.

En París, donde se han movilizado 18.000 personas en varias marchas de acuerdo con el departamento de Interior, la más numerosa ha sido convocada por el líder del movimiento ultraderechista Los Patriotas, Florian Philippot. El desfile ha sido encabezado por una pancarta con el lema "Libertad" y dominaban las banderas francesas y las consignas contra Macron. “Macron, no queremos tu certificado”, "Basta dictadura sanitaria" o las referencias al presidente como un dictador han sido los mensajes más habituales. En una pantalla gigante se han proyectado mensajes de apoyo de varias personalidades internacionales, como Steve Bannon, antiguo consejero del expresidente de los Estados Unidos Donald Trump.

El "emmerder " de Macron, que el presidente ha querido reafirmar en los siguientes días –incluso el viernes durante la visita a París de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen–, ha encendido el debate sobre la vacunación en Francia, con un marcado tono electoralista, puesto que las presidenciales son en abril. Este clima se ha visto presente en los debates en la Asamblea Nacional, que ha aprobado el proyecto de ley del gobierno que obligará a presentar un certificado de vacunación para poder participar en la mayoría de actividades sociales del día a día en Francia.

Vacuna para coger el tren

Desde julio se necesitaba presentar un certificado sanitario –con vacunación o prueba diagnóstica negativa–, pero cuando la ley salga adelante solo será válido un certificado que demuestre que se tiene la pauta completa de la vacuna contra el covid-19. Como en otros países europeos, las pruebas diagnósticas ya no serán aceptadas para, por ejemplo, acceder a un bar o un restaurante, ir al cine, al teatro o a un estadio, o incluso viajar en un transporte público de larga distancia, como un autobús, un tren o un barco.

El ejecutivo confía en que el pasaporte entre en vigor hacia el 15 de enero, como anunció en un primer momento, pero esto ya no está en sus manos: el texto pasará ahora al Senado antes de volver a la Asamblea para ser ratificado y ser analizado por el Consejo de Estado.

stats