Internacional 26/02/2022

España rechaza el asilo a una familia ucraniana, pero concede protección subsidiaria

La Audiencia Nacional argumenta que no puede contravenir la obligatoriedad de alistarse

3 min
Protesta de ucranianos ante la embajada de Rusia en Madrid

MadridLa Audiencia Nacional rechazó este jueves una petición de asilo de una familia ucraniana, pero ha concedido la protección subsidiaria. Se trata de la primera solicitud que se resuelve desde el estallido de la guerra y afecta a cuatro personas que la presentaron en Soria el 20 de diciembre de 2018. En aquel momento no se vivía la situación actual, si bien en la región del Donbás sí que había conflicto con víctimas mortales desde las protestas del Euromaidán y la anexión rusa de Crimea en 2014.

El ministerio del Interior rechazó la petición de asilo porque consideraba que no había indicios de que el hecho de rechazar el requerimiento al servicio militar comportara ninguna acción que vulnerara sus derechos fundamentales. "No se puede considerar que ninguna persona en Ucrania pueda tener un miedo fundado de persecución por motivo de procesos de reclutamiento en este país", defendía el departamento liderado por Fernando Grande-Marlaska.

También se opuso a la protección subsidiaria. Creía que volver a Ucrania no suponía un "riesgo real de sufrir amenazas graves contra la vida o su integridad motivadas por una violencia indiscriminada en situaciones de conflicto internacional o interno [artículo 10 c) de la ley de asilo]". La resolución detallaba que los problemas se focalizaban a Donetsk y Lugansk y que la familia no vivía cerca. Ellos alegaron, sin embargo, que residían en Jersón, ciudad fronteriza con Crimea y conectada con el Donbás.

La Audiencia Nacional tenía sobre la mesa resolver el recurso a aquella decisión del ministerio del Interior y ha rechazado el asilo por los mismos motivos que el Gobierno español: las consecuencias de no alistarse no justifican la concesión del estatuto del refugiado. Así lo ha determinado el Tribunal Supremo en varias sentencias anteriores a las cuales se acoge ahora la sala contenciosa administrativa de la Audiencia Nacional. "Si en el país de origen el servicio militar es obligatorio, no se puede pretender que este tribunal favorezca el incumplimiento de este deber cívico; aún más cuando no se ha alegado que el castigo que pueda conllevar para el autor de la deserción sea un trato degradante o inhumano", ha dejado dicho el Supremo.

"Una cuestión diferente es el cumplimiento de los requisitos para la protección subsidiaria", prosiguen los jueces en su sentencia. El escenario ha cambiado por completo y ahora la guerra afecta a todo el país. "Es notorio y suficientemente conocido que Ucrania se encuentra inmersa en un conflicto internacional que se enmarca en el artículo 10 c) de la ley de asilo, sin que la inestabilidad y volatilidad de la situación permita considerar la posibilidad de reubicación interna en condiciones de seguridad y razonabilidad. [...] En la fecha y las circunstancias actuales no se puede garantizar la protección en ninguna zona del país", destacan.

Frente común para aceptar las peticiones

La resolución judicial llega el mismo día que Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, Compromís y Més per Mallorca han elaborado un manifiesto en el cual reclaman al ministerio del Interior que conceda las peticiones de asilo que lleguen los próximos días. Fuentes del equipo de Marlaska aseguran que todavía no hay desde que ha estallado la guerra. Las formaciones políticas mencionadas han instado al ministerio, precisamente, a no discriminar a la hora de resolver las solicitudes por el motivo de fuga del reclutamiento militar. Las diferencias entre el asilo y la protección subsidiaria tienen que ver sobre todo con el periodo de vigencia de las ventajas para los afectados. En el caso de la protección subsidiaria se otorga el permiso de residencia durante cinco años.

Los partidos políticos anteriormente mencionados también han pedido que las peticiones que hay en curso de asilo o protección subsidiaria se concedan. Fuentes de la Audiencia Nacional informan que hay otros recursos de familias ucranianas pendientes de resolver, pero no han concretado la cifra. En el ministerio del Interior constan durante el mes de enero 7.854 solicitudes de protección presentadas y la ucraniana no figura entre las nacionalidades que encabezan la lista. Habrá que ver si cambia en las próximas estadísticas.

stats