Coronavirus
Internacional 19/02/2021

Un estudio de Israel revela que la vacuna de Pfizer tiene una efectividad del 85% con una sola dosis

La investigación se ha hecho con más de 7.000 trabajadores sanitarios que fueron vacunados en el hospital Sheba de Tel Aviv

Javier de la Sotilla
3 min
Pfizer vacunas
Disponible en:

BarcelonaLa primera dosis de la vacuna de Pfizer-BionTech contra el coronavirus tiene un 85% de efectividad en las infecciones sintomáticas, según muestra un estudio hecho en Israel y publicado en la revista médica The Lancet . La investigación, en la que se ha inoculado 7.214 sanitarios en el Centro Médico Sheba de Tel Aviv, revela una importante reducción de la tasa de infectados entre 15 y 28 días después de recibir la primera dosis. Si también se tienen en cuenta los asintomáticos, el nivel de protección de la vacuna se sitúa en un 75%.

Estos datos podrían avalar la estrategia que ha seguido el Reino Unido, donde el gobierno de Boris Johnson ha decidido utilizar solo una dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna pero en un porcentaje más elevado de la población, retrasando así la segunda inyección. La publicación de Lancet llega el día siguiente de la sugerencia de dos investigadores canadienses, que en una carta publicada en el New England Journal of Medicine defendieron esta estrategia, asegurando que la eficacia de la primera dosis era del 92,6%. Dada la escasez de vacunas en ciertas regiones del mundo -donde 130 países no han recibido una sola dosis-, con una distribución cualificada de “salvajemente desigual e injusta” por secretario general de la ONU, António Guterres, el retraso de la segunda dosis podría acelerar la inmunización de la población mundial.

En un comunicado, la empresa farmacéutica Pfizer ha informado que estaba realizando un análisis propio de los datos del estudio llevado a cabo en Israel para comprender qué impacto tiene su vacuna para prevenir infecciones de las diversas variantes de coronavirus, como la británica, la sudafricana, la brasileña o la identificada este viernes en Japón. “Los regímenes alternativos de dosificación de la vacuna” todavía no han sido evaluados, explica Pfizer, que recuerda que la decisión sobre si aplicar solo la primera dosis para retrasar la segunda corresponde a las autoridades sanitarias de cada país.

Prudencia con las conclusiones

A pesar del optimismo con el que se han recibido estos resultados, la epidemióloga del Centro Médico Sheba, Gili Regev-Yochay, ha dicho que se tendrían que tomar con cautela, dado que casi toda la población analizada en el estudio es “joven y sana”. “No tenemos muchos empleados con más de 65 años en nuestros equipos”, ha matizado en declaraciones a la prensa local. Por lo tanto, las conclusiones de la investigación podrían variar con las personas de mayor edad, donde posiblemente la efectividad de la primera dosis no sea tan elevada.

El hospital israelí ha destacado que el estudio se llevó a cabo en enero, durante un aumento de las infecciones por covid -19 en Israel que supuso el pico de la tercera oleada de la pandemia. El país lidera de manera agobiante el índice de vacunación per cápita a nivel mundial: según datos de este jueves, se han administrado 81,78 dosis por cada 100 personas en el país, lejos de los Emiratos Árabes Unidos (54,33), el Reino Unido (25,04) y los Estados Unidos (17,44). Estos niveles de inoculación han permitido a Israel vacunar casi un tercio de sus 9,2 millones de habitantes con las dos dosis de Pfizer y cerca de la mitad con la primera.

Este elevado porcentaje de personas vacunadas ha permitido a varias instituciones del país comprobar su eficacia. Los últimos días se han publicado datos de reducción de los contagios que han calificado de muy alentadores: de las 428.000 personas que han recibido la segunda dosis, una semana más tarde solo se han infectado 63, es decir, el 0,015%. El reciente estudio publicado en la revista Lancet demuestra ahora que la primera dosis también produce muy buenos resultados.

stats