Internacional  /  Europa 28/04/2022

Putin amenaza a Occidente con "ataques relámpago" si interfieren en Ucrania

Los soldados atrincherados en la planta Azovstal de Mariupol piden una extracción como la de Dunkerque

3 min
Manifestació en el centro de Kíiv para reclamar la liberación de la planta de Azovstal a Mariúpol.

BarcelonaEl presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha amenazado este miércoles con "ataques relámpago" sobre cualquier país occidental que "interfiera" en el conflicto en Ucrania y que "cree amenazas estratégicas inadmisibles para Rusia". Lo ha dicho ante el Consejo de Parlamentarios en San Petersburgo, donde ha acusado a Occidente de querer dividir Rusia en diferentes piezas y de haber empujado a Ucrania a un conflicto con Moscú. "Si alguien intenta intervenir en los acontecimientos que están en marcha desde el exterior y crea amenazas estratégicas inaceptables para nosotros, tiene que saber que nuestra respuesta será rápida y relámpago", dijo.

También ha amenazado con usar toda su tecnología militar: "Tenemos herramientas para ello que nadie más puede presumir de tener. Y nosotros no presumimos. Las utilizamos si es necesario. Y quiero que todo el mundo lo sepa", ha dicho. A la vez, ha señalado que su gobierno ya ha usado algunas de las herramientas a su alcance ante interferencias extranjeras en el conflicto de Ucrania, en referencia probablemente a la decisión de cortar el gas a Polonia y Bulgaria.

Más allá de las amenazas del líder del Kremlin, la guerra en Ucrania sigue. Un asesor del alcalde de Mariupol, Petró Andryushchenko, aseguraba que se habían registrado nuevos ataques rusos sobre la planta metalúrgica de Azovstal, el único espacio que todavía no está bajo control ruso en la ciudad portuaria de Mariupol. Desde aquel último reducto, de hecho, los soldados ucranianos atrincherados han hecho este miércoles un llamamiento desesperado. En un vídeo colgado en las redes, el comandante de la brigada 36 ucraniana, Serhiy Volyna, pedía desde el bunker de Azovstal que los liberaran con una extracción similar a la que los soldados ingleses y franceses llevaron a cabo durante la Segunda Guerra Mundial en la ciudad de Dunkerque, donde centenares de soldados de estos países estaban atrapados por los nazis. "Hace 62 días que luchamos contra el encarcelamiento. Ahora estamos ubicados territorialmente en la planta de Azovstal. En nuestro grupo hay más de 600 heridos de diferentes grados de gravedad. Necesitan una atención médica urgente. También hay heridos civiles, a los que ayudamos tanto como podemos. Nos acompañan centenares de civiles, decenas de niños, muchas personas con discapacidad y gente mayor", ha añadido, y ha apuntado que los podría salvar todavía una operación como la que se conoce como "el milagro de Dunkerque".

Asedio en el Donbás

Rusia estrecha su control hacia el sur de Ucrania, mientras siguen los combates también en el este, en el Donbás, con bombardeos constantes sobre Járkov. En el sur, este miércoles Rusia aseguraba haber destruido un almacén de armamento que Estados Unidos y la Unión Europea habían enviado a Ucrania y que estaba en la región de Zaporiyia, donde controlan también la planta nuclear más grande de Europa. El Gobierno ucraniano aseguraba que las fuerzas rusas planeaban un referéndum para escenificar la anexión a Rusia de toda la provincia de Jersón, tal como hicieron con Crimea en 2014. En la localidad de Jersón, la primera gran ciudad que ocuparon las tropas rusas, centenares de ciudadanos han salido a las calles para protestar contra la ocupación, pero las tropas de Moscú han respondido con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras, según ha informado el fiscal general de Ucrania en un comunicado.

En un vídeo compartido en las redes sociales se veía a gente que corría para huir de una plaza llena de humo, después de escucharse el sonido de una explosión, y también se escuchaba a la gente como tosía y algunos se tapaban los ojos con las manos. Reuters verificó la ubicación del vídeo como una calle de Jersón. La agencia ha hablado por teléfono también con dos personas que habían participado en la manifestación, que decían que la gente ondeaba banderas de Ucrania y cantaba el himno nacional cuando un gran número de fuerzas rusas llegaron a la plaza. Los soldados rusos dispararon primero al aire.

Miles de personas han huido de Jersón desde el inicio de la invasión y el martes el Kremlin anunció que ya había conseguido el control completo de la región. "La gente que queda en la ciudad está muy deprimida, entienden que no pueden hacer nada, hay policía en todas partes y paran a todo el mundo en todas partes. Muchos tienen miedo, pero muchos otros van a manifestaciones y ondean banderas y lazos amarillos y azules en apoyo a Ucrania", explicaba a la agencia un trabajador de fábrica de Jersón. Moscú ha nombrado a un nuevo alcalde en Jersón y todas las autoridades locales y regionales de los gobiernos previos ucranianos han huido. Se desconoce dónde.

stats