Estados Unidos
Internacional  /  Estados Unidos 22/08/2022

Golpes de cabeza en el suelo y puntapiés: tres policías de EE.UU. suspendidos por apalear a un detenido

Las imágenes se han hecho virales en el país norteamericano y recuerdan al asesinato de George Floyd

ARA
2 min
Una captura del vídeo en que se ve la agresión.

BarcelonaLas imágenes son brutales. Un vídeo, que se ha hecho viral en las redes sociales, muestra como tres agentes de la policía de Arkansas, en Estados Unidos, dan una paliza horrorosa a un detenido que tienen inmovilizado contra el suelo. Cada agente hace una función concreta. Uno, el del medio, inmoviliza al hombre, haciendo caer todo su peso contra el cuerpo del detenido y bloqueándolo con la rodilla, una postura que recuerda al asesinato de George Floyd. Otro le da puntapiés en casi todas las partes del cuerpo. Y el tercero se centra en la cabeza: no solo no para de darle puñetazos, sino que también le coge la cabeza y le golpea en varias ocasiones contra el suelo.

Los hechos tuvieron lugar el domingo en la localidad de Mulberry, después de que la policía del condado recibiera una llamada de un establecimiento en el que se denunciaba que un joven estaba amenazando a los trabajadores del establecimiento y a algunos clientes. Según las autoridades, el chico habría proclamado consignas terroristas –que no han detallado– y habría amenazado a un trabajador del local con "cortarse la cara".

En el vídeo se ve cómo la chica que lo graba grita a los agentes: "No lo golpeéis. Necesita su medicamento". Pero los oficiales continúan con la paliza y piden a la joven que entre en el coche y se marche.

El detenido ha sido identificado: tiene 27 años, se llama Randall Worcester y fue atrapado por la policía mientras intentaba huir en bicicleta por la carretera. Después de la detención fue trasladado a un hospital, acusado de amenaza terrorista, resistirse a ser detenido y otros cargos. Ahora está bajo custodia policial y no se ha informado en detalle de su estado de salud.

En realidad se desconocen la mayoría de los detalles del caso y, por este motivo, la policía estatal de Arkansas ha iniciado una investigación. De momento, sin embargo, los tres agentes –dos son ayudantes del sheriff del condado de Crawford y el tercero es un oficial de la policía de Mulberry– han sido suspendidos. "Se tomarán las medidas adecuadas", ha asegurado James Damante, jefe de la policía de Crawford.

stats