Internacional 22/02/2022

EE.UU. advierte que la decisión de Putin "pone a prueba" el sistema internacional

Washington dice que "no tiene ningún sentido" pensar que las tropas rusas vayan a las repúblicas del Donbás para mantener la paz

3 min
Joe Biden con Vladimir Zelenski

WashingtonLa escalada en Ucrania ha obligado a una reunión de emergencia y urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas este martes de madrugada, que ha servido de escaparate de la unidad del bloque encabezado por Estados Unidos en la crítica a las acciones rusas y a la decisión del presidente Vladímir Putin de tensar la cuerda al máximo con el reconocimiento de la independencia de las repúblicas del Donbás y el envío de tropas.

La embajadora de EE.UU. en la ONU, Linda Thomas-Greenfield, ha asegurado que con este movimiento "Putin quiere que el mundo viaje en el tiempo a una época anterior a las Naciones Unidas, a una época donde los imperios gobernaban el mundo". Básicamente, según la diplomática norteamericana, se trata de un pulso y de "poner a prueba" el sistema internacional actual.

Las críticas y denuncias de EE.UU., con el apoyo de muchos de los miembros del Consejo de Seguridad, han ido en todos los frentes. También al envío de tropas, y especialmente al hecho de que Putin las haya definido como "pacificadoras" para garantizar la paz en los territorios de Donetsk y Lugansk. "No tiene ningún sentido. Todos sabemos lo que son realmente", ha espetado.

El discurso más encendido de la sesión ha sido el del representante de Ucrania, Sergi Kislitsia, que ha dicho que Rusia es un "virus" que ha causado el caos en su país, y ha afirmado directamente que "las Naciones Unidas están enfermas" a causa "del virus propagado por el Kremlin". En un tono desafiante, el diplomático ha dicho que su país "no tiene miedo de nadie" y que no permitirá que se cambien las fronteras ni ahora ni nunca.

En un tono opuesto ha hablado el embajador ruso, Vassili Nebenzia, que ha insistido que todavía estaban abiertos a la solución diplomática y que su país "no tiene ninguna intención de un nuevo baño de sangre en el Donbás".

Al inicio de la sesión, la secretaria general adjunta de la ONU en temas políticos, Rosemary Di Carlo, ha asegurado que "las próximas horas y días serán críticos" para el futuro de la zona. "El riesgo de gran conflicto es real y se tiene que evitar como sea", ha dicho.

Empiezan a aplicarse sanciones

La sesión de emergencia en las Naciones Unidas ha sido el punto final de una jornada en la que el gobierno de Joe Biden ha dejado claro que ya tienen en marcha la maquinaria de respuesta a las acciones rusas, en parte –según dicen– porque esperaban que Putin actuara cómo ha actuado y no les ha cogido por sorpresa .

Al poco del discurso de Putin, el presidente de los EE.UU. firmaba la orden ejecutiva para bloquear inversiones en las repúblicas del Donbás, y este martes anunciará, en coordinación con los aliados europeos, un paquete de sanciones contra Rusia. Según Reuters, se podría tratar de la prohibición de transacciones bancarias de entidades financieras norteamericanas con los principales bancos rusos.

Pero no serán las grandes medidas punitivas "rápidas y severas" que han prometido por activa y por pasiva en las últimas semanas, sino un adelanto de lo que puede llegar a ser. Estas las guardan por cuando sea la "invasión", en caso de que se produzca: la definición de cuándo se considerará que Rusia ha invadido Ucrania lleva de cabeza a la administración Biden, que hoy por hoy ha sido incapaz de dar una respuesta clara.

Sobre el terreno, y en una medida de seguridad extrema, todo el cuerpo diplomático norteamericano que todavía está en Ucrania ha hecho noche en Polonia.

stats