Internacional 28/09/2021

Escenas de tensión en algunas gasolineras del Reino Unido

El gobierno pone en alerta a 150 militares para distribuir combustible con camiones

3 min
Aspecte que presentaba este martes por la mañana un gasolinera a las cercanías de Manchester, al norte de Inglaterra

LondresEn las últimas horas se han registrado algunas escenas de tensión entre los automovilistas en gasolineras del Reino Unido, que sigue mayoritariamente afectado por la poca de distribución de combustible debido a la falta de conductores de camiones de gran tonelaje que la transportan desde las refinerías hasta las estaciones de servicio. Con todo, el presidente de la Asociación de Minoristas de Gasolina, Brian Madderson, ha explicado este martes que "los niveles extremos de demanda registrados durante el fin de semana se han reducido un poco". Pero también ha advertido de que sus miembros (que representan el 65% de todas las estaciones de servicio del Reino Unido) informan de que todavía "hay puntos de venta sin combustible". De hecho, en algunas gasolineras se ha racionado la venta, y solo se puede poner hasta un máximo de 30 libras.

Una gasolinera en Stoke-on-Trent anuncia el racionamiento de la gasolina, este martes

El gobierno se aferra a ello y también dice que hay síntomas de mejora. A pesar de todo, ha ordenado que 150 militares especializados en la conducción de tráileres se pongan en alerta para distribuir combustible si la situación se agrava.

Una situación que fuentes del ejecutivo consideran "que tiende a la estabilización" y que sostienen que ha sido creada, básicamente, por el pánico de los conductores ante la posibilidad de quedarse sin gasolina más que por la falta de conductores ni por problemas estructurales de la distribución logística.

A pesar del relativo optimismo de Downing Street, a lo largo de este martes se han seguido viendo colas en gasolineras de toda la Gran Bretaña, una escena que se ha repetido por cuarto día consecutivo. El mensaje oficial sigue siendo que los conductores solo compren la gasolina que necesitan. Un mensaje que no ha recogido nada bien la población después de meses de registrar problemas en la distribución logística de alimentos y de ver cómo los estantes de los supermercados se vaciaban sin que se repusiera el género durante días: justamente por la falta de conductores de tráileres para llevar las mercancías desde las plantas de procesamiento hasta los puntos de venta.

La asociación profesional de conductores de vehículos pesados del Reino Unido calcula que faltan por cubrir unas 90.000 plazas.

Cola de vehículos ante una gasolinera en el sur de Londres, este lunes por la tarde

Los que consiguen llenar los depósitos han visto cómo el precio ha subido a niveles que no se veían desde hacía ocho años. Así, este lunes el precio de un litro de gasolina era, de media, de 1,36 libras (1,58 euros). Desde septiembre de 2013 no se llegaba a este máximo. Varias asociaciones profesionales –médicos, enfermeras, maestras y otros sectores clave, como la de la manipulación de alimentos– han hecho llamamientos a priorizar la venta de gasolina a estos colectivos, dado el papel clave que tienen en el día a día del país.

Dudas y más dudas

Las dudas sobre la participación del ejército para normalizar la situación solo son un reflejo de la improvisación del gobierno Johnson. Durante el fin de semana, diferentes informaciones periodísticas aseguraron que los militares se harían cargo de la situación. Una versión que se mantuvo hasta el lunes. Después, cambio de discurso para asegurar que se descartaba la movilización y finalmente, a última hora de ayer, anunció que se ponía en alerta a 150 soldados.

Sobre las causas de esta situación, el ministro de Transportes, Grant Shapps, ha dicho también una cosa y la contraria con pocas horas de diferencia. Durante el fin de semana había asegurado que era una "equivocación" apuntar al Brexit como responsable de la situación. Pero este martes ha afirmado que, además de la cancelación de los exámenes de conductores de tráiler el año pasado por la disrupción de la pandemia, ha apuntado que "no hay duda de que el Brexit ha sido un factor" que ha empeorado la situación. La prueba es que, hoy por hoy, en el econtinente no se han registrado escenas como las que ha vivido el Reino Unido en las últimas 96 horas.

Que el gobierno haya decidido emitir 5.500 visados para conductores extranjeros para ayudar a regular la situación solo confirma que el divorcio de la Unión Europea ha sido un factor más de agravación del asunto. Los profesionales del volante indican que es un parche que no servirá para resolver el problema a largo plazo.

stats