Covid-19
Internacional 04/01/2022

Israel asegura que la cuarta dosis multiplica por 5 la inmunidad

La realidad israelí contrasta con la de África, donde muchos gobiernos luchan todavía por la primera dosis

Sònia Sánchez
3 min
Vacunes.

BarcelonaEl gobierno israelí ha empezado ya a inyectar una cuarta dosis de la vacuna de covid -19, un refuerzo que según el mismo primer ministro israelí, Naftali Bennett, será clave. Según Bennett, de hecho, una investigación científica israelí ha llegado a la conclusión de que una cuarta dosis de la vacuna de covid-19 multiplica por cinco el número de anticuerpos en el plazo de una sola semana. “Una semana después de inyectar la cuarta dosis, tenemos un alto grado de certeza de que la cuarta dosis es segura", decía Bennett este martes durante una visita al Sheba Medical Centre, que está inyectando dosis de refuerzo a su personal médico. "La segunda gran noticia: sabemos que una semana después de la administración de la cuarta dosis, vemos un crecimiento cinco veces mayor del número de anticuerpos de la persona vacunada", ha dicho a los periodistas.

A la espera de ver el estudio científico, y confirmar que no se trata de una simple estrategia para convencer a la población que se vacune por cuarta vez, el gobierno israelí parece decidido a adelantarse a cualquier otro país en el camino de la vacunación. Los mayores de 60 años y el personal médico del país son los primeros que ya están llamados a inocularse una cuarta dosis de la vacuna.

En África solo un 10% de población está vacunada

Mientras la variante ómicron del covid-19 sigue disparada en todo el mundo, Israel refuerza su estrategia de vacunación, que es desde el inicio de la pandemia de las más adelantadas del mundo . Una situación que contrasta con la de otros muchos países. Mientras Israel ya administra una cuarta dosis, algunos estados africanos todavía luchan para poder poner la primera. A pesar de tener el 16% de la población mundial, el continente africano solo ha administrado el 3% de las vacunas contra el coronavirus del planeta, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Solo un 10% de la población del continente africano está vacunada, a pesar de que el objetivo de la OMS es lograr un 70% de población vacunada en todos los países del mundo a mediados de este 2022. Por el contrario, en Israel el 65% de la población tiene la pauta completa y más del 71% al menos una primera dosis. Pero, aun así, no es el país con más vacunados, porque tiene que convencer todavía a una parte de la población (sobre todo judíos ortodoxos) reticente a las vacunas. Los Emiratos Árabes Unidos son el país con más población vacunada, el 99%, seguidos de Cuba con el 92%, según datos oficiales recogidas por Our World in Data. En cambio, Nigeria, por ejemplo, solo ha vacunado al 5%.

La amenaza de las variantes

Es precisamente esta falta de vacunación global la que permite al virus seguir vivo y mutar de forma rápida, como ha quedado demostrado con la variante ómicron, que está haciendo crecer exponencialmente los contagios en todo el mundo y que fue detectada por primera vez en Sudáfrica. Según un estudio de científicos franceses del instituto hospitalario universitario Méditerranée Infection, publicado en la revista científica MedRxiv, se habría detectado ya otra nueva variante del covid-19 en el sur de Francia en una persona que llegó al país desde Camerún, y de la cual habría 12 casos en total.

Pero la variante predominante en casi todo el mundo es todavía la ómicron, que en Estados Unidos, por ejemplo, ya se ha confirmado como la responsable del 95% de los contagios. Con todo, cada vez más estudios indican que esta variante produce una enfermedad mucho más leve que las anteriores variantes de covid-19. Según varios análisis de laboratorio, las infecciones por ómicron se centran en las vías respiratorias altas y no llegan a los pulmones, de forma que no generan un riesgo tan grave como las otras.

stats