Internacional  /  Europa 25/04/2022

La UE respira después de la victoria de Macron

Los principales líderes de las instituciones ven el resultado como una garantía de continuidad en la integración y la cooperación europeas

3 min
Ursula von der Leyen y Emmanuel Macron, ayer en París.

BruselasLa Unión Europea se temía un estruendo o, como mínimo, un futuro mucho más complicado si la ultraconservadora Marine Le Pen se hubiera convertido este fin de semana en la presidenta de la República Francesa. Pero con la victoria de Macron , en Bruselas respiran, después de contener el aliento desde que la líder del Frente Nacional pasó la primera vuelta. No solo porque la gestión de la guerra en Ucrania requiere unidad y el empujón que aportaba el europeísmo de Macron, sino también porque con la pandemia y el enfrentamiento con Rusia se ha ganado conciencia de la necesidad de una Europa más geopolítica que no se entiende sin el motor galo. Las reacciones de las diferentes voces y líderes comunitarios que se han ido transcurriendo desde que se proclamó la victoria del liberal prueban la importancia europea de estas elecciones.

Uno de los primeros en reaccionar fue el presidente del Consejo Europeo, el también liberal Charles Michel, que lo hacía de manera contundente: "Un caluroso bravo", tuiteaba, convencido de que "en este periodo tortuoso necesitamos una Europa sólida y una Francia totalmente involucrada en una Unión Europea más soberana y estratégica". La derrota de Le Pen, por mucho que ha sido ajustada, es vista desde Bruselas como una garantía de continuidad en un camino hacia más integración y conciencia de la Unión, que se ha acelerado desde la pandemia del coronavirus. Fue clave el tándem París-Berlín para activar la primera gran emisión de deuda conjunta de la historia de la UE, como también ha sido clave esta visión y empujón para comprar vacunas para los Veintisiete o aprobar sanciones históricas contra Putin.

De aquí las palabras también efusivas de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que casi le debe el cargo al líder francés: "Espero continuar con nuestra excelente cooperación. Juntos haremos avanzar Francia y Europa". Y similar fue el tuit de la presidenta de la Eurocámara, Roberta Metsola, que calificó el resultado de una "gran reelección" y asumió que una "UE fuerte necesita una Francia fuerte". Ni Von der Leyen ni Metsola son del mismo grupo político que Macron, pero sus celebraciones prueban la importancia que tiene para el conjunto de Europa que Le Pen no haya llegado, por ahora, en el Elíseo, una posibilidad que hacía temer un boicot interno a las instituciones por los posicionamientos de la ultraconservadora, que, por ejemplo, propugna la primacía del derecho nacional por encima del comunitario o que se ha mostrado próxima a Putin.

Incluso la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), la también francesa Christine Lagarde, celebró la victoria de su compatriota a pesar de no compartir familia política. Según Lagarde, la "incansable dedicación de Macron" al proyecto europeo "será muy necesaria para afrontar los desafíos a Europa". De nuevo, para entender la importancia europea de estas elecciones, solo hace unas semanas que el líder ultraconservador húngaro, Viktor Orbán, revalidó también el cargo, pero ninguno de los principales líderes de las instituciones ni la mayoría de jefes de estado y de gobierno de la UE lo felicitaron públicamente. Orbán y Le Pen, de hecho, habrían hecho piña previsiblemente en dirección completamente opuesta a la que mantiene Macron en política europea y exterior.

Inquietud y prudencia

Sin embargo, todavía no está todo hecho y la tranquilidad no es absoluta. Hasta las legislativas de junio Macron no sabrá hasta qué punto puede gobernar con cierta comodidad. El portavoz del PP en la Eurocámara, el alemán Manfred Weber, también celebraba la victoria del liberal a través de Twitter, pero avisaba que, si bien "Macron ha sido reelegido, su proyecto político ha fracasado". De manera similar se ha pronunciado su homóloga al grupo socialdemócrata, Iratxe Garcia, que a pesar de estar satisfecha porque "Francia haya escogido Europa" considera "preocupante" el resultado de Le Pen. También admitía las "dudas" de los franceses el líder del grupo liberal en el Parlamento Europeo, Stéphane Séjourné: "Sí, esta Francia tiene dudas, pero ha tomado la decisión correcta. Estaremos a la altura".

stats